Close

¡Yo quiero ser un(a) embajador(a) de Campus Puerto Rico!

por Denisse Rodríguez, gerente de programas de FPR

Eran las 8 am y estaba a punto de tomarme una taza de café con una persona con quien, hasta el momento, había conversado solamente por correo electrónico. Daniel Díaz estaba en Puerto Rico visitando a su familia durante la época navideña y quería aprovechar para conocerme. Recientemente Giovanna Guerrero, de Ciencia PR, nos había presentado por correo electrónico. Daniel quería conocer más sobre Campus Puerto Rico pues veía una oportunidad en New Haven para los estudiantes hispanos que necesitan opciones para estudiar a una fracción del costo pero con los mismos estándares de los EE.UU.

Picture1

Daniel Díaz, Giovanna Guerrero y yo en Arte, Inc. Primera vez que nos reuníamos en persona.

El café es el catalítico perfecto para las colaboraciones y comenzamos a compartir ideas. Acordamos continuar conversando para identificar los próximos pasos. Unas semanas más tarde, Daniel me envía una invitación para que las universidades en Puerto Rico participen de una feria de universidades que anualmente organiza el New Haven Public School System. Yo nunca había organizado una misión parecida pero rápidamente compartí la invitación con muchas universidades en Puerto Rico a ver si existía interés.

Para mi sorpresa, muchas decidieron participar y algunas lograron sumarse al viaje a pesar de que no contábamos con mucho tiempo antes del evento. Intermedié la información entre los organizadores de la feria y las universidades, organicé llamadas en conferencia para planificar nuestra participación y desarrollamos una agenda específica para nosotros para “sacarle el jugo” al viaje.

La agenda incluyó eventos específicos para nuestra delegación boricua: una reunión con padres de estudiantes hispanos; un “Meet & Greet” con más de 25 puertorriqueños que viven en New Haven y ciudades aledañas, todos interesados en conocer sobre Campus Puerto Rico y cómo pueden apoyarnos; y una presentación a 200 estudiantes de escuela superior como parte de un evento donde aprenderían cómo prepararse para la universidad. Además, tuve una entrevista en Radio Amor, emisora en New Haven fundada por puertorriqueños, y otra para las noticias en WTNH ABC News.

Picture2

La delegación de Puerto Rico que participó en el New Haven Public School College Fair con Daniel Díaz (falta Alfonso Lozada de la Inter que tuvo que tomar un tren más temprano).

¿Por qué New Haven, Connecticut (CT)? La ciudad de New Haven posee una alta concentración de hispanos (30.95%) en su sistema de educación pública y cuenta con 21,500 estudiantes registrados. Su población hispana está en crecimiento, mayormente por la inmigración de puertorriqueños.

Picture3

Presentación a padres de estudiantes hispanos, organizada por Dra. Abie Benítez.

La delegación de Campus Puerto Rico en New Haven incluyó, en esta ocasión, la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras; Universidad del Sagrado Corazón, Universidad Interamericana y la Universidad Politécnica. Estudiantes de 13 escuelas superiores del distrito de New Haven conocieron sobre Campus Puerto Rico y las universidades anteriormente mencionadas. Durante la visita, impactamos a 1,300 estudiantes de undécimo grado, de los cuales aproximadamente 34% son hispanos.

Picture4

Durante la entrevista con Shay García en Radio Amor.

La comunidad hispana en Estados Unidos es un mercado muy importante para la educación superior de Puerto Rico. Nuestro destino ofrece los mismos estándares que Estados Unidos a una fracción del costo, las becas y programas de préstamos federales aplican en Puerto Rico, la educación es bilingüe y los egresados de nuestras universidades son codiciados en el mercado laboral en los Estados Unidos.

Quiero resaltar que muchas veces me pregunté si este viaje sería exitoso, especialmente porque no había precedente y no sabía cómo definir el éxito. Tampoco sabía como sería la dinámica de viajar con cuatro universidades que compiten localmente. Llegamos a la primera escuela, James Hillhouse High School, y vi la dinámica que se desarrollaba orgánicamente – nuestras universidades comenzaron a apoyarse unas a otras, compartiendo referidos cuando el programa que buscaba un estudiante no era ofrecido por una de las universidades.

