Small Business Support Program

Tradicionalmente, los modelos de recuperación después de un desastre se enfocan más en la infraestructura, la restauración y otros elementos de la recuperación de la vivienda que en la resiliencia económica, incluyendo la continuidad de los negocios. Por eso, después del huracán María, creamos el Small Business Support Program: para apoyar a los dueños de negocios existentes a permanecer abiertos, retener a los empleados y optimizar su establecimiento a través de la ayuda financiera y la asistencia técnica inmediata. 

A principios de 2020, reactivamos el programa para apoyar a los pequeños negocios afectados por la serie de terremotos que afectaron a Puerto Rico en enero, incluyendo uno de magnitud 6.4 que causó estragos y devastación en la zona sur de la isla.

Apoyo a toda la isla en 12 municipios

El impacto del programa

Huracán María

$504 MIL

desembolsados en subvenciones

+200 pequeños negocios

apoyados a través de 11 municipios

+800 horas

de mentoría y asistencia técnica

89% de tasa de apertura

La mayoría de los negocios asistidos por FPR permanecieron abiertos antes de la pandemia, comparado a los puntos de referencia de FEMA, que muestran que entre el 40% y el 60% de las PYMES cierran un año después de una catástrofe natural.


Terremotos de enero de 2020

Nuestro trabajo en acción

$80 MIL

desembolsados en subvenciones en solo dos meses luego de los terremotos

22 pequeños negocios

apoyados en Guánica y Ponce

+120 horas

de mentoría y asistencia técnica

Nuestro enfoque

Evaluación y selección directa.

En vez de abrir el programa a todos los negocios en Puerto Rico a través de un proceso de solicitud abierta, FPR preseleccionó las áreas geográficas de impacto. La decisión se tomó por dos razones. 

  • En primer lugar, al elegir las zonas de antemano, FPR pudo controlar mejor los gastos y la logística del programa. Esto permitió a FPR implementar el programa rápidamente y poner el dinero en manos de los negocios a las pocas semanas del huracán, y tres años después, a las pocas semanas de los terremotos. 
  • Al agrupar los fondos dentro de una zona geográfica densa, FPR aumentó un efecto cadena de las donaciones individuales. En otras palabras, el impacto de una sola subvención no iba a ser tan grande como el de 14 subvenciones simultáneas en una región con una gran actividad comercial.

Trabajamos con colaboradores y nos apoyamos en sus fortalezas.

Para implementar y fortalecer esta iniciativa, unimos esfuerzos con los expertos de Centro para Emprendedores y el Puerto Rico TechnoEconomic Corridor (PRTECH) para apoyar y proveer diferentes tipos de asistencia durante estas intervenciones. Estas organizaciones contaban con la infraestructura para llevar a cabo el censo de los negocios, realizar una evaluación de las necesidades y proveer asistencia técnica. Si FPR hubiese intentado crear capacidad para operar todos los componentes del programa, las subvenciones no se habrían distribuido tan rápidamente después de la tormenta y los terremotos, respectivamente. 

Complementamos la asistencia en efectivo con apoyo técnico.

La fusión del dinero y el asesoramiento fue crucial en el diseño del programa. Para suministrar la segunda cuota de la asistencia en efectivo, el dueño del negocio tenía que recibir apoyo técnico de las organizaciones colaboradoras, lo que garantizaba que se tuvieran en cuenta las prioridades y estrategias de inversión para mitigar el riesgo y mejorar la sostenibilidad del negocio.

¿Quieres ayudar a diseñar un mejor futuro para Puerto Rico?

Comunícate con nosotros llenando este formulario, o envía un correo a centro@foundationpr.org e incluye tu CV y Carta de Presentación dejándonos saber por qué quieres ser parte de este equipo.