Y es que cuando dejamos de competir por el pastel local que cada vez se achica más y nos enfocamos estratégicamente en mercado global que es mucho más grande, comenzamos a colaborar. Solos no podemos competir, pero juntos sí. La meta se convirtió en colectivamente atraer a estos estudiantes a estudiar en Puerto Rico. No era la única que estaba celebrando esta dinámica: cada uno de los representantes de las universidades lo aplaudieron y se sintieron satisfechos.

Picture5

Booth de la Universidad Politécnica

Picture6

            Booth de la Universidad de Puerto Rico, Río Piedras

Picture7

Laura Cotte, de Sagrado Corazón.

Picture8

Alfonso Lozada de la Universidad Interamericana.

Aprendimos que hay muchísimo interés por puertorriqueños e hispanos en EE.UU. de estudiar en Puerto Rico. Hay una brecha de desempeño cada vez más amplia cuando los hispanos no logran ir a una universidad simplemente porque no la pueden pagar. En Puerto Rico pueden estudiar por una fracción del costo mientras adquieren una educación certificada bajo los estándares de los EE.UU.

Los puertorriqueños en CT están luchando por los derechos de los hispanos de distintas maneras y quiero resaltar dos. Los puertorriqueños que viven en New Haven están luchando para que le extiendan la beca del New Haven Promise a estudiantes que quieren estudiar en Puerto Rico. Actualmente la beca cubre a estudiantes que decidan estudiar en CT.

La segunda iniciativa la ilustraré con un ejemplo. Juan tiene 13 años y se muda con su familia de Puerto Rico a New Haven. Juan casi no sabe inglés y entra al programa ESL (English as a second language) donde por 30 meses tendrá una inmersión al inglés mientras también estudia en español. Al finalizar los 30 meses, Juan es trasladado a la corriente regular donde todas las clases son en inglés. Sin embargo, Juan aún no está listo para este cambio, algo muy usual, pues está comprobado mediante investigación que un joven alcanza bilingüismo en un promedio de 60 meses de inmersión. Como resultado, Juan baja las notas y comienza a desarrollar lagunas en ciencias y matemáticas, disminuyendo dramáticamente las posibilidades de que alcance su potencial.

Puertorriqueños como Daniel Díaz están apoyando una legislación para cambiar el periodo de ESL de 30 a 60 meses. La lucha es contra viento y marea: imagínense cuánta gente con influencia está en contra y prefieren que la enseñanza sea homogénea a como de lugar.

Picture9

Charla a comunidad de puertorriqueños en CT sobre Campus Puerto Rico y Ciencia PR.

Pero bueno, regresando a los logros de la misión a New Haven, hay oportunidades tales como:

  • Atraer estudiantes interesados en tomar cursos en Puerto Rico durante el verano entre su 3er y 4to año de escuela superior. Los estudiantes podrían tener una inmersión al español y la cultura e historia puertorriqueña a través de cursos de verano en nuestras universidades. Estos estudiantes probablemente soliciten estudiar su bachillerato en Puerto Rico pues quedarán enamorados con todo lo que tenemos que ofrecerles;
  • Hay una gran demanda por maestros ESL en CT. Nuestras universidades podrían ofrecer la certificación de ESL que requiere el estado para atraer a estos estudiantes que quieren ser maestros en sus ciudades de origen;
  • Los maestros toman cursos de desarrollo profesional cubiertos por el estado de CT. Estos pudiesen tomar cursos en Puerto Rico de cultural awareness tales como historia puertorriqueña y latinoamericana, entre otros.

Todos en CT quieren que regresemos el próximo año y todas las universidades de aquí están encantadas con los resultados. Aproximadamente 400 estudiantes solicitaron más información sobre estudiar en Puerto Rico. Además, ya me han escrito otras universidades para sumarse a futuros viajes. Ahora nos encontramos planificando cuales ciudades visitar y necesitamos identificar puertorriqueños como Daniel Díaz que nos abran las puertas. Si conoces a alguien que pudiese apoyar este esfuerzo, por favor compártele este formulario.

Como pueden ver, hay muchas oportunidades que las universidades pueden aprovechar para aumentar su matrícula y Puerto Rico se beneficiará de la inyección económica y socio-cultural traída por estos estudiantes. Los puertorriqueños somos gente buena y hospitalaria y seremos los anfitriones perfectos para estudiantes de todo el hemisferio y el mundo.

0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *