Close

Tag Archive for: Puerto Rico

¡Gracias Foundation for Puerto Rico!

Crecí en una familia que ama ésta isla y me enseñaron desde pequeña las costumbres puertorriqueñas que nunca deben morir. Estudié fuera de Puerto Rico pensando día y noche en la falta que me hacía mi país, pero había que sacrificar unas cosas, para obtener otras. Luego de varios largos años terminé mi bachillerato en Travel, Tourism and Hospitality Management y sin pensarlo dos veces, regresé. Me recomendaron Foundation for Puerto Rico para realizar mi internship y desde el día uno cuando los contacté, me impresionó su disposición, servicio y la calidad de la gente que allí trabajaban.

Mi primera impresión sobre FPR ya era buena, pero cuando comenzó mi internship me enamoré de las instalaciones, del concepto y de la manera en la cual se trabaja allí. En el Colaboratorio, oficina de Foundation for Puerto Rico, se trabaja desde la colaboración. Ellos tienen diferentes organizaciones sin fines de lucro las cuales trabajan en unión para hacer de Puerto Rico un destino para el mundo. En mi internship estoy trabajando directamente con un nuevo proyecto llamado VIEWPR. Este proyecto consta en poner toda la información de la oferta turística disponible digitalmente para que los turistas puedan expandir sus destinos y estadías cuando visiten la isla. Yo creo y siempre he creído en el potencial que tiene mi isla para crecer en el área del turismo, y llegar a esta fundación donde creen, viven y trabajan día a día para que esto sea posible es una bendición para mí. El ambiente y mis compañeros de trabajo hacen que mis días nunca sean iguales, siempre mejores. Trabajar junto a personas tan diferentes, y a la vez tan iguales me crea éste sentimiento de felicidad genuina que va de la mano con la esperanza de un mejor porvenir.

En conclusión, mi internship en Foundation for Puerto Rico ha sido una de las mejores cosas que me ha pasado en la vida. He tenido la oportunidad de desarrollarme profesionalmente, pero también personalmente porque éstas personas siempre estarán en mi vida de una manera u otra ya que tenemos la misma visión de que Puerto Rico tiene mucho para ofrecer. Todos debemos unirnos para mejorar nuestro país, y así todos unidos salir adelante.

FPR Recomienda

¡Quédate! Me fui a estudiar a otro país y durante todo el tiempo que estuve afuera me pude dar cuenta que no hay lugar como Puerto Rico. Cuando te vas del país donde creciste es que te das cuenta de cuan valioso e importante es en tu vida. Como parte de FPRecomienda les daré unos “tips” que te ayudarán a valorar más nuestra isla. En Puerto Rico todo el año es verano. Quiere decir que no tienes que preocuparte por ir a la playa de mayo a julio. Los recursos naturales como playas, ríos, cuevas, montañas entre otros están alrededor de la isla y puedes visitarlos cuando quieras. Tu familia, tus amigos, y la gente que quieres están aquí. ¡La comida! En ningún lugar del mundo encontraras comida como la de Puerto Rico, créeme. Y por último las navidades. Las navidades en Puerto Rico son las más largas del mundo. Si tienes oportunidad de luchar con tu país, ¡Quédate!, porque por más que busques un lugar como tu patria, no habrá.

Referenciahttp://www.indicepr.com/noticias/2014/10/26/action/30332/12-razones-para-quedarte-en-puerto-rico/

por Mariany Liz Gonzalez Figueroa

by

Nosotros no somos los únicos

Nosotros nos sentimos como víctimas muy especiales de nuestra crisis – solitos, abandonados y hasta maltratados. La Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos acaba de votar abrumadoramente para imponer una junta fiscal y el Tribunal Supremo de los EEUU afirma que el Congreso tiene toda la autoridad necesaria para hacerlo.

Pero no somos nosotros los únicos que la estamos pasando difícil. En el mundo hay muchos países que están atravesando una crisis que amenaza su paz y prosperidad. Sus economías pierden su sustento, se producen emigraciones en masa y, en algunos casos, hasta violencia y gran tragedia. Nos enteramos porque observamos esas consecuencias trágicas a diario en los noticieros – Grecia, Siria, Egipto, Libia, Nigeria, Zimbabue, Haití, Venezuela, Brasil, Pakistán, Bangladesh – la lista es larga. No tenemos que mirar tan lejos, hasta dentro de los EEUU hay regiones y sociedades con nuestros problemas:

La economía del estado de West Virginia históricamente se basaba en la extracción de carbón. Hoy, el carbón ya no sostiene la economía porque se está agotando la vena y no es económico extraer el remanente, porque contamina el ambiente y porque el proceso de extracción se ha mecanizado al punto que se generan muy pocos empleos. Se veía venir hacen años, pero los políticos y la industria carbonífera siguieron reclamando que West Virginia era víctima de una gran injusticia, alegando que Washington le había “declarado la guerra” al carbón y luchando por que se le diera más ayuda económica y se le eximiera de requisitos ambientales. Hoy, casi empatan con Mississippi como el estado más pobre.

El estado vecino de Kentucky cuenta con la misma geología que West Virginia y su economía también se basaba en la extracción de carbón. A diferencia de West Virginia, Kentucky proactivamente comenzó a diversificar su economía hacen décadas. Hoy, cuenta con algunas de las plantas de manufactura automotriz más modernas del mundo y es la sede de algunas de las empresas de salud más importantes de los EEUU.

Después de una generación de oportunidades perdidas, los ciudadanos de West Virginia se están comenzando a organizar para construir un nuevo futuro. Están aprendiendo que no lo va a diseñar la industria carbonífera, sino una ciudadanía comprometida e informada. Están explorando sus raíces y descubriendo lo que habían perdido de vista durante generaciones de obsesión con el carbón, que su estado tiene muchos activos: belleza natural, topografía única y herencias históricas importantes que una nueva economía puede aprovechar. Están aprovechando sus activos para recibir visitantes, cultivando comestibles sabrosos en los suelos minerales y hasta redescubriendo técnicas artesanales de soplado de vidrio que trajeron los inmigrantes italianos de la antigua isla de Murano en el siglo XIX.

Ahora, ¿qué vamos a hacer en Puerto Rico? ¿Marchas de protesta en Washington, montarle un piquete al Tribunal Supremo, acudir al comité de descolonización de la ONU? ¿Vamos a seguir escuchando las promesas vacías de los políticos de todo lo que nos van a dar después de las elecciones? ¿Vamos a seguir pensando que todo esto es un ciclo económico y que la situación va a revertir a como estaba antes? O peor aún, ¿vamos a cruzarnos los brazos a ver lo que pasa para entonces terminar cruzando el charco pa’l continente?

Sería una gran lástima que en Puerto Rico, al igual que West Virginia, perdiéramos otra generación de juventud y talento a la emigración, porque no tuvimos la imaginación de juntarnos para diseñar y emprender un nuevo rumbo, porque nos quedamos en el lamento de lo que fuimos y ya habíamos dejado de ser, porque vivíamos de la ilusión de que algo nos tocaba, que alguien nos debía o que, como en tiempos bíblicos, la mana y las codornices nos van a caer del cielo.

Entonces, Puerto Rico, tenemos que decidir. ¿Vamos a seguir viéndonos como víctimas y buscando panaceas o vamos a enrollarnos las mangas y ponernos a construir lo que nadie nos va a regalar, nuestro futuro?

De turista a local

Couple in old-fashioned car on road trip

Viajar  siempre  ha  sido  una  acción  continua  en  el  ser  humano. Lo  que  ha  variado  de  tiempo  en   tiempo  es  el propósito  por  el  cuál  se  viaja.  El  propósito  del  viaje  siempre  será  determinado  por   las  circunstancias  que rodean  a  ese  viajero.  Aquellos  que  viajan  por  placer,  de  inicio,  se  les   conoce  como  turistas.  Cierra  los  ojos e imagina  cómo  es  un  turista.  Sí,  probablemente imaginas  la  imagen  trillada  que  aparece  en  cualquier  película de  Hollywood  o  sin  irnos  tan  lejos,   aquel  que  te  pregunta  por  las  calles  adoquinadas  del  Viejo  San  Juan: “Where  is  El  Morro?”  Ese   que  a  pasos  agigantados  puedes  identificar  como  extranjero.  Ahora  bien,  ¿Qué pasa  con  aquel   viajero  que  sólo  te  das  cuenta  que  es  extranjero  cuando  lo  conoces?  Respuesta  simple,  se  ha convertido  en  un  local.

Entonces,  vale  la  pena  preguntarse:  ¿por  qué  querer  ser  un  local?    Todo  se  resume  en  tener   experiencias auténticas  compartiéndolas  con  locales  del  destino  al  que  se  visita  y    la  única   manera  de  lograrlo  es perteneciendo  al  lugar. Al  turista  tradicional,  ese  que  hace  poco  nos   imaginamos,  le  construimos  el  destino perfecto  y  las  experiencias  perfectas  en  el  destino  que   escogió  visitar.    Me  atrevería  a  decir  que  en  todos los destinos  estas  experiencias  tradicionales   son  repetitivas  y  carecen  del  elemento  esencial  de  cada  pueblo:  las particularidades  de  su   gente.  ¿A  qué  me  refiero?,  a  la  experiencia  Hop  Off,  Hop  On  del  crucero que,  al final, todos  terminan siendo iguales a la percepción  del  turista. De  manera  que,  el  viajero  hoy  día  busca  vivir experiencias  que  lo  conecten  con  el  lugar  de  destino.  Para  lograr  conectar  a  un  viajero  o  visitante  con  un destino   es  indispensable   la  gente  del  lugar,  lo  que  identifica  las   particularidades de cada espacio  más  allá  de monumentos  o  patrimonios. Son  aquellas   personas  con  las  que  logre  tener  contacto  ese  viajero  las  que mantendrán,  más  allá  de  las fronteras,  el  vínculo  del  viajero  con  ese  destino  a  lo  largo  del  tiempo  y  un retorno  que  de  otra   manera  no  pudiera  garantizarse.

La  propuesta  detrás  de  este  artículo  es  reconfigurar  la  manera  en  la  que  viajamos  y  la  forma  de   interactuar con  nuestros  visitantes  a  través  de  la  plataforma  virtual  LokalBuddy. Se trata  de  crear  un  ecosistema económico  y  de  intercambio  cultural  tanto  para  ti,  como  para  el  visitante. A  través  de ella,  proponemos ofrecer  turismo  alternativo,  enfocado,  principalmente, en  el turismo de experiencias  que  se  nutre  de   capital humano,  recurso  esencial,  abundante  e   invaluable  de   cada  destino. El  propósito  es  que  cada  visitante  viva  la experiencia  con  la  naturalidad  con  la  que  vivimos  el  día  a  día. LokalBuddy,  no  limita  a  que  el  visitante  sea sólo  el  que  es  extranjero  sino  que,  tu,  yo  o  cualquier  local  puede  explorar  dentro  de  su  propio  espacio aquellas  experiencias  que  al  momento  eran  desconocidas. De  manera  que,  si  tienes  una   actividad  que  te apasiona,  bien  sea  bailar,  cocinar  o  chinchorrear,  que  quisieras  compartir  y   disfrutártela  con  otro,  sólo tienes que  registrarla  en  LokalBuddy,  el  visitante  accede  a  ella  y  una  vez  la  compre  te  conviertes  en  su LokalBuddy. Súmate  a  este  esfuerzo.  Be  Lokal  Everywhere!

by

De la ideología a la inspiración

por Jon Borschow, Presidente Foundation for Puerto Rico

Si uno se deja llevar por las noticias, las ideologías peligrosas están acaparando el mundo. Los atentados terroristas engendran miedo y los demagogos se ponen las botas ampliando el miedo a través del lente digital de lo inmediato. Pero lo que estamos viendo es más bien un espasmo, violento y reactivo, que emana de aquellos que temen y se resisten a la acelerada y exitosa modernización del mundo. Se manifiesta en rincones de la humanidad donde reina la pobreza y falta la educación, y donde la sombra de la demagogia opaca la luz del conocimiento.

Mientras las ideologías nihilistas claman violentamente por la atención del mundo, las ideas, la democratización del conocimiento y las innovaciones – sociales y tecnológicas – lo están transformando tras bastidores. De 1990 a la actualidad, la pobreza mundial se ha reducido del 40% de la población a solo 10% y el analfabetismo ha bajado de 25% a 15%. Las oportunidades para los marginados y excluidos del mundo se multiplican. Hoy, una mujer en Calcuta o Kuala Lumpur y un niño en México o Medellín, pueden aspirar a una educación y acceder a herramientas digitales que los conectan con un mundo donde el intelecto humano es el motor del cambio y los cambios se propagan a velocidades digitales.

Vivimos en un lugar privilegiado donde no hay guerra ni hambruna ni terrorismo. Sin embargo, nuestras ideologías y polémicas, aunque no sean violentas, igualmente nos dividen. Nuestra crisis nos distrae de los cambios importantes que se están dando en el mundo. Nos ciega ante las oportunidades que se nos presentan y nos paraliza en la búsqueda de soluciones a los retos que enfrentamos. Lo más importante para este país no es necesariamente quién se postula, ni cuál partido vaya a ganar, ni cómo vamos a pagar la deuda, sino cómo nos visualizamos hacia el futuro, dentro de un mundo donde el cambio acelera.

Tenemos que valorizar las ideas y la innovación, aumentando dramáticamente la prioridad que le damos. Solo así podemos participar de la enorme transformación mundial que se está dando detrás de las noticias de primera plana. Necesitamos una visión clara de hacia dónde dirigir nuestros esfuerzos. Tenemos que convertirnos en exportadores de innovación, respaldando nuestros in novadores locales y fortaleciendo nuestro ecosistema empresarial, facilitando la creación de empresas, su acceso a talento, a capital y a mercados mundiales, su vinculación con la academia y la comercialización de los esfuerzos investigativos.

Esta semana se inauguró en Santurce una nueva iniciativa, Parallel 18, que pretende ser un imán para atraer los mejores innovadores del mundo a que desarrollen proyectos exportables. Esta iniciativa del Fideicomiso de Ciencia y Tecnología, el Departamento de Desarrollo Económico y la Compañía de Fomento Industrial (PRIDCO), se une a una impresionante lista de organizaciones que, colaborando entre sí, han ido construyendo y fortaleciendo este importante ecosistema empresarial.

Tenemos que convertirnos en un destino para innovadores y emprendedores de todas partes del mundo para establecer sus empresas y exportar; creando empleos y riqueza. Puerto Rico como destino es un lugar tan privilegiado que los que vienen a establecerse aquí, lo hacen tanto o más por la experiencia de vivirlo, como por la oportunidad económica.

Rompamos con la mentalidad de crisis para re-visualizarnos como lo proponen los jóvenes innovadores de #CrisisIsland. Capitalizan en la atención mundial a nuestra crisis para montar un proyecto en las redes sociales que consiste de bellas imágenes y descripciones poéticas que nos exhortan a elevar la magia intacta de Puerto Rico ante los ojos del mundo:

“Se la suave brisa, la fuerza de las olas, el enigma y misterio del mar profundo… Llénate de memorias, vive, ama y, sobretodo, nunca dejes de sonreír, Puerto Rico es nuestro paraíso. Es tan difícil vivir en una isla rodeados de playas, lagos y ríos. Sacrificarse con atardeceres coloridos al salir del trabajo y nadar en aguas tibias. Rodearse de optimistas y personas alegres…escuchar música y moverse involuntariamente. Definitivamente Puerto Rico es una isla ‘en crisis”.

by

Foundation for Puerto Rico presenta retos y oportunidades dentro del ecosistema turístico de la Isla

El director de Investigaciones de Foundation for Puerto Rico (FPR), Arnaldo Cruz en representación del Presidente de la junta de directores de la fundación, y la vicerrectora de Asuntos Académicos de la Universidad del Este (UNE), Dra. Mildred Huertas Solá, presentaron hoy junto al equipo de FPR y los estudiantes de la José A. (Tony) Santana International School of Hospitality and Culinary Arts de la UNE, los hallazgos encontrados mediante un estudio cualitativo del ecosistema turístico de Puerto Rico. “Este estudio surge de la necesidad de entender nuestra economía del visitante en su condición actual para conceptuar e impulsar estrategias que nos permitan fortalecer nuestra economía, atrayendo mayor cantidad de visitantes a la Isla. Gracias a la diligencia y compromiso de la decana Lcda. Terestella González-Denton, quien al conocer sobre el trabajo que estábamos realizando en la Fundación, inmediatamente estuvo dispuesta involucrarse hoy podemos presentarles los resultados de este importante estudio”, destacó Cruz.

A estos efectos, la Fundación y la UNE firmaron un acuerdo de colaboración entre ambas instituciones donde 16 estudiantes de la clase CAPSTONE del profesor Stanley Tapia, quienes están próximos a graduarse, llevaron a cabo una serie de entrevistas basadas en el modelo de investigación “Design Thinking and Human Centric Approach Interview Process” para conocer el ecosistema turístico local, analizar los retos comunes percibidos por algunos proveedores de la industria e identificar oportunidades para atender los mismos. Este modelo de investigación es promovido e implantado a nivel local e internacional por la empresa puertorriqueña Seriously Creative. El mismo se desarrolló en la Universidad de Stanford en California (EEUU) para generar ideas innovadoras que concentran su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios.

En ese sentido la doctora Huertas Solá, puntualizó que para los estudiantes, esta oportunidad de exponerse a un ejercicio de investigación en la industria que han elegido para su formación profesional, es muy valioso y puede significar un cambio positivo para que se interesen más en el campo de la investigación.

Por su parte la gerente de programas de Foundation for Puerto Rico, Giselle Nevares, explicó que “dejándonos llevar por los criterios que provee el World Travel and Tourism Council (WTTC, por sus siglas en inglés), se establecieron dos discernimientos primordiales para la realización de este estudio. Lo primero fue crear una lista de las categorías, según la WTTC: alojamiento, ventas al por menor, comida y bebida, actividades culturales, deportivas y recreacionales, transportación, sector público e iniciativas comunitarias. Una vez establecido esto, utilizamos las regiones establecidas por la Compañía de Turismo de Puerto Rico para identificar a los entrevistados: Norte, Sur, Centro, Este, Oeste, Islas y Metro.”

El director de investigaciones de Foundation for Puerto Rico manifestó que “este estudio presenta patrones sobre nuestro ecosistema local de proveedores de servicio que nos ayudan a reconocer los retos y las grandes oportunidades que existen para planificar, con una visión estratégica que provea para que la economía del visitante sea una prioridad para todos. En Puerto Rico tenemos la capacidad de duplicar el beneficio directo e indirecto que representan los visitantes para nuestra economía, solo tenemos que convencernos de que economía del visitante es el eje estratégico clave para el desarrollo económico de Puerto Rico y representa la mejor oportunidad a corto y mediano plazo para cambiar nuestro rumbo económico. Este tipo de actividad económica es particularmente beneficiosa porque crea oportunidades en todas las regiones y múltiples sectores de la Isla. Aprovecha las destrezas y voluntad de trabajar de las personas, fortaleciendo la autogestión, las microempresas y los negocios de familia. Puede envolver comunidades completas en proyectos que a su vez refuerzan nuestra cultura auténtica”. 

Son cinco los patrones destacados identificados como retos por los proveedores de servicio dentro del ecosistema: 1) marca (“branding”), 2) infraestructura y movilidad, 3) sofisticación de negocios, 4) apoyo gubernamental y 5) colaboraciones y alianzas. Dentro del patrón de marca se destacan que solo se promociona la oferta tradicional y la necesidad de promocionar más allá de la playa y el Viejo San Juan, la falta de una cartografía de la oferta turística (“mapping”) y la necesidad de visibilizar experiencias únicas, entre otros. Se señala en el patrón de infraestructura y movilidad la escasez de transportistas que trasladen a visitantes fuera del área metropolitana, así como la falta de señalización.

En cuanto al patrón de sofisticación de negocios, destacan la necesidad de capacitación de los empleados, de una cultura de servicio al cliente y conocimiento en estrategias de promoción y mercadeo. Por otro lado, se señala en el patrón de apoyo gubernamental la falta de incentivos, dificultad para conseguir permisos, inexistencia de apoyo a dueños de negocios y el fallo en adiestramiento a empleados gubernamentales. Finalmente, el patrón de colaboraciones y alianzas revela la falta de comunicación y de colaboración entre proveedores de servicios no gubernamentales.

Del estudio surgen varias áreas de oportunidad para crecer la economía del visitante y fortalecer el ecosistema turístico de Puerto Rico: 1) evolucionar y reforzar nuestro mercadeo con la oportunidad de destacar las experiencias auténticas y únicas que existen en Puerto Rico y que nos diferencian de otros destinos, 2) mejorar la sofisticación de los negocios y servicios expandiendo los adiestramientos que ofrece la Compañía de Turismo a más proveedores, 3) fomentar un Puerto Rico mucho más ágil y moderno que maximice el poder de la tecnología y 4) desarrollar colaboraciones y alianzas que faciliten la creación de redes y centros de excelencia, así como la coordinación de servicios para maximizar la oportunidad de crear más y mejores experiencias para los visitantes.

“Como todo reto presenta una oportunidad, invitamos a que se involucren en el mejoramiento y desarrollo de estas áreas, así como a idear modelos de negocios que nos ayuden a remediar alguno de estos patrones. Aquellos emprendedores interesados en desarrollar una idea que subsane alguno de estos retos e impulse el desarrollo de la economía del visitante, pueden participar este fin de semana en el primer Startup Weekend dedicado a este tema, en el Colaboratorio by Foundation for Puerto Rico”, estableció Giselle Nevares.

“Agradecemos a los proveedores de servicio que participaron de este estudio, ya que son ellos los que conocen de primera mano sus necesidades y las de los visitantes. Era sumamente importante para nosotros conocerlos y que sean ustedes clave en ayudarnos a impulsar nuestra economía del visitante, es con ustedes que podremos sacar a Puerto Rico adelante. Gracias a la Universidad del Este y a los estudiantes del curso CAPSTONE, sin ustedes esto no hubiera sido posible. A aquellos que quieran ser parte de esta misión de convertir a Puerto Rico en un destino para el mundo, contáctenos queremos conocernos y buscar sinergias que nos permitan trabajar juntos”, concluyó Jon Borschow, presidente de la Junta de Directores de Foundation for Puerto Rico.

Para involucrarte o conocer más detalles sobre esta y otras iniciativas de Foundation for Puerto Rico pueden acceder a: www.foundationpr.org o comunicarse al 787.773.1100.

Jota O, el Panadero
by

Jota O, el Panadero


por: Jon Borschow, Presidente por Foundation for Puerto Rico

Tengo un amigo que tiene acceso a una pequeña avioneta y, como volar es su pasión, siempre busca alguna excusa para hacerlo. Así que me invitó a acompañarlo en un vuelo a un “destino secreto”. Me prometió que iba a disfrutar de esta experiencia y que regresaríamos a San Juan a tiempo para participar en el desayuno dominical de rigor.

Aterrizamos en la inmensa pista de la antigua Base Ramey en Aguadilla, reliquia de la guerra fría y hoy eje de desarrollo económico regional. A pasos de donde nos bajamos de la avioneta, nos encontramos frente a una panadería. No me podía imaginar que habíamos volado hasta Aguadilla a comprar pan. Lamentablemente, la panadería aún no había abierto, pues su horario dominical era otro, así que habría que regresarse sin pan para el desayuno. Al fondo del local veíamos a los panaderos en constante movimiento. Un empleado nos vio alicaídos y nos vino a atender, explicándonos que no podía vendernos pan porque tanto la caja registradora, como el personal que atiende a los clientes aún no estaban operando. Fue entonces cuando se asomó el dueño y nos dijo que como no nos podía vender el pan, nos lo regalaba. ¡Cuán refrescante, un empresario que se negaba a evadir el IVU!

Lo conocen como Jota O. Su historia personal de combatir la adicción y rehabilitarse; su transformación en empresario social, rescatando adictos a veces hasta ayudarlos a convertirse en empresarios, ha sido cubierta en los medios. Su fama como genial panadero artesanal y, como ser humano, es tal que los hoteles y restaurantes más importantes de Puerto Rico le compran pan.

Para hacer sus panes artesanales, Jota O usa una harina especial importada al país. A veces, como no hay muchos panaderos que la usan aquí, la harina se pasa de su fecha óptima y no puede hacer pan con ella, pues no cumple con sus altos estándares. En invierno, cuando llegan numerosos visitantes de afuera a Isabela, Aguadilla y Rincón, se forma una fila internacional en la panadería y no dan abasto. Así que está planificando expandir su operación para hacer mucho más pan,  pero sin bajar la calidad. Explica que, así lograría las escalas necesarias para asegurar, con su volumen solamente, la frescura de la harina.

Busca siempre usar ingredientes locales y ha descubierto que hay una mantequilla que se hace en Puerto Rico de clase mundial; mejor que la que se trae a sobreprecio de Europa.  ¿Quién se lo podía imaginar? La compra en bloques de 50 libras, pero ya se acercó a los que la elaboran, enfatizándoles la calidad de su producto y les sugirió que la envasaran en empaques pequeños para el consumidor local. Encaminada ya va esta tarea.

Aquí hay muchas lecciones que aprender y mucho aliento para Puerto Rico. En ésta Semana del Emprenderismo, observemos cómo un individuo con visión, capacidad, disciplina, esmero e integridad puede transformarse y, a su vez, cambiar el ambiente que lo rodea. Este maestro nos enseña con su ejemplo, su conocimiento y su habilidad. Visualiza el mundo con un lente diferente que identifica oportunidades y las convierte en realidades. Observando la trayectoria de Jota O, vemos claramente que dónde muchos ven obstáculos paralizantes, otros ven posibilidades ilimitadas y se mueven para aprovecharlas. Que dónde muchos abaratan costos y calidad para “competir”, otros aumentan su calidad hasta el punto en que la gente aspira a volar a un “destino secreto” para disfrutar de una experiencia sin igual.

En la metáfora de este vuelo a un “destino secreto” está el secreto de nuestro éxito en el futuro. Construyendo e integrando experiencias únicas como las de saborear el pan de Jota O, quizás acompañado de la más fina mantequilla del país, convirtamos a Puerto Rico en uno de los destinos aspiracionales para el mundo, como lo es Paris, Roma o Machu Picchu.  ¡Porque cuando se aspira algo, el deseo nos lleva a volar hasta alcanzarlo!

by

El sueño natural de Angie

Por Foundation for Puerto Rico

Angie Ruiz creció viendo a su abuela tratar diferentes condiciones con plantas y ungüentos caseros, quien les inculcó a sus descendientes el amor por los frutos de la naturaleza. Esa sabiduría es la que esta emprendedora aplica ahora en su compañía incipiente Katharos Natural Beauty.

www_119102

Angie recurrió a Kiva para obtener un préstamo de $5,000, que le permitirá adquirir ingredientes, envases y maquinaria para ampliar su producción, y desarrollar una página de internet que expanda su negocio fuera de Puerto Rico.

“Soy artesana certificada y trabajo con la categoría de productos para la higiene y el cuidado de la piel. Utilizo ingredientes de origen orgánico, y todos los productos son hechos a mano. Hago desde jabones, cremas, lociones, desodorantes vegetales, tratamientos para la piel, maquillaje mineral, champú y acondicionadores. Tengo toda una gama de productos y sigo adiestrándome, conociendo más de ingredientes naturales y cómo trabajar con ellos para integrarlos a la formulación de mis productos para ampliar mis líneas”, dijo Angie, quien aspira a convertir Katharos Natural Beauty en una empresa líder en el campo de la belleza, especializada en productos naturales hechos a mano.

Aunque lleva unos siete años tomando cursos para aprender sobre formulación y manejo de ingredientes para desarrollar sus productos, no fue hasta el año pasado, cuando la compañía para la que trabajaba cerró, que decidió llevar su negocio al próximo nivel.

“Empecé a hacerlos para mi familia primero, luego a mis amistades, ellos a sus amistades y así se amplió la clientela”, relató. Ahora, sus productos se pueden conseguir a través de la página de Facebook de Katharos Natural Beauty y en ferias de artesanías.

Según explicó Angie, sus productos se distinguen porque el 90% de los ingredientes que se utilizan son orgánicos, lo que significa que no tienen preservativos ni sustancias tóxicas. Esto permite que sean utilizados por pieles tan sensibles como las de bebés o ancianos. La emprendedora aseguró que tiene soluciones para la piel de toda la familia, incluso de las mascotas.

Cuando decidió dedicarse a tiempo completo a Katharos Natural Beauty, Angie decidió tomar cursos de desarrollo de negocios a través de la Administración de Pequeños Negocios (SBA, en inglés). Fue a través de su consultora en este programa que conoció sobre la posibilidad de obtener un financiamiento a través de Kiva Zip, el cual le permite a personas de alrededor del mundo prestarle dinero por un término fijo y sin intereses. Con el respaldo de SBA y la ayuda de Foundation for Puerto Rico, la emprendedora completó la solicitud y en menos de un mes consiguió el dinero que necesita para hacer realidad su sueño.

Para apoyar a otros emprendedores como Angie en Puerto Rico, visita Kiva Zip Puerto Rico.

by

Cierre de Internado SEO Puerto Rico

Mario Oscar Font Martin, SEO Puerto Rico Intern Clase Verano ’1510549081_583525041753351_3038505399456095134_o

Muy buenas tardes a todos los que nos acompañan en una tarde tan especial como la de hoy. Es hoy que celebramos el final de nuestra experiencia de SEO Puerto Rico 2015 pero el comienzo de nuestra travesía por el mundo laboral. Fue hace apenas unos cuatro meses que esta aventura SEO comenzó al pinchar la opción de “SUBMIT” en la solicitud de SEO Puerto Rico. Luego de esperar unas semanas, recibimos ese correo electrónico para notificarnos que pasamos el primer filtro en nuestro proceso hacia llegar a ser un intern de SEO. Fue ahí que tuve mi primera entrevista con Denisse Rodríguez y al terminar esos 20 minutos de entrevista me di cuenta que buscaban jóvenes puertorriqueños del más alto calibre académico y personal. Así fue pasando el tiempo y se iban intensificando las entrevistas y el proceso de ser aceptado a este prestigioso internado. Una mañana a eso de las 10 recibo ese tan esperado correo electrónico que llevaba verificando todos los días por su llegada. Al abrir el correo se encontraba la noticia de que fui aceptado en SEO Puerto Rico y que estaría viajando a la ciudad de Nueva York para entrenarme en distintos ámbitos de lo que es ser un interno de SEO. Fue en ese momento que me convencí que la misión de este programa era una sólida y prometedora para nuestro futuro como país. Nos escogieron a nosotros 9 como los pioneros de un plan que comenzó hace un año y tiene un potencial extraordinario. Ese norte que es el detener la fuga de talentos de nuestra isla y resaltar que si existen oportunidades en Puerto Rico.

Oficialmente el 17 de mayo emprendimos nueve puertorriqueños en un viaje a la ciudad de Nueva York a dejarle saber al mundo que Puerto Rico es un núcleo de talento y oportunidades que merecen ser aprovechadas. El 18 de mayo comenzamos nuestro primer día de adiestramientos y charlas y lo primero que nos enseñan es que siempre que conozcamos a alguien o nos presentemos frente a un público en el ámbito profesional debemos de seguir el SEO way que por cierto se me olvidó. Dice algo así, Buenas tardes, yo soy Mario Oscar Font Martin y curso mis estudios en gerencia de recursos humanos y gerencia de operaciones en la Universidad de Puerto Rico recinto de Río Piedras. Este verano estuve trabajando en HUB International Carrión, Laffite y Casellas como auditor en el área de recursos humanos. Quizá suene extraño pero eso es lo que nos diferencia como SEO interns. En esa semana en la ciudad de Nueva York tuvimos la oportunidad de conocer a personas extraordinarias como CEO’s de empresas, gerentes de manejo de riesgos y hasta personas que han trabajado mano a mano con el presidente de los Estados Unidos de América. Eran estos pequeños detalles lo que nos iban preparando para lo que fue un verano intenso lleno de aprendizajes, experiencias y sobre todo la satisfacción de saber que Puerto Rico es el pionero en muchos aspectos del mundo laboral y que existen oportunidades, solo hay que buscarlas.

Al llegar ese primer día a nuestras firmas muchos de nosotros estábamos nerviosos pero a la vez emocionados de poder comenzar en nuestras posiciones como empleados de verano de las distintas empresas. Pero era en esas actividades de networking que Denisse ponía nuestros intelectos a la prueba. El día antes de visitar las distintas firmas donde estábamos trabajando, Denisse nos hacía crear tres preguntas para hacerle a los presidentes y asociados de las distintas compañías. Era allí donde extendimos nuestros contactos con el personal de las firmas y discutíamos temas con distintos puntos de vista pero siempre llevándonos esa inyección de conocimiento. No se como se sentían mis compañeros pero al menos para mi esto era sumamente retante ya que me obligaba yo mismo a buscar sobre otros campos como lo son las finanzas, la contabilidad, el mercadeo, entro otras áreas que no son mi especialidad para poder formular preguntas que representaran realmente lo que es ser un SEO intern. Es por eso que hoy Denisse quiero agradecerte. Quiero agradecerte por retarnos, por hacernos sacar lo mejor de nosotros y haber creado en nosotros una visión holística del campo laboral y lo que significa estar en el.

Este ha sido el verano mas intensivo para mi en mis tres años como estudiante universitario. Sin embargo, gracias a esto, gracias a las puertas que SEO Puerto Rico nos ha abierto, mi esperanza de que en Puerto Rico hay un futuro muy prometedor se reforzó. Este internado me ha reforzado mi promesa con mi país, la promesa de que yo le devolveré todo el conocimiento que he adquirido en el a mi gente y al servicio de Puerto Rico, ya que sin eso no estaríamos aquí en la tarde de hoy. Haber trabajado en una firma como HUB International CLC expandió mi espectro de conocimiento en todas las áreas creando en mi un pensamiento mas comprensivo y crítico en la práctica de cada una de las carreras que nosotros los interns intentamos trazar.

A las firmas que aceptaron el reto de recibirnos en sus oficinas e inculcar sus conocimientos y enseñanzas en nosotros, gracias. Ustedes fueron esa llave que nos permitió entrar al mundo laboral de Puerto Rico. Esa llave que nos abrió la mente a decirle si a Puerto Rico y convertirnos en agentes de cambio. Ustedes son parte de la razón de ser de este programa y su filosofía, mitigar, hasta detener la fuga de talentos de nuestra isla. Son estas las noticias que deben de inundar los medios noticiosos, esas noticias que resalten el hecho de que hay compañías como ustedes que le dan oportunidades a jóvenes puertorriqueños en busca de cómo dicen por ahí echar pa’ lante.

Es por esto que en la tarde de hoy les extiendo una invitación a que se unan a nuestra hazaña llamada SEO Puerto Rico, y crecer en números de oportunidades como las que nos brindan ustedes para así poder ofrecerle esta oportunidad a todo joven puertorriqueño que quiera echar adelante. Fomentar en las mentes de cada puertorriqueño que en nuestro país hay oportunidades y que su primera opción sea comprometerse con Puerto Rico y juntos trazar nuestro próspero futuro. Foundation for Puerto Rico ha sembrado la semilla del futuro, ustedes los empresarios, representantes de las firmas que se comprometieron con nuestro país cosechan el fruto del mañana, y nosotros los interns de la clase inagural de SEO Puerto Rico 2015 cultivamos el provenir de esta misión con Puerto Rico. Gracias.

by

Los huevos se pusieron a cincuenta chavos, pero tenemos la tercera mejor playa del mundo

por Aníbal Quiñones, Vicepresidente Creativo, McCann Puerto Rico

Anibal Quinones

Si algo me llevé de mis años en la Escuela de Comunicación Pública de la UIPI, es que es posible cambiar nuestro entorno con la comunicación. No me refiero a que si le digo convincentemente al hoyo en la carretera en el que caigo todos los días que se tape, buscará brea y pala y se auto rellenará. Pero sí, en que puedo provocar un cambio en la cultura que fomenta la aceptación del hoyo y promueve que lo esquivemos en vez de taparlo. El poder que tenemos los comunicadores y los medios masivos como transmisores de ideas y de opiniones nos da la obligación moral de ser muy cuidadosos con el lenguaje y articular claramente mensajes que nos muevan hacia una cultura que atienda las necesidades puntuales que enfrenta la sociedad. Este deber se ha cuestionado bastante en las redes sociales frente al marco de la crisis financiera que enfrenta Puerto Rico. La discusión se ha reducido a un enfrentamiento, en mi opinión simplista, de positivismo y negativismo. Y mientras el ganador de esa batalla se dilucida entre el post que más likes obtenga en Facebook, se nos va el país mientras construimos una cultura superficial, distraída y ajena a lo que verdaderamente nos debe importar como pueblo.

A un lado del discurso tenemos la retórica del “analista político”, tanto el de profesión como Díaz Olivo o Jay Fonseca, como el de esquina que fotutea parchos de titulares con más o menos igual gracia que La Taína. Aquí es donde abunda la prédica del desastre, el evangelio del apocalipsis y donde la noticia y el sensacionalismo se pierden en un tango. Para el bando de los optimistas, es el mensaje de los pesimistas el causante de la desesperanza en el pueblo. Según ellos el constante marroneo de “la cosa está mala” lleva al pueblo a perder las ganas de luchar, de seguir, de intentar nuevas cosas y, peor aún, de que la gente agarre sus motetes y se largue.

En el otro lado tenemos a los optimistas. Las personas que piensan que el país se puede arreglar con buenas noticias. Aquí tenemos de todo, desde la gente que se mueve a buscar una solución a su situación personal y terminan siendo el próximo video viral de Echar Pa’Lante, los que trabajan para darle una buena cara a la mala situación del país, como los movimientos de arte urbano que se hicieron famosos en Santurce, o lo que sencillamente buscan llenarte el feed de tus redes sociales de cuanta cosita te pueda hinchar el pecho, como que Playa Flamenco es la tercera mejor playa del mundo según Trip Advisor o que Carlos Correa bateó otro cuadrangular. Para el bando opositor, los optimistas carecen de profundidad, prefieren vivir en una burbuja alejada de los verdaderos problemas del país o se engañan con querer atender a un paciente en sala de operaciones con los instrumentos de un kit de primeros auxilios. 

Del lado de los optimistas hay algo muy positivo y son las acciones. A falta de buenas noticias que no se queden en algo chiquito, el grupo ha entendido que tiene que salir a provocarlas. El ataque que usualmente se le da a estas iniciativas es que una parte de ellas quedan en lo cosmético o que son secuestradas por individuos en busca de protagonismo.

Con los pesimistas son excelentes en analizar la situación y encontrar las posibles soluciones al problema. Los optimistas dirán que no ejecutan esas soluciones yse reducen a hablar. Otros que al no balancear sus discursos pierden la oportunidad de ser el cambio.

Ambos bandos tienen sus elementos positivos, que en mi opinión, podrían ser la clave para enderezar nuestra situación de país que cada vez luce más como el Costa Concordia. La clave radica en explotar el poder transformador del “odio positivo”.

Un ejemplo publicitario de este concepto es la campaña de Grrr para Honda en el Reino Unido. El concepto detrás de Grrr surgió de una anécdota sobre el jefe de diseño de motores de Honda, Kenichi Nagahiro. Nagahiro detestaba el ruido, el olor, y el aspecto de los motores diesel, y cuando se le asignó diseñar el primer motor diesel de la compañía, se negó rotundamente a no ser que se le permitiera empezar desde cero. La negación de Nagahiro a partir de lo último en la tecnología, del estándar, de lo que es probado y seguro es importante pues es lo que da paso a la transformación de lo ya existente. De haber admirado la tecnología del momento Nagahiro hubiese buscando como mantener los elementos funcionales haciendo cambios de acuerdo al producto que tenía que entregar. Esta motivación de “odio positivo” fue traducido a una canción y una campaña integrada por la conocida agencia Wieden+Kennedy. La campaña no solo logró que las ventas de Honda crecieran en Europa, sino que como pieza de comunicación se llevó todos los premios importantes de la industria, incluyendo el Grand Prix en Cannes.

El ejemplo de Nagahiro es importante porque puntualiza algo que usualmente  olvidamos en la discusión: el reconocimiento de lo malo. No es lo mismo que se hable mucho del problema a que se reconozca el problema. Recientemente el gobierno habló en público de las finanzas del país, acepto públicamente que gran parte de la deuda es impagable y dejó claro que nuestra situación es crítica. Aún así las acciones posteriores dejan claro que, más que el esperado reconocimiento, el anuncio fue parte de una estrategia mediática que no sirve de punta de lanza a un plan de cambio. De parte del resto del país tampoco se ha dado un reconocimiento pues un ciudadano que reconoce su país en quiebra no puede obviar la situación del vecino y reclamar que se mantengan privilegios como escoltas, que no se vuelvan a negociar convenios colectivos o que enviemos delegaciones a juegos olímpicos.

Antes de recibir el primer ataque por ese último ejemplo pongamos las cosas en perspectiva, por cada medalla que ganemos en los Panamericanos son millones de dólares que pudimos usar para salvar una vida en Centro Médico. No es lo mismo apoyar el deporte en el pueblo a apoyar el deporte profesional. Soy un gran fanático y me encanta ver a mis equipos, pero en un momento de crisis, reconozco la crisis y pongo el dinero en donde hace falta

También es importante recalcar que el reconocimiento de lo negativo no es motivo o razón por la falta de esperanza en el país. Tampoco es un impedimento para que exista un cambio o una acción positiva. Más que nunca necesitamos dejar de recitar estribillos de “Puerto Rico lo hace mejor” o llamarnos “La Isla Estrella” y reconocernos como un país quebrado. Tomen el ejemplo de un alcohólico. Todos los días el alcohólico debe comenzar su día diciendo: Mi nombre es Menganito Pérez y soy un alcohólico, sin importar que lleve 20 años sin tomar una gota de alcohol, pues el día en que no se reconozca como un alcohólico es el día que volverá a beber. Como pueblo debemos todos los días comenzar diciendo soy Fulano Quiñones y vivo en un país quebrado. Porque solo así seremos conscientes de regularnos y actuar como nuestra situación dicta y requiere.

Claro está ese reconocimiento tiene que acompañarse con una acción. Esa acción es personal, no de país. Muchas veces queremos hacer las cosas más grandes de lo que son. Eso es lo que crea desesperanza. El no entender como las cosas van a cambiar. El inmovilismo de esperar por estudios y nombrar comités per omnia saecula seculorum. Si yo mejoro mi situación y tú mejoras la tuya y el otro mejora la de él, esas acciones se van sumando y en consecuencia la del país. Aquí hay solo dos deberes: el del individuo a resolver su entorno y el del gobierno a facilitar que pueda hacerlo. Ojo que no es el gobierno que lo va a hacer, pero sí el que lo tiene que facilitar.

Lo que hablo no es nuevo en Puerto Rico. Luego del devastador paso del Huracán San Felipe Segundo en 1928 y el comienzo de la Gran Depresión de Estados Unidos en 1929, la pobreza rampante en la Isla donde la carestía de vida provocaba una verdadera crisis de corte humano, inspiró a un joven poeta y político a conjurar las palabras precisas que sirvieron para crear los discursos que propulsaron la cultura del Puerto Rico modernista. No me interesa pasar juicio sobre la obra de Muñoz Marín el político, más quisiera fijar la atención en Muñoz Marín el comunicador.  La genialidad de su discurso no radicó en pintar un cuadro hermoso de la campiña borincana, ni recitar de los loables atributos del corazón del jíbaro. El discurso muñocista se centró en recalcar la nefasta situación del país, subrayar claramente quién o cuál era el mal que había que vencer y dejar claro solo una vía de salida, la personal. A través de su discurso Muñoz Marín le dejaba claro una y otra vez al pueblo que es el pueblo mismo quién debe resolver su destino. 

Hoy tenemos un pueblo tan dependiente del gobierno como en el 1939 dependía de las grandes centrales azucareras. Nos va tan mal, que hasta el famoso dicho para decir que algo es muy caro queda obsoleto por la realidad. Quizás fuimos demasiado optimistas por mucho tiempo para ver las señales de que algo iba mal. Quizás nuestros intentos de levantar el ánimo y devolver esperanza al pueblo no son más que un intento frustrado de arraigarnos al pasado. Por más bienintencionadas que sean nuestras acciones, ¿de qué nos sirve amar y proteger algo que necesitamos odiar para poder cambiar? Pintando los edificios abandonados no quitamos el hecho de que nuestras urbes se han convertido en madrigueras y hospitalillos. Que nuestros boxeadores ganen un campeonato no quita que cientos de hombres jóvenes mueran en las calles consumidos por el mundo de la droga. Criticar al hermano que se va no te hace mejor persona o más puertorriqueño. Solo en el espacio gris entre el optimismo y el pesimismo encontraremos el espacio para pintar individualmente, cada cual con su color, la imagen que resulte en el génesis de otro Puerto Rico. Con ganas, uno mejor.

by

Un mensaje del Gobernador al Pueblo

por Jon Borschow, Presidente Foundation for Puerto Rico

foto-john-borschow

Les ofrezco mí borrador de un mensaje que me gustaría escuchar del Gobernador al pueblo…

Confieso, que cuando entré en la gobernación pensé que con un mensaje optimista y poco alarmante podíamos responsablemente torear la situación económica – recaudar unas contribuciones adicionales, hacer algunos ajustes en las agencias, pagar un poco más de intereses en los bonos y, eventualmente, la economía se recuperaría. Me tomó por sorpresa qué las agencias fiscalizadoras nos bajaran las calificaciones de nuestros bonos después de mostrar tanta buena fe y disciplina y de cumplir con todas sus recomendaciones. Pero la verdad es que en nuestra Isla llevamos tanto tiempo tapando el cielo con la mano que ya no tenemos suficientes manos para taparlo y la realidad está encima de nosotros. Vamos a tener que enfrentarla con humildad y transparencia al cambiar hábitos, costumbres y creencias muy arraigadas que nos han llevado a esta crisis.

Comencemos con desmentir el concepto de que cada puertorriqueño – empresario, comerciante, obrero, profesional, servidor público o gobernante  –  puede perseguir sus intereses individuales o escuetos sin preguntarse cómo va a crear valor en Puerto Rico. Ya no hay margen para el egocentrismo, para el oportunismo cínico, para reclamar derechos sin importarnos cómo se consiguen y quitarle a otros lo que no nos corresponde, para promover proyectos insostenibles y caprichosos o para proyectar ficciones como la verdad; porque los recursos locales son limitados y se están agotando a pasos agigantados.

Tenemos que transformar nuestra economía con una visión estratégica que crea nuevas oportunidades para todos. Contamos con los recursos de materia, maquinaria y talento necesario. Las posibilidades son muchas, pero tenemos que ponernos de acuerdo en la ruta a seguir, porque sin ella caminaremos todos en distintas direcciones y no llegaremos a ningún lugar.  A continuación les ofrezco una brújula que nos sirve de guía para orientarnos. La dirección estratégica que propongo no fue desarrollada por la perspectiva unilateral de un gobierno, sino por un amplio junte de ciudadanos y organizaciones de carácter multisectorial y multipartidista. Aprovecho mi tribuna como Gobernador para enfatizar la importancia de unirnos en la misma y mi compromiso a respaldarla en lo que al gobierno le corresponde, pero les adelanto que esta propuesta para el desarrollo económico no es solo para el gobierno, sino para TODO Puerto Rico.

Para que nos movamos en una nueva dirección con éxito, tenemos que atraer nuevos ingresos externos a nuestra economía local, creando valor para el mundo. ¿Qué tenemos que ofrecerle al mundo? Mucho, tenemos gente talentosa y educada con experiencia valiosa, buena infraestructura física y tecnológica, un clima maravilloso, una gran belleza natural, una situación geográfica estratégica, accesibilidad aérea y marítima de clase mundial, acceso privilegiado al mercado de los Estados Unidos y una cultura auténtica con múltiples dimensiones artísticas, musicales y gastronómicas y tanto más!

Seamos creativos e innovadores al decidir esta nueva ruta colectiva para asegurarnos que aproveche y nos conecte a nuestras oportunidades con el mundo. Atrevámonos a caminar por donde nunca antes hemos ido y consideremos  las opciones. Escojamos la ruta con cuidado y persigamos las oportunidades unidos, porque el mundo es grande y sus oportunidades están a nuestro alcance si no nos diluimos. Tenemos que lograr que el mundo se enamore de Puerto Rico – para que nos visiten y disfruten la magnífica experiencia, avalen el producto de nuestras empresas de exportación, de servicios, de tecnología y de conocimiento, para que inviertan en nuevas empresas que sirvan al mundo y como un nuevo hogar para todos aquellos que vengan o regresen a crear oportunidades.

Tenemos que reducir nuestra dependencia en las importaciones viéndolas como son, no como motor de desarrollo económico, porque no lo son. Son una necesidad práctica porque hay muchas cosas que no podemos producir localmente. No debemos subsidiar ni a las importaciones ni a los importadores y menos las transnacionales. Es un mito que crean empleos, más bien reducen empleos porque desplazan las empresas locales y mueven el valor añadido fuera de Puerto Rico. Sí, podemos y debemos consumir más productos locales. Tenemos que entender la importancia de esto ya y cambiar hábitos y costumbres para aprender a distinguir al comprar, optando primero por lo nuestro.

Si dejamos a un lado diferencias ideológicas, político-partidistas y de clase y nos comprometemos todos con este gran proyecto de perseguir nuestras oportunidades económicas en el mundo, nos vamos a sorprender de cuan rápidamente las cosas pueden empezar a mejorar. Humildemente comprometo a mi gobierno a echar a un lado el protagonismo y el partidismo y hacer todo lo necesario para que esta transformación se dé. Así mismo, necesitamos que todos los sectores de la sociedad nos comprometamos a trabajar juntos para construir un nuevo Puerto Rico.

by

La piña está dulce

by Alan Taveras, Co-Founder, Brands of Puerto Rico

download

Puerto Rico is in a deep crisis and it’s impossible to deny that fact. Nevertheless, the best opportunities are created in times of peril. Distress and necessity are the biggest fuel of innovation. We all have read that famous quote where Albert Einstein says that a crisis is an opportunity. For this piece I dug a little deeper into that quote. To my surprise, I encountered a paragraph in that same essay that struck a chord. It left our team with the same sentiment we felt after realizing in the early days of March 2014 that thousands of Puerto Ricans joined the diaspora: something has to be done. It goes like this,

“To speak about a crisis is to promote it. Not to speak about it is to exalt conformism. Let us work hard instead. Let us stop, once and for all, the menacing crisis that represents the tragedy of not being willing to overcome it.”

In times of crisis our normal perspective of reality is torn, and only those who have that special “je ne sais quoi” that gives you the strength to turn an idea into an enterprise flourish. A true entrepreneur is a great opportunist.

In the last days of February 2014, newspaper covers started to turn gloomy. Financial crisis, downgrade of our credit ratings and exponential growth in the diaspora were our daily bread. During those days, my brother and I were pushing, against all odds, our digital marketing agency Tresepic. Filled with drive, a few connections, and a little stupidity, we were poised to make our name stand out. One Friday afternoon, the both of us along with two other teammates had the crazy idea of creating the biggest, quality-oriented, catalog of Puerto Rican brands and products to supply the growing diaspora in the states. Both of us had the privilege of studying abroad, thus we knew the hardships that Boricuas go through in order to get the products we love.

For a couple of months we just focused on getting traction and building a brand. After a call with “CNN en Español” where they stated that they wanted to interview us, we knew we had something even though local media didn’t take us seriously until that same interview came out. We launched on July 11, 2014 with only 30 brands. After twelve months, our family of brands has almost tripled and our catalog has more than 500 products. During this year, our team has grown. We have met the most interesting people this island has to offer: talented artisans, innovators, artists, farmers, inventors, creative people from all ages and municipalities, academics, politicians, and celebrities among others. Every day there is a new brand and a new story. In our short life span, we helped people located in the farthest regions of the continental USA and United Kingdom enjoy what Puerto Rico has to offer. We have experienced a roller-coaster of emotions that go from tears of celebration to ironic laughs.

www.brandsofpuertorico.com, the “amazon” for local brands, as many people call it, is just an opportunity that levels the playing field for local entrepreneurs while connecting the diaspora with the products they miss. At the same time, we give them the power of directly investing in our country and those who stayed. It’s a marketing tool, but it has a social focus. A distribution channel that supports the existing local brands, but empowers the new batch of Puerto Rican entrepreneurs. Our slogan, “Somos más que 100×35”, is an open invitation to leave behind the “small island” mentality and start to compete globally. The internet gives us the opportunity to transcend our geographical borders. Brands of Puerto Rico is the e-commerce that connects local brands to the world. Currently, 70% of our sales are shipped to the continental USA.

Even though we brought an opportunity to a sector that had been well abandoned by almost every other one in the Boricua society, it’s imperative that every Puerto Rican collaborates, whether they are located within or outside the island. The patterns are clear, even now that “empresario” has become a buzzword in the “academia”, government platforms, and the press. Almost every entrepreneur I personally had the opportunity to have a one-on-one conversation with (hundreds from every part of the island, thanks to the FUERZA PYME initiative) doesn’t feel supported by the consumers. We need more entrepreneurs, but more importantly, we need to support them by buying their products. A Facebook “like” or a “share” is not enough, we need to change our paradigms and start buying local.

11058422_1564445037151812_2296509656567260341_n

We need to foment innovation and give hope to those who stay. The solution to our economic and cultural crisis needs an open-minded approach to insert Puerto Rico as a global player in the globalized commerce. Our team started with an idea to empower local entrepreneurs and slowly our concept is beginning to take form in other markets. Brands of Puerto Rico is the first step of the Brands of concept, which looks to connect Latin America and its entrepreneurs to the global market. We invite every Puerto Rican, entrepreneur or not, to think differently and act epic.  If we achieve that change of mindset as a collective, our pineapple will get sweeter.🍍😉

Otro Puerto Rico

por Jon Borschow y José Joaquin Villamil

Aún en momentos como el actual, podemos aspirar a un mejor Puerto Rico, uno en que la mezquindad política ceda a la unión de todos por buscar soluciones, en que mirar el futuro de noviembre en noviembre ceda a una visión concertada de un mejor futuro para las nuevas generaciones.

Ese otro Puerto Rico debe también estar firmemente anclado en un entendimiento de nuestro entorno global y de las transformaciones que en él ocurren.

Cuando Joseph Stiglitz, ganador del Premio Nobel en Economía visitó Puerto Rico, dijo que no desperdiciáramos la crisis que nos ha caracterizado por varios años. Tiene razón Stiglitz, de las crisis surgen las transformaciones necesarias.

Para muestra no hay nada más que ver la historia. De la Gran Depresión de los años treinta, en los Estados Unidos, surgió lo que es aún hoy una nueva manera de gobernar y de afrontar los problemas sociales y económicos.

Lo mismo podría decirse de otros países en Europa, Asia y aún en nuestra América, donde las grandes transformaciones surgieron de crisis profundas.

En China una crisis de insostenibilidad ambiental, económica, y poblacional ha impulsado la transformación socio-económica más importante en la historia. En una sola generación, un país de 1,300 millones se ha movido del hambre y la pobreza a convertirse en la economía más grande del mundo; se ha movido de un comunismo dogmático, cruel y esclavizante a un proyecto pragmático y empresarista para mejorar la prosperidad y la salud de su pueblo persiguiendo oportunidades económicas en el mundo.

Cuenta con una visión ambiciosa y expansiva de una nueva China como líder mundial, no solo en la productividad manufacturera, sino en la tecnología y la innovación.

UNA CRISIS DE VISIÓN. La crisis que vive Puerto Rico no es solamente fiscal y económica. Peor es la crisis de visión que hemos padecido por décadas.

Sin una visión del futuro que queríamos como sociedad, fuimos ajustándonos al deterioro con medidas que lejos de movernos a una transformación renovadora, la pospusieron y los problemas que nos aquejan empeoraron.

¿Qué hacer? Lo primero y más necesario es reconocer que el modelo vigente de conducir la sociedad y atender los problemas económicos y sociales ya no responde a las nuevas realidades locales y globales.

Necesitamos un nuevo modelo que incorpore, no solamente versiones oficialistas de nuestro futuro, sino que recoja el sentir de una Sociedad Civil resurgente y lo haga parte integral de una nueva visión.

En efecto, que sea capaz de delinear, un modelo de sociedad que nos permita exitosamente perseguir nuestra oportunidad económica en el siglo XXI a través del fomento de las exportaciones industriales, de tecnología y de servicios innovadores, y el desarrollo de Puerto Rico como destino para el mundo a la vez que propicie la sana convivencia resultado de una sociedad incluyente, en que todos somos responsables por su devenir.

LO QUE SE NECESITA. Para lograr esa visión, es imprescindible que se hagan los cambios en las leyes, reglamentos y organizaciones del gobierno, así como también en la cultura, en el sentido amplio de la palabra, pues es lo que define como actuamos, como respondemos a los retos y como estructuramos las soluciones.

No podemos ser exitosos en la transformación con las mismas estructuras, procesos y cultura social que se engendraron en un mundo que ya pasó. Tenemos que transformar la cultura del crecimiento en la cultura de la sostenibilidad, sobre todo social.

EL ENTORNO GLOBAL. Necesitamos principios que nos ayuden a organizar los esfuerzos. En lo económico, es imprescindible que Puerto Rico parta de un entendimiento de la oportunidad que ofrece el entorno global.

A este se le puede llamar la exportación siglo XXI y la economía del visitante, actividad que no solo recibe personas del resto del mundo a través del turismo, sino que nos lleve a ser parte de las tendencias globales en la tecnología, que inserte nuestra cultura y nuestras empresas en las oportunidades globales.

MODELO PARA EL MUNDO. Podemos ser nuevamente un modelo para el mundo, ahora por nuestra capacidad de gobernar de manera incluyente sin dejar de ser jugadores efectivos en el escenario global.

Debemos repensar la manera en que hemos definido el desarrollo. El Premio Nobel A.K. Sen lo define como el proceso de expandir las oportunidades económicas, la libertad individual, el acceso a los servicios sociales, la seguridad y la transparencia. Está implícito en esta definición que el desarrollo es para todos – reducir la desigualdad y la aumentar la movilidad social deben ser prioridades – pero igualmente fomentarlo es responsabilidad de todos.

Aprovechemos esta crisis para forjar una nueva visión, ambiciosa y transformadora para Puerto Rico. Creemos juntos una sociedad integradora y no excluyente para asumir nuestro rol en el mundo.

¡Yo quiero ser un(a) embajador(a) de Campus Puerto Rico!

por Denisse Rodríguez, gerente de programas de FPR

Eran las 8 am y estaba a punto de tomarme una taza de café con una persona con quien, hasta el momento, había conversado solamente por correo electrónico. Daniel Díaz estaba en Puerto Rico visitando a su familia durante la época navideña y quería aprovechar para conocerme. Recientemente Giovanna Guerrero, de Ciencia PR, nos había presentado por correo electrónico. Daniel quería conocer más sobre Campus Puerto Rico pues veía una oportunidad en New Haven para los estudiantes hispanos que necesitan opciones para estudiar a una fracción del costo pero con los mismos estándares de los EE.UU.

Picture1

Daniel Díaz, Giovanna Guerrero y yo en Arte, Inc. Primera vez que nos reuníamos en persona.

El café es el catalítico perfecto para las colaboraciones y comenzamos a compartir ideas. Acordamos continuar conversando para identificar los próximos pasos. Unas semanas más tarde, Daniel me envía una invitación para que las universidades en Puerto Rico participen de una feria de universidades que anualmente organiza el New Haven Public School System. Yo nunca había organizado una misión parecida pero rápidamente compartí la invitación con muchas universidades en Puerto Rico a ver si existía interés.

Para mi sorpresa, muchas decidieron participar y algunas lograron sumarse al viaje a pesar de que no contábamos con mucho tiempo antes del evento. Intermedié la información entre los organizadores de la feria y las universidades, organicé llamadas en conferencia para planificar nuestra participación y desarrollamos una agenda específica para nosotros para “sacarle el jugo” al viaje.

La agenda incluyó eventos específicos para nuestra delegación boricua: una reunión con padres de estudiantes hispanos; un “Meet & Greet” con más de 25 puertorriqueños que viven en New Haven y ciudades aledañas, todos interesados en conocer sobre Campus Puerto Rico y cómo pueden apoyarnos; y una presentación a 200 estudiantes de escuela superior como parte de un evento donde aprenderían cómo prepararse para la universidad. Además, tuve una entrevista en Radio Amor, emisora en New Haven fundada por puertorriqueños, y otra para las noticias en WTNH ABC News.

Picture2

La delegación de Puerto Rico que participó en el New Haven Public School College Fair con Daniel Díaz (falta Alfonso Lozada de la Inter que tuvo que tomar un tren más temprano).

¿Por qué New Haven, Connecticut (CT)? La ciudad de New Haven posee una alta concentración de hispanos (30.95%) en su sistema de educación pública y cuenta con 21,500 estudiantes registrados. Su población hispana está en crecimiento, mayormente por la inmigración de puertorriqueños.

Picture3

Presentación a padres de estudiantes hispanos, organizada por Dra. Abie Benítez.

La delegación de Campus Puerto Rico en New Haven incluyó, en esta ocasión, la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras; Universidad del Sagrado Corazón, Universidad Interamericana y la Universidad Politécnica. Estudiantes de 13 escuelas superiores del distrito de New Haven conocieron sobre Campus Puerto Rico y las universidades anteriormente mencionadas. Durante la visita, impactamos a 1,300 estudiantes de undécimo grado, de los cuales aproximadamente 34% son hispanos.

Picture4

Durante la entrevista con Shay García en Radio Amor.

La comunidad hispana en Estados Unidos es un mercado muy importante para la educación superior de Puerto Rico. Nuestro destino ofrece los mismos estándares que Estados Unidos a una fracción del costo, las becas y programas de préstamos federales aplican en Puerto Rico, la educación es bilingüe y los egresados de nuestras universidades son codiciados en el mercado laboral en los Estados Unidos.

Quiero resaltar que muchas veces me pregunté si este viaje sería exitoso, especialmente porque no había precedente y no sabía cómo definir el éxito. Tampoco sabía como sería la dinámica de viajar con cuatro universidades que compiten localmente. Llegamos a la primera escuela, James Hillhouse High School, y vi la dinámica que se desarrollaba orgánicamente – nuestras universidades comenzaron a apoyarse unas a otras, compartiendo referidos cuando el programa que buscaba un estudiante no era ofrecido por una de las universidades.

Y es que cuando dejamos de competir por el pastel local que cada vez se achica más y nos enfocamos estratégicamente en mercado global que es mucho más grande, comenzamos a colaborar. Solos no podemos competir, pero juntos sí. La meta se convirtió en colectivamente atraer a estos estudiantes a estudiar en Puerto Rico. No era la única que estaba celebrando esta dinámica: cada uno de los representantes de las universidades lo aplaudieron y se sintieron satisfechos.

Picture5

Booth de la Universidad Politécnica

Picture6

            Booth de la Universidad de Puerto Rico, Río Piedras

Picture7

Laura Cotte, de Sagrado Corazón.

Picture8

Alfonso Lozada de la Universidad Interamericana.

Aprendimos que hay muchísimo interés por puertorriqueños e hispanos en EE.UU. de estudiar en Puerto Rico. Hay una brecha de desempeño cada vez más amplia cuando los hispanos no logran ir a una universidad simplemente porque no la pueden pagar. En Puerto Rico pueden estudiar por una fracción del costo mientras adquieren una educación certificada bajo los estándares de los EE.UU.

Los puertorriqueños en CT están luchando por los derechos de los hispanos de distintas maneras y quiero resaltar dos. Los puertorriqueños que viven en New Haven están luchando para que le extiendan la beca del New Haven Promise a estudiantes que quieren estudiar en Puerto Rico. Actualmente la beca cubre a estudiantes que decidan estudiar en CT.

La segunda iniciativa la ilustraré con un ejemplo. Juan tiene 13 años y se muda con su familia de Puerto Rico a New Haven. Juan casi no sabe inglés y entra al programa ESL (English as a second language) donde por 30 meses tendrá una inmersión al inglés mientras también estudia en español. Al finalizar los 30 meses, Juan es trasladado a la corriente regular donde todas las clases son en inglés. Sin embargo, Juan aún no está listo para este cambio, algo muy usual, pues está comprobado mediante investigación que un joven alcanza bilingüismo en un promedio de 60 meses de inmersión. Como resultado, Juan baja las notas y comienza a desarrollar lagunas en ciencias y matemáticas, disminuyendo dramáticamente las posibilidades de que alcance su potencial.

Puertorriqueños como Daniel Díaz están apoyando una legislación para cambiar el periodo de ESL de 30 a 60 meses. La lucha es contra viento y marea: imagínense cuánta gente con influencia está en contra y prefieren que la enseñanza sea homogénea a como de lugar.

Picture9

Charla a comunidad de puertorriqueños en CT sobre Campus Puerto Rico y Ciencia PR.

Pero bueno, regresando a los logros de la misión a New Haven, hay oportunidades tales como:

  • Atraer estudiantes interesados en tomar cursos en Puerto Rico durante el verano entre su 3er y 4to año de escuela superior. Los estudiantes podrían tener una inmersión al español y la cultura e historia puertorriqueña a través de cursos de verano en nuestras universidades. Estos estudiantes probablemente soliciten estudiar su bachillerato en Puerto Rico pues quedarán enamorados con todo lo que tenemos que ofrecerles;
  • Hay una gran demanda por maestros ESL en CT. Nuestras universidades podrían ofrecer la certificación de ESL que requiere el estado para atraer a estos estudiantes que quieren ser maestros en sus ciudades de origen;
  • Los maestros toman cursos de desarrollo profesional cubiertos por el estado de CT. Estos pudiesen tomar cursos en Puerto Rico de cultural awareness tales como historia puertorriqueña y latinoamericana, entre otros.

Todos en CT quieren que regresemos el próximo año y todas las universidades de aquí están encantadas con los resultados. Aproximadamente 400 estudiantes solicitaron más información sobre estudiar en Puerto Rico. Además, ya me han escrito otras universidades para sumarse a futuros viajes. Ahora nos encontramos planificando cuales ciudades visitar y necesitamos identificar puertorriqueños como Daniel Díaz que nos abran las puertas. Si conoces a alguien que pudiese apoyar este esfuerzo, por favor compártele este formulario.

Como pueden ver, hay muchas oportunidades que las universidades pueden aprovechar para aumentar su matrícula y Puerto Rico se beneficiará de la inyección económica y socio-cultural traída por estos estudiantes. Los puertorriqueños somos gente buena y hospitalaria y seremos los anfitriones perfectos para estudiantes de todo el hemisferio y el mundo.

Puerto Rico en DC

por Denisse Rodríguez, Gerente de Programas de FPR

Volvía a visitar una ciudad que fue mi hogar hace exactamente diez (10) años. Sentía la misma energía, la misma expectativa de que aprendería y me llevaría grandes experiencias y nuevas amistades. Pero esta vez era diferente, esta vez no venía con manos vacías, sino que estaba preparada para compartir lo que los emprendedores sociales estamos construyendo en Puerto Rico – proyectos de innovación social.

Federico de Jesús Febles, Presidente de FDJ Solutions, fue mi jefe cuando hice un internado con la Congresista Nancy Pelosi a través del Programa Córdova Fernós y The Washington Center. Y fue Federico quien diez años más tarde decidiría organizar e invitarme a formar parte del panel: “Puerto Rico: Social Innovation Solutions in the Midst of Financial Crisis”.  Compartí el panel con Laura Cantero, Directora Ejecutiva del Grupo Guayacán y Miguel Columna, Co-Fundador de ConPRmetidos. Dos personas que tengo el placer de llamar amigos. También nos acompañó el Sr. Steve Vetter, Presidente y CEO de Partners of the Americas, una ONG fundada por el Presidente Kennedy hace más de 50 años y que se dedica al desarrollo económico de América Latina y el Caribe. (¡El Nuevo Día hizo una reseña sobre el foro, “Desarrollo económico desde la sociedad civil“!)

1

Federico de Jesús, Presidente de FDJ Solutions; Laura Cantero, Directora Ejecutiva de Grupo Guayacán; Miguel Columna, Co fundador de ConPRmetidos, Denisse Rodríguez, Gerente de Programas de Foundation for Puerto Rico y Mr. Steve Vetter, Presidente & CEO de Partners of the Americas.

“Desde el verano de 2013, la gran mayoría de las noticias que salen de Puerto Rico en los medios noticiosos de los Estados Unidos se han enfocado en aspectos negativos sobre la crisis financiera y otros retos que enfrenta el país,” dijo Federico. “Sin embargo, existe un movimiento creciente de empresarismo social que tiene el potencial de cambiar el panorama socioeconómico de nuestra Isla para bien. Por eso decidí hace unos meses organizar un foro en Washington, DC para destacar todas las iniciativas positivas que se están dando en Puerto Rico y tratar de cambiar un poco la narrativa sobre la situación económica que vivimos.” 

La innovación social se define como diseñar soluciones innovadoras para problemas viejos, nos enseña a dejar de “manejar” los problemas con curitas y solucionarlos de raíz. En Puerto Rico existe una creciente tendencia a la innovación social y ya hay proyectos con resultados en progreso.

Ante un salón lleno a capacidad y con transmisión en vivo, conversamos sobre muchos temas relevantes, entre ellos:

  • Por qué han surgido empresas sociales que están re-tomando el espacio que le hemos cedido al gobierno y por qué es absolutamente necesario colaborar;
  • El cambio de mentalidad que está ocurriendo donde ser empleados ya no es la única opción y estamos aprendiendo a emprender;
  • El desarrollo de una comunidad de emprendedores, con eventos continuos organizados por un sinnúmero de organizaciones de alto calibre donde los emprendedores pueden conectarse, inspirarse y apoyarse;
  • El desarrollo de la plataforma Puerto Rico Global, mediante la cual nuestra diáspora podrá aportar al desarrollo socioeconómico de la Isla de manera puntual y tangible;
  • Un ejemplo de un puertorriqueño en la diáspora que aportó grandemente la iniciativa Campus Puerto Rico es Daniel Díaz, un líder educativo en el New Haven Public School System que nos invitó y organizó la visita de Foundation for Puerto Rico y varias universidades para una feria de universidades en dicha ciudad. El evento sobrepasó todas las expectativas y ahora estamos en búsqueda de personas que como Daniel Díaz, nos abran las puertas en otras ciudades. Estos puertorriqueños serán Embajadores de Campus Puerto Rico. Si te interesa, puedes apuntarte aquí.
  • La importancia de que todos nos enfoquemos en insertar a Puerto Rico en el mercado global para atraer capital externo y dejar de competir por el pastel local que continuamente se achica;
  • Lo crucial que es para Puerto Rico desarrollar nuestra Economía del Visitante y atraer a millones de visitantes adicionales para disfrutar del turismo cultural, médico, educativo, creativo, agro, etc.;
  • El logro de haber sido mencionados por el Secretario de Estado, John Kerry, en su mensaje durante la Cumbre de las Américas en Panamá en abril 2015, pues Puerto Rico oficialmente forma parte de la iniciativa del Presidente Obama, la Fuerza de los 100,000. Dicha iniciativa promueve que 100,000 estudiantes estudien fuera de los EE.UU y que 100,000 estudiantes del Hemisferio de las Américas estudien en los EE.UU. ¡Y Puerto Rico ahora es uno de los destinos académicos!;
  • Anunciamos que el primer emprendedor de Puerto Rico está accesando préstamos a 0% de interés a través de Kiva y que todos podemos prestarle tan poco como $5. Fello, un agricultor de Utuado que produce sodas naturales fermentadas de frutas exóticas ha recibido préstamos de 150 personas de más de 40 ciudades en el mundo. ¡Tres días más tarde, Fello cumplió la meta de recaudo por un total $6,000, 25 días antes de que finalizara la campaña!

2

El salón estaba lleno de energía, las preguntas de la audiencia reflejaban el interés por conocer más y el networking luego del evento me permitió conversar con puertorriqueños y estadounidenses interesados apoyar a Puerto Rico insertándose en estas iniciativas. Permítanme resaltar algo: estoy sumamente, felizmente sorprendida, de la cantidad de puertorriqueños que quieren regresar a la Isla.

El día anterior, conocí a varios de los Cenadores, un grupo de puertorriqueños en Washington, DC que se han juntado para apoyar a Puerto Rico desde sus posiciones estratégicas en varias organizaciones de dicha ciudad. Me invitaron a su reunión mensual para presentarles las iniciativas de Foundation for Puerto Rico y salí energizada y con muchísimo apoyo e ideas para implementar las próximas fases de nuestros proyectos.

2

Con Mariela Martínez, miembro del grupo Cenadores y Senior Project Manager de Brookings Institute.

Steve Vetter lo dijo perfectamente en el panel…tenemos que pick up the pace, acelerar el paso. Y para eso, se requiere que colaboremos y nos apoyemos para que las iniciativas arranquen y tengan mayor impacto en menos tiempo.

El Sr. Steve Vetter comentó maravillado que las iniciativas que se están llevando a cabo en Puerto Rico son un “bold rebuttal to all of the doom and gloom re: the economy of Puerto Rico and I thought just the right antidote for these challenging times to see the bright, successful, and well educated young Puerto Ricans returning to create a new future. Wow! What could be more exciting? Secretary of State Kerry said it right: La Isla del Encanto. Thanks to all for such an “enchanting” evening.

Precisamente ese mismo día del evento, tuve la oportunidad de reunirme con Steve Vetter, Lee Tablewski, Director de la Fuerza de los 100,000 en las Americas y Liz Calvey. Conversamos sobre las oportunidades para Puerto Rico al atraer estudiantes de EE.UU. y otros países para estudiar sus grados en la isla y la colaboración entre Foundation for Puerto Rico y Partners of the Americas.

4

Con Mr. Steve Vetter, President & CEO of Partners of the Americas, y Mr. Lee Tablewski, Director Fondo de Innovación, La Fuerza de los 100,000 en las Américas.

Este viaje me abrió los ojos, me ayudó a escapar del insularismo que a veces me invade y me hace dudar si estoy tomando los pasos correctos. Validé las iniciativas, propósitos y conceptos a tiempo para la próxima fase de los proyectos. Además, la retroalimentación de los participantes del evento es que están contentos porque han conocido sobre proyectos innovadores que van a ayudar a cambiar el futuro de Puerto Rico y esto los llena de esperanza y fe de que la isla va a progresar.

No quiero finalizar sin compartirles uno de los mejores momentos de este viaje a DC. Mi sobrina Fabiola, quien tiene 9 años, muestra interés en la política pública y Washington DC. Tiene metas bien grandes – se ha propuesto ser Presidenta de los Estados Unidos. Entonces, mi prima y yo nos hemos dado a la tarea de apoyarla y motivarla a que trabaje fuerte por sus sueños. A primera hora del lunes, 4 de mayo, visitamos la Corte Suprema de los Estados Unidos donde nos tomaríamos un café con Ileana Cruz, quien trabaja con la Jueza Sonia Sotomayor. Conocer a Ileana y tomar el tour de la Corte Suprema que Ileana amablemente nos organizó fue un highlight para Fabiola y sé que nunca lo olvidará. 

5

Fabiola E. Vázquez Colón, mi querida sobrina, y yo frente a la Corte Suprema de los EE.UU.

 

by

Somos el destino

por Jon Borschow, Presidente de Foundation for Puerto Rico

Mientras dormíamos, arropados por la ilusión de que éramos sabios y autosuficientes, nos cayó encima el siglo XXI. Mientras peleábamos por tonterías, el mundo nos dejó atrás. Mientras nuestros líderes bailaban y nos hacían bailar al ritmo de su “jingle” del momento, malgastamos y nos endeudamos de manera insostenible.

Mientras aquí dormíamos, en el resto del mundo la creación de valor a través de la innovación y el conocimiento ha ido desplazando los motores tradicionales de desarrollo económico. Mientras nuestro modelo educativo se estancaba, el mundo produjo millones de ingenieros y científicos. Mientras importábamos y consumíamos, otros aprendieron a exportar conocimiento, tecnología y servicios y nosotros a exportar nuestro talento. Mientras disputábamos cuál idioma era la prioridad y no enseñamos ninguno bien, el mundo aprendió a ser multilingüe Mientras seguimos buscando cómo zapatearnos, individual y colectivamente, del lio que hemos creado, nos seguimos hundiendo.

La realidad no nos quita el puño de la cara, tenemos los acreedores en la puerta, tenemos que tomar medidas con el fisco y con la deuda. Hay que reformar el gobierno -romper el ciclo del bacalao, del guiso y del buscón- impulsar la transparencia y corregir la improductividad de tantas agencias. Igualmente, tenemos que reformar el sector privado que ya no sabe lo que es crear valor y ha confundido el concepto de innovación con la creación de campañas de publicidad. Aun así, ningunas de estas medidas nos salva, si no entendemos el mundo del siglo XXI.

Usemos la alquimia sicológica para convertir estas difíciles realidades en oportunidades. Un mundo cada día más rico busca nuevos destinos y experiencias únicas que traducen en una enorme industria “economía del visitante”. Valorada globalmente en $9 billones anuales, Puerto Rico (un destino de clase mundial) captura solamente $7,000 millones.

Puerto Rico es un destino que permite innumerables experiencias como vacacionar, vivir, establecer empresas mundiales, mejorar la salud y educarse; así como inspirarse y recalibrar la vida, refugiarse del frío y hasta del calor. Tenemos la localización geográfica perfecta, un clima insuperable, belleza natural envidiable y mucho más que playas. Contamos con infraestructura física y tecnológica, excelente accesibilidad interna, aeropuertos de alcance intercontinental y puertos para cruceros. Tenemos profundidad intelectual, cultura auténtica, calor humano, sentido de humor, música, baile, arte y gastronomía.

Duplicando nuestra “economía del visitante” a $14,000 millones, podemos crear 70,000 empleos sostenibles. Se van a llenar los hoteles, posadas, paradores, casas de playa, apartamentos y habitaciones alrededor de la isla. Se van a llenar los museos, galerías, conciertos, restaurantes y chinchorros. Se van a llenar las universidades y se fortalecerá la industria de la salud. Vamos a convertirnos en la isla de las convenciones y festivales. Vendrán voluntarios a limpiar las playas, a cosechar el café y a jugar dominó en las plazas. ¡Vendrá el mundo a aprender cómo se hace!

Para que esta visión se realice, tenemos que entenderla y compartir las oportunidades de eslabonamientos que crea para todos. Tenemos que activar nuestros genes colaborativos e invertir nuestra energía y talento colectivo en diseñar y desarrollar una “economía del visitante” a la altura del siglo XXI, visionaria, avanzada, digital, sofisticada y comprometida con la excelencia.

Tenemos que usar nuestras organizaciones comunitarias para establecer redes de proveedores y diseñar experiencias para todos los gustos. Nuestras universidades para educarnos sobre los temas relevantes y crear narrativas y estrategias. Nuestras empresas locales de tecnología de información para desarrollar plataformas digitales que nos conecten directamente con potenciales visitantes de todas partes. De todo este trabajo, surgirán las políticas públicas que le tocará al gobierno implantar.

Si invertimos nuestra alma y nuestro corazón en transformarnos en torno a esta nueva visión, la economía va a crecer y las dolorosas y disputadas medidas para tratar de salvar el fisco no serán en vano. No hay otra estrategia que nos saque de esta recesión. Invito a nuestros líderes políticos, empresariales y comunitarios a que juntos la hagamos realidad.

by

Puerto Rico, a Destination for the World

by Jon Borschow, President Foundation for Puerto Rico

While we were sleeping, blanketed in the illusory notion that we were wise and self-sufficient, the 21st-century happened. While we were squabbling about nonsense, the world moved on. While our leaders danced and had us dance to the rhythm of their jingle of the moment, we squandered our capital and went into debt, unsustainably.

While we were sleeping, the rest of the world learned how to create value with innovation and knowledge creation displacing the more traditional engines of economic development. While our educational model languished, the world produced millions of engineers and scientists. While we imported and consumed, others learned to export – knowledge, technology and services, and we exported our talent. While we argued about which language was the teaching priority and taught neither well, the world learned how to be multilingual. While we continue to look for ways to wriggle our way out of the mess we have created, we continue to decline.

Reality is in our face, we have our creditors at the door. We have to take measures with our budget and our debt. We need to reform the government – to break the cycle of pork barrel patronage, to promote transparency and to remedy the extraordinary lack of productivity in so many government agencies. We also need to reform a private sector that no longer knows how to create value and has confused innovation with advertising campaigns. None of this is enough to save us if we don’t understand how the 21st-century works.

We need to perform psychological alchemy to transform these difficult realities into opportunities. A world that grows richer every day, seeks new destinations and unique experiences. That translate into a huge new industry – the “visitor economy”, annually worth $9 trillion worldwide, of which Puerto Rico (a world-class destination) captures only $7 billion.

Puerto Rico is a destination which provides a great variety of experiences for those who seek to vacation, to flee from the cold or even from the heat, to make a new home, pursue education, find inspiration, recalibrate our lives, or pursue various other forms of self-improvement and even establish global businesses. We have an ideal geographic location, an unbeatable climate, and enviable natural beauty far beyond our wonderful beaches. We have physical and technological infrastructure, excellent internal road access, and multiple airports that support long-range wide body aircraft as well as seaports for cruise ships. As a society, we have intellectual depth, an authentic and constantly evolving culture, great human warmth and a sense of humor, music, dance, art, and an extraordinarily diverse gastronomic offer.

Doubling our “visitor economy” to $14 billion a year, we can create 70,000 sustainable jobs. It’s enough to fill up our hotels, inns, guest houses, beach houses, apartments, and rooms for rent as well as our museums, art galleries, concert halls, restaurants, and all the other fun and informal places to eat all around the island. Our universities will thrive with thousands of international students and our health industry will be strengthened by medical tourism visitors. Let’s become the premier island destination for conventions and festivals! I can see idealistic young visitors heading to the country side to help us harvest our coffee, keep our beaches clean, and join the locals in domino matches in the town squares. Eventually, the world will come to learn how it’s all done!

For us to successfully achieve this far-reaching vision, we have to first fully understand its possibilities and implications, and then we make sure that we build in all the linkages that ensure that opportunities are created for all. We have to reactivate our collaborative genes and invest our collective energy and talent as a society in designing and developing a “visitor economy” at a 21st-century level, visionary, advanced, digital, sophisticated, and committed to excellence.

We have to use our community organizations to establish networks of qualified providers and design visitor experiences that appeal to all tastes; our universities must educate us on all the relevant subject matters and to create narratives and strategies; we need our local information-technology businesses to develop digital platforms that allow us to connect directly with potential visitors from around the world. And all of this work must be supported by new public policy from the government.

If we put our heart and soul into transforming ourselves around this new vision, our economy will grow and the painful and fractious measures to rescue our finances will not have been in vain. There is no other strategy that is going to get us out of this recession. I invite our political, business and community leaders to come together and make it happen.

foto-john-borschow copy

by

El hogar es donde está el corazón

Serie: “¡Mamá! ¡Borinquen me llama!”

por Angela Drew

10850226_10100487872183249_6592633726401195805_nHace más de 2 años atrás decidí mudarme a los Estados Unidos, no en búsqueda de trabajo, si no por amor. Conocí el amor de mi vida, que en esos momentos vivía en EU, a través de amistades en común. En Puerto Rico ya trabajaba como Dietista Clínica, acabando de comenzar en el ámbito laboral.

Al mudarme de país aprendí, aparte de que el frío y la nieve no son de mi preferencia, que en estos lares se respeta más la opinión de la dietista. Siendo la diabetes la PRIMERA causa de muerte en PR, se esperaría que el gobierno y la comunidad se preocuparan más sobre la salud de su país y el rol importante de la dietista. No ayuda que en PR el salario de una dietista es la mitad de lo que se ofrece en EU, más si lo comparas con otros profesionales de la salud.

10848784_10100480366913869_8368745864318008985_oAunque hay varios beneficios de vivir en EU, PR es donde está mi familia y la de mi esposo. Al pensar en algún día tener nuestra propia familia, anhelamos que nuestros hijos crezcan con sus abuelos y tías. Cada vez que vamos de visita a PR no nos queremos montar en el avión. La familia, el calor y la comida hacen que uno no quiera irse. Es más, hace poco compramos una casa y todavía no se siente como nuestro hogar. En esos momentos es que pensamos que nuestro hogar es donde esta nuestro corazón y nuestro corazón está en Puerto Rico.

??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

by

Por qué regresar a PR ha sido la mejor decisión que pude haber tomado a mis 30 años

Serie: “¡Mamá! ¡Borinquen me llama!”

por Wilmarie Ríos

nota por Denisse Rodríguez Colón

Recientemente he conocido muchos jóvenes profesionales que han decidido regresar a Puerto Rico por varias razones, pero generalmente, porque quieren ser parte del cambio y porque tienen optimismo sobre nuestro futuro. Las historias y motivaciones son tan interesantes y, francamente, inspiradoras que las TENGO que compartir con ustedes. Es por esto que hoy damos comienzo a una serie de blog posts periódicos con Wilmarie Rios. Hemos titulado dicha serie ¡”Mamá! ¡Borinquen me llama!” pues esta frase del celebrado poema de Virgilio Dávila recoge nuestro sentir cuando estamos lejos.

Wilmarie regresó a Puerto Rico en agosto del 2014 luego de 7 años fuera de Puerto Rico y está muy emocionada por compartir su historia. Como la ingeniera que es, decidió hacer una presentación en PowerPoint. La pueden accesar aquí.

Espero que la disfruten.

wilmarie_rios_pic

¿Conoces otros jóvenes profesionales que han decidido regresar a Puerto Rico? Por favor conéctal@s conmigo a denisse.rodriguez@foundationpr.org.

by

El entrenamiento de Kiva Fellows finalizó… ahora a continuar desarrollando Kiva Zip Puerto Rico

por Denisse Rodríguez Colón, Gerente de Programas Foundation for Puerto Rico

Con Premal Shah, Presidente y CEO de Kiva, frente al mapa del Caribe donde pueden observar mi tarjeta sobre Puerto Rico.

Acabo de finalizar el entrenamiento de Kiva Fellows. Fueron cinco días sumamente intensos con una sesión detrás de la otra, lleno de aprendizaje práctico y muy útil. Me voy con un entendimiento mucho más profundo de Kiva, su propósito, los miembros del equipo y un plan de ejecución para Kiva Zip Puerto Rico. Pero lo más valioso que me llevo es que ahora formo parte de la comunidad de Kiva Fellows.

Tuve la oportunidad de conversar con Premal Shah, Presidente y CEO de Kiva, sobre PR y está súper emocionado con el desarrollo de Kiva Zip en la Isla. Es una persona sumamente humilde ‘down to earth’ y contagia a todos con su pasión por la misión de Kiva.

Mis 33 compañeros son personas de 12 distintas nacionalidades con un corazón inmenso. Estas personas viajarán esta semana a distintas partes del mundo – India, Samoa, Vietnam, Kenya, entre otros – para trabajar en el campo con emprendedores sin recibir salario por cuatro meses. ¿Por qué? Porque les apasiona la misión de Kiva – facilitar oportunidades de desarrollo y empoderamiento para personas que no son servidas por las instituciones financieras tradicionales. Juan Barbed lo muestra en un vídeo que hizo para recaudar fondos cuando se preparaba para ir a El Salvador como voluntario Kiva Fellow. Me inspiró.

20150130_171844

Luego de mucho estudio, celebramos nuestra graduación como Kiva Fellows. Una de las paredes de la oficina de Kiva está forrada de mapas de cada continente del mundo.

 

pinning_collage

 

 

 

Cada uno recibimos una tarjeta con nuestra foto y nombre. Con un imán, la colocamos sobre el país que serviremos. ¡Yo, por supuesto, coloqué mi tarjeta sobre Puerto Rico!

20150130_171733

Luego de colocar la tarjeta sobre Puerto Rico, recogí mi certificado y me encontré con todo el Staff de Kiva que nos recibía a gritos y aplausos.

office_cheer

Recuerdo cuando llegué a la oficina de Kiva el lunes y ví esta pizarra en la puerta de entrada, desconocía lo que me encontraría al abrirla. Sentía un poco de nervios e incertidumbre. Hoy, Foundation for Puerto Rico forma parte de la familia de Kiva y viceversa.

facebook_14230972890821

Regreso a Puerto Rico con el corazón más grande, con más ganas que nunca de dar a conocer Kiva Zip Puerto Rico por toda la isla y a trabajar de la mano con los trustees para que nuestros emprendedores puedan accesar préstamos a 0% de interés por parte de individuos de todas partes del mundo. Puedes leer la primera parte de esta experiencia aquí.

by

Imaginándonos cómo somos

por Jon Borschow, Presidente Foundation for Puerto Rico

Un reciente domingo me excusé de una salida familiar al cine para caminar por la calle Cerra y observar y participar de “Santurce es ley”, un evento cultural auténticamente puertorriqueño. Esta agregación de arte, gastronomía y música atrajo puertorriqueños de todo nivel económico a uno de los barrios más pobres y maltrechos de Santurce. Literalmente, se retomaron las calles típicamente demarcadas por puntos de drogas, hospitalillos y aceras-dormitorio, para actividades sanas donde padres, hijos y abuelos se animaban ante la riqueza de experiencias a disfrutar. El desfile de bicicletas transformadas en arte multimedia, las alcapurrias calentitas bajando a la calle desde el balcón de un segundo piso en baldes plásticos por medio de una polea y una soga para ser consumidas por parejas jóvenes vestidas de estilos individualistas que competían con los bicicleteros. El consumo de alcohol fue accesorio al consumo cultural y artístico, y no al revés.

Como observador, me dediqué a escuchar algunas conversaciones y a provocar otras. Descubrí que entre la multitud puertorriqueña habían gente que, hablando inglés, discutía cómo habían tenido la suerte de llegar a participar de esta experiencia. Le pregunté a uno de los galeristas cómo promovían que los que visitaban Puerto Rico pudieran llegar adonde ellos y me explicaron que se esforzaban en establecer relaciones con algunos de los taxistas para así lograrlo.

Me puse a pensar y a imaginar cómo sería este evento si se unieran a nuestra multitud miles de visitantes de todos los lugares del mundo para participar de esta experiencia. Que hubiera tantas personas interesadas en participar de una experiencia auténtica puertorriqueña que este evento continuara como una instalación tan permanente como nuestros Museos de Arte, nuestro Conservatorio y nuestro Centro de Bellas Artes. Que todas las noches hubiera obras teatrales en el Ambassador y el Matienzo y que la Ponce de León fuera la sede de hoteles y restaurantes frecuentados por gente que hablase español con diversos acentos, portugués, italiano y francés y, por qué no, mandarín, japonés, ruso y, desde luego, inglés.

Imaginemos a un millón de visitantes adicionales que llegasen anualmente a Puerto Rico y todos ellos interesados en participar en todas las dimensiones de nuestra experiencia auténtica: la experiencia de “Santurce es ley”, la de la calle Loíza y la de Casa Blanca en la calle Tapia. Que viviesen la experiencia de Piñones, la del Caño Martín Peña, la de Puente Blanco en Cataño, la de Toro Verde, la del Museo de Arte de Ponce y de La Guancha, la de la Hacienda Buena Vista, las de Rincón, Joyuda, Fajardo, Maricao y de Toro Negro.

Todo esto encadenando y transformando las vidas de esos barrios como lo hizo durante un fin de semana un pequeño festival en la calle Cerra en Santurce.

by

Imaginándonos como nos vieron

El-festival-de-la-Palabra-de-Puerto-Rico-reunira-a-40-escritorios-de-todo-el-mundo

En Japón, la tradición de las artes y la cultura es tan importante que las figuras artísticas y literarias de más distinción se elevan al nivel de “tesoro nacional”, una designación que permite que estos seres excepcionales puedan concentrar sus energías en su obra. En Puerto Rico, nuestros “tesoros nacionales” han tenido que enfrentar los tiempos que nos azotan con su propia iniciativa y capacidades de innovación; a veces con resultados extraordinarios.

Durante una semana llena de noticias de cierres y pérdidas de empleos, el Festival de la Palabra, producto de la mente fértil y energía ilimitada de un tesoro nacional, la talentosa autora Mayra Santos Febres, convergió en el Viejo San Juan la flor literaria de Iberoamérica. Este extraordinario evento atrajo a miles de visitantes al Paseo de la Princesa, el Arsenal de la Marina en la Puntilla y al Teatro Tapia con más de noventa eventos -lecturas, encuentros, presentaciones, charlas magistrales, debates, conversaciones, declamaciones, diálogos, paneles de discusión, premiaciones e interludios musicales. La ambición, profundidad y organización del evento parecían más allá de lo que se considera posible en Puerto Rico.

En esa joya internacional histórica y arquitectónica que es el Viejo San Juan, tuve la oportunidad, junto a miles de puertorriqueños de todos los sectores sociales, de participar de diálogos con autores, poetas e intelectuales argentinos, brasileros, chilenos, uruguayos, colombianos, peruanos, dominicanos, haitianos, guadalupenses, cubanos, guatemaltecos, nicaragüenses, mexicanos, catalanes, madrileños, gallegos, navarrenses, zaragozanos y mallorquines, portugueses, alemanes, franceses y hasta de la Guinea Ecuatorial.

Estos visitantes no se limitaron a sus participaciones en el Viejo San Juan, sino que recorrieron la Isla entera en un proceso orquestado, llegando a nuestros pueblos, participando en decenas de eventos en nuestras escuelas, conversando con nuestros jóvenes (nuestro futuro caudal) y exponiéndolos a ese Mundo Grande que por una semana cupo en Puerto Rico. Ahora estos poetas y autores, estrellas de la palabra, regresan a sus países nativos con sus corazones y memorias llenos de entusiasmo por la belleza de su experiencia y por el encanto auténtico de un pueblo.

Este intercambio nos eleva ante los ojos del mundo, desmantelando estereotipos nocivos que se han creado en el vacío de nuestra ausencia presencial en un mundo que apenas conocemos y que apenas nos conoce. Es en ese gran mundo en la periferia de nuestro consciente que yace nuestra futura oportunidad. Un Puerto Rico como destino internacional, como eje de intercambio multilingüe y multicultural, como centro de una economía integral y solidaria, basada en la innovación y el conocimiento. En las calles de San Juan y las montañas de Maricao, en el caño de Martín Peña y el cañaveral donde la guajana es flor y símbolo, en el tejido cultural e intelectual de nuestra Isla, está nuestro futuro éxito.

El Festival de la Palabra se tiene que salir de la periferia de nuestro consciente. Tiene que dejar de ser la visión y proyecto de una mujer extraordinaria y su equipo de trabajo incansable para convertirse en modelo de desarrollo y prioridad para todo puertorriqueño.

El próximo festival y, en todos los eventos que celebren la diversidad cultural e intelectual, tenemos que trabajar juntos -gobiernos y comunidades, empresas sociales y capitales, grandes y pequeñas- para asegurar que se desborden de peregrinos culturales nuestros hoteles y hostales; que nuestros aeropuertos se llenen de vuelos, regulares y fletados llegando de todas partes del mundo con visitantes que vienen a recorrer nuestras calles, nuestras montañas, nuestros pueblos y a conocer nuestra alma. ¡Así vinieron y nos vieron y así como nos vieron, nos tenemos que imaginar!

 

by

Aquí (Puerto Rico) me quedo

por Yinet Ocasio, Directora de Efectividad Organizacional de FPR

Empecé a trabajar en Foundation for Puerto Rico hace apenas unas semanas… y que par de semanas. Con frecuencia leo sobre los miles de puertorriqueños que brincan el charco en busca de oportunidades, mejores trabajos, mejor educación para sus hijos, en fin, lo que ellos mismos llaman un futuro mejor. No solo eso, sino que hasta hay ferias de empleo para abonar a la fuga de talento o seminarios sobre como relocalizarte con éxito…  y tengo que confesar que hasta hace unos meses yo era uno de esos muchos. Lo que nunca, yo que siempre había dicho que yo era de aquí como el coquí, me sorprendí un día buscando en LinkedIn trabajo fuera de Puerto Rico y pensando que si quería un cambio tenía que irme de aquí.

En mi cabeza escuchaba el eco de mi voz diciendo tengo que hacer algo pero no sabía qué… y sucumbí a la salida fácil, abandonar el barco. ¿Cómo llegué ahí? La negatividad y el pesimismo de la gente, el esperar una solución mágica y la desilusión de ver que nada cambiaba; ¿quién podrá ayudarnos?, y el Chapulín colorado nunca llegaba. Así que me drené y me quité, imagino que eso le pasa a muchos. Muchos que se rinden y pocos que luchan.

Entonces conocí el trabajo que hace la Fundación y entendí que sí hay algo que yo podía hacer. De momento encontré de nuevo ese positivismo que siempre me caracterizó y descubrí como yo puedo contribuir para mejorar a Puerto Rico. Yo sí puedo ayudar a que se creen más empleos, sí puedo apoyar a mejorar la calidad de vida de todos los que vivimos en Puerto Rico y, no solo eso, sino que también puedo traer de vuelta a los que un día se cansaron y embarcaron.  Puedo ayudar a transformar mentalidades, puedo construir camino, puedo impulsar el cambio que anhelaba. Ya no tengo que irme… todo lo que quiero está aquí, mi futuro es Puerto Rico.

Ahora quiero enfocarme en hacer, no solo pensar. En luchar, no en esperar. Trabajar junto a mis compañer@s para promover la economía del visitante, proveer acceso a capital, atraer turismo cultural y educativo, revitalizar Santurce (ese es solo el comienzo), hacer a Puerto Rico más accesible y vinculado con el mundo, conectar a todos los residentes de Puerto Rico con lo que la Isla tiene para ofrecer sin importar su nacionalidad. Vivir con la colaboración como principio vital, inspirar a otros y visualizar ese futuro que está aquí al alcance de nuestras manos… solo tenemos que trabajarlo.

Ya no me rindo, ya no me voy.  Ahora me uno a los que luchan porque sé que SI hay algo que hacer, porque quiero apoyar a Puerto Rico, maximizar nuestro potencial, ser parte del cambio, porque yo puedo contribuir. Y si yo puedo, todos podemos…Yo aquí me quedo, porque SÍ.

 

by

Kiva Zip en Puerto Rico

por Martha Concepción, iCHANGE intern Economía del Visitante

Trabajar este verano en Foundation for Puerto Rico fue una experiencia totalmente diferente de la que esperaba.  ‘Diferente’ resulta ser muy positivo. He tenido la oportunidad de formar parte de proyectos innovadores que tienen un gran potencial de cambiar el panorama social y económico de Puerto Rico.  De estos, mi favorito definitivamente es la iniciativa que conecta a microempresarios puertorriqueños con la plataforma Kiva.

Las plataformas de crowdfunding están de moda pero Kiva le da un giro diferente. En vez de hacer donativos, Kiva facilita micropréstamos a pequeños empresarios, sin intereses y sin considerar el crédito. En vez de evaluar el crédito, Kiva toma en consideración el carácter, la reputación y la confianza que se tiene a una persona como criterio para otorgarle un préstamo.  Un trustee endosa la credibilidad del prestatario llenando un perfil que describe brevemente al prestatario y la relación que lleva con este. El proceso es uno exitoso: el 99% de los préstamos son repagados.

Mientras tanto, el sistema bancario tradicional rechaza 8,000 solicitudes de préstamos al día… ¡Al día!  De 25 millones de empresarios, solo 25 mil préstamos se aprueban. La misión de Kiva es facilitar el acceso a capital para el pequeño empresario que usualmente no calificaría para un préstamo.  A la vez, la plataforma permite reducir los costos que usualmente se relacionan con el proceso de solicitar un préstamo.  Kiva propone una alternativa humana de financiamiento para el micro y pequeño empresario.

Cuando primero descubrí Kiva, experimenté prestando $5 a una señora en California que buscaba comprar un equipo de cocina para su negocio de comida coreana.  Tan pronto finalicé la transacción, se me hinchó el pecho de orgullo.  Un gesto tan sencillo bastó para sentirme conectada a esta señora, que no conozco, y sus esfuerzos para salir adelante.  Me da mucha satisfacción saber que soy parte de su historia.  ¿Por qué no hay esto en Puerto Rico?  ¿Cuán emocionante sería poner mi granito de arena para ayudar un empresario en mi país?  Imagínalo: prestar $25 dólares a los chicos que intentan comenzar un kiosquito de piraguas y maví en El Viejo San Juan y luego saborear una de sus ricas piraguas sabiendo que fuiste parte de su éxito.  Luego, ellos repagan los $25 que podrías volver a prestar, quizás a la señora que necesita comprar materiales para su negocio de prendas.

Foundation for Puerto Rico está trabajando diligentemente para que Kiva sea accesible a microempresarios en Puerto Rico. Como facilitador, la fundación está buscando los primeros trustees que ayudarán a impulsar el crecimiento de Kiva en la isla. Cualquier entidad, como incubadoras, programas de micro financiamiento, iglesias o hasta empresarios pueden servir como trustees, endosando el carácter y la capacidad de repago del prestatario.  Ojo a todo aquel que cuente con la autoridad de endosar a otro: un trustee hace la diferencia con tan solo dar su palabra y Kiva no puede funcionar sin ellos.  Iniciativas como esta son hermosas y fomentan una cultura de colaboración a escala internacional. Foundation for Puerto Rico trabaja por el desarrollo de iniciativas como esta.

by

¡Hey tú! Existimos y trabajamos por Puerto Rico

Adamarie Laboy, iCHANGE intern, Comunicaciones

ABC’s de las comunicaciones y cómo aportar a la transformación

Según un artículo publicado en The Economist, a diario nos enfrentamos con aproximadamente 3,000 mensajes publicitarios de compañías con excelente identidad y reconocimiento, como las Coca-Colas, Microsofts y Apples del mundo. ¿Cómo hacer que una organización sin fines de lucro –que apenas tiene presencia mediática– tenga un espacio para captar la atención de un público y a la misma vez, educarlos sobre las ideas y proyectos de la misma? ¿Cómo tan siquiera comenzar?

¿Qué te hace ser tan única que su presencia merece ser vociferada más allá del 100×35 y unir esfuerzos para continuar la causa?

A fin de cuentas, para que una organización subsista se necesita una estrategia de comunicación extraordinaria. ¿Por qué? Porque se necesita preguntar y contestar lo siguiente: (a) ¿Cómo queremos que nos conozcan? y (b) ¿Por qué nuestro trabajo es relevante? Esta estrategia debe provocar que más personas se interesen por lo que hacemos y, mejor todavía, que quieran AYUDAR a cumplir nuestro objetivo.

En Foundation for Puerto Rico, tal como en todas las organizaciones sin fines de lucro, existe una misión por cumplir. El reto primordial es dejarle saber a su público que existimos, que trabajamos por una meta específica y que la gente puede ser parte de. ¡Sí, es cierto, TODOS podemos ser comunicadores y hacer eco de lo que hace la organización!

Ustedes, que día tras día aportan un poco más en transformar a Puerto Rico, son los comunicadores por excelencia de lo que Puerto Rico es capaz de lograr y son nuestra estrategia de comunicación perfecta. Ustedes son nuestros portavoces y fomentan a que otras personas crean que sí es posible mejorar nuestra crisis económica. Somos más que la reputación “degradada” por las casas acreditadoras y somos todos los relacionistas que ayudarán a cambiar esa percepción. Foundation for Puerto Rico confía en que existen personas innovadoras y con ellas lograremos tener ese impacto, ese wake-up call que tenemos que brindar lo más pronto posible al resto de las personas que no confían que esto se puede mejorar. Pero tal como ocurre en las comunicaciones, el poder del word of mouth nunca caducará y poco a poco sabrán que aquí hay potencial.

by

¿Cuál sería el impacto de visas tipo H-1B en Puerto Rico?

Por Denisse Rodríguez Colón, Gerente de Programas de FPR

Recientemente leí el artículo “H-1B visa limits hamper U.S. economy, study finds” sobre el impacto negativo en la economía de los Estados Unidos de limitar el número de visas tipo H-1B que son emitidas. Fundación por Puerto Rico ha identificado este tipo de visa como una herramienta útil en los esfuerzos por desarrollar las empresas basadas en la innovación y la economía del conocimiento.

El programa de visado H-1B permite a compañías estadounidenses contratar extranjeros en áreas que requieren un alto nivel de especialidad como, por ejemplo: biotecnología, química, arquitectura, ingeniería, matemáticas, ciencias físicas, ciencias sociales, medicina y salud, educación, derecho y contabilidad, entre otros.

El artículo presenta los resultados de un estudio, co-escrito por el profesor de economía Giovanni Peri de la Universidad de California Davis y financiado por Partnership for a New American Economy, que examinó como limitar el número de visas tipo H-1B en el 2007 y 2008 afectó el crecimiento de empleos en varias regiones de los Estados Unidos.

Por años, la industria de tecnología ha intentado aumentar el límite de 85,000 visas tipo H-1B argumentando que hay una falta de residentes con destrezas altamente cualificadas en tecnología para llenar plazas disponibles. No obstante, los críticos en contra de este tipo de visa argumentan que las empresas de tecnología prefieren contratar a extranjeros pues se les paga menos que a los locales.

Los autores del estudio concluyeron que el contratar a menos empleados extranjeros limitó la cantidad de empleados locales que las empresas hubiesen podido contratar. Por ejemplo, en San Francisco se dejaron de crear 4,219 empleos en tecnología para estadounidenses como resultado de denegar solicitudes de visas H-1B durante ese mismo periodo.

¿Por qué? Pues alegadamente, la contribución de los empleados extranjeros a la producción y por consiguiente, al crecimiento de la empresa, resulta en la necesidad de más empleados locales para sostener dicho crecimiento.

A nivel nacional, el estudio encontró que al denegar estas visas durante el periodo de tiempo mencionado, se dejaron de crear un total de 231,224 empleos para ciudadanos americanos en la industria de tecnología.

Puerto Rico tiene todo el potencial de convertirse en un eje de tecnología e innovación importante en la región. Para esto, el capital humano es sumamente crucial. Tenemos una gran fortaleza y es que contamos con instituciones educativas de alto calibre en investigación, desarrollo e innovación. Sin embargo, competimos con empresas fuera de Puerto Rico al momento de retener el talento que producen dichas instituciones.

Por lo tanto, en la medida en que Puerto Rico atraiga a personas altamente cualificadas en áreas de investigación, tecnología e innovación, impulsamos crecimiento económico, se crean más y mejores empleos para los residentes de Puerto Rico y nos insertamos en la altamente competitiva economía global.

¿Qué opinas de las visas tipo H-1B como herramienta para cerrar la brecha entre la disponibilidad de posiciones para talento altamente cualificado y la falta de personas para llenar dichas posiciones?

 

by

“Queremos ser padres”

por Mary Ann Dávila (Voluntaria)

Una pareja joven de estadounidenses Christina y Jason desean mejorar su calidad de vida y tener la oportunidad de realizar el más anhelado sueño, tener un hijo. Christina, de 29 años, llevaba varios meses intentando quedar embarazada sin lograrlo.  Después de varias consultas con sus médicos, supo que estaba diagnosticada con endometriosis y dialogó con sus médicos sobre posibles tratamientos (medicamentos para el dolor y terapias hormonales). Éstos le recomendaron realizarse una cirugía para aumentar las posibilidades de embarazo, comenzaron los tratamientos y eventualmente tuvo que someterse a una intervención quirúrgica. Luego de la cirugía, intentó quedar embarazada nuevamente sin éxito. A pesar de esta mala noticia, Christina y Jason no se desanimaron.

Comenzaron a buscar opciones sobre tratamientos de fertilidad en Estados Unidos. El costo del tratamiento es muy alto y, por esta razón, se le haría muy difícil lograr su sueño en su propio país. Una amiga de la familia les aconsejó que buscaran opciones para realizar el tratamiento en otro país porque leyó en el periódico que Latinoamérica y Asia son destinos populares para realizar tratamientos médicos a precios accesibles. Christina y Jason, comenzaron su búsqueda y encontraron un intermediario de servicios médicos con proveedores en todo el mundo. Uno de los lugares recomendados es una clínica especializada en tratamiento de fertilidad con sucursales en Costa Rica y Panamá. Luego de hablar con las compañías de servicios médicos y conocer más sobre ambos destinos, deciden ir a Panamá. Varios amigos y compañeros de trabajo le hablaron muy bien de este país centroamericano, especialmente por su auge en turismo médico; también pensaron tomar unos días de vacaciones para relajarse y conocer el país.

Varios meses pasaron y llegó el día más esperado; el día para tomar el avión con destino a Panamá. Después de largas horas de vuelo, llegaron a la Ciudad de Panamá. Al siguiente día, visitaron el centro de medicina reproductiva y conocieron a sus doctores y equipo de trabajo. Comenzaron el tratamiento de fertilidad in vitro. Cuando no estaban en la clínica, la pareja fue a conocer los atractivos turísticos de la Ciudad. Hicieron un recorrido por Panamá Viejo, el Casco Antiguo, el Canal y su centro de visitantes, la Cinta Costera, la Calzada de Amador, entre otros lugares. También vieron bailes folclóricos en un restaurante muy concurrido y admiraron la naturaleza en los parques. Al cabo de unas semanas en Panamá, los doctores terminaron el tratamiento y era hora de regresar a casa y su rutina de vida.  Llegaron a Estados Unidos y esperaron varias semanas para saber los resultados del tratamiento. Christina visitó un laboratorio para realizar una prueba de embarazo de sangre. Jason y Christina buscaron los resultados de la prueba y deciden ir a un parque cercano para abrir el sobre.   Christina abre el sobre y lee el resultado: ¡Positivo! La pareja se abraza y comienzan a llorar de la felicidad. Su sueño más anhelado se va a hacer realidad en nueve meses: van a ser padres.

Queremos que Puerto Rico sea un destino de turismo médico de clase mundial. Nos caracterizamos por ser hospitalarios, tenemos facilidades médicas certificadas por el “Joint Commission”, contamos con profesionales altamente cualificados y la industria turística dispuesta a servir a los visitantes. Historias como esta pueden ser replicadas en Puerto Rico. ¿Qué iniciativas podemos llevar a cabo para lograr esta meta?

Read More

by

Visualizando la Economía del Visitante

Un video de 120 segundos con imágenes de varios pueblos de la isla se ha regado como pólvora en las redes sociales. El vídeo fue creado por Mike Maekelburger, Andrew Braun, Kelsey Koszman, Amy Mantyka y Chris Miller de Play Creative Media, durante su visita a la isla. Play Creative Media es una firma en la provincia de Saskatchewan en Canada dedicada a la producción de videos para clientes.

Celebramos estás maravillosas imágenes que nos ayudan a visualizar el potencial de la economía del visitante. La economía del visitante es una propuesta de desarrollo socioeconómico sostenible para Puerto Rico que apalanca nuestros activos – localización geográfica estratégica, clima, capital humano, riqueza cultural y natural, empresas locales, instituciones educativas, entre otros – para generar nuevas oportunidades y encadenamientos.

by

Archaic Law Holds Puerto Rico Back

Hello everyone! So nice of you to check out our blog. This is my first post, but I look forward to writing many more. My name is Josh Olmsted and I am the Development Associate for FPR. I moved here last fall with my wife and two kids. My background is in nonprofit management and fundraising and I feel incredibly lucky to have obtained a position in my field that I am passionate about.

Puerto Rico is fascinating to me for many reasons, but from a professional standpoint, I see so many opportunities for nonprofit organizations to help turn this island around. Nonprofits serve valuable societal roles; education, providing goods and services, meeting the needs of the underserved, supporting local culture and environment, enhancing accountability and transparency of government entities…the list goes on and on.

As a fundraiser I obviously have a keen interest in how nonprofit organizations are not only able to survive, but thrive. Every year ~$300 billion of private contributions are given to charities in the US and roughly $24 billion of that is given via charitable bequests. http://www.nptrust.org/philanthropic-resources/charitable-giving-statistics/

A charitable bequest is when a person leaves a gift to a nonprofit organization in their will. This gift can be in the form of personal property such as real estate, stock, a cash gift, life insurance policies, and even annuities that can provide guaranteed financial income for donors for the rest of their lives.  With so many types of bequests and seeing the impact they can make, I knew it was important to work them into FPR’s long term plan for sustainable success.

So I was pretty surprised to find out that Puerto Rico still operates a forced heirship law. Forced heirship is when descendants are entitled to a portion of the deceased’s estate, regardless of whether or not there is a will, even if it is against the deceased’s wishes!

The negative impact of this law is far reaching and will continue to grow as the nonprofit sector evolves in Puerto Rico. Let’s put aside the monetary loss to nonprofits for a second by forcing estates to go to people against a donor’s wishes. I’ve spoken with several people who have contemplated leaving the island altogether because they want to be able to designate their estates how they wish. The complexity of the law may even discourage others from creating a will altogether. The long term effect will mean a significant loss of support for nonprofit organizations in Puerto Rico during a critical time of growth for the sector.

There are some groups (including the Association for Fundraising Professionals) aware of the adverse effects of forced heirship who are working to introduce legislation to abolish it. Hopefully this work will pay dividends and the citizens of Puerto Rico will be able to designate their wills as they see fit. In the meantime, if you would like more information on how this law could potentially affect your will, make sure to contact a qualified lawyer so your estate is distributed according to your wishes.

by

¿Cómo podemos integrar la cultura en la experiencia del visitante?

El turismo es un activo viable para el desarrollo económico sostenible, ya que proporciona beneficios sociales, culturales y económicos para los residentes de un país. Mejora la calidad de vida de la comunidad, ofrece una experiencia de alta calidad para los visitantes y protege el medio ambiente  (McIntyre 1993). Para alcanzar el desarrollo sostenible turístico, es fundamental tener en cuenta los valores culturales de la comunidad. La cultura es uno de los atractivos más importantes que tiene un país y es parte del producto general turístico.

Según un estudio sobre las opiniones de los residentes hacia el turismo y el mercadeo del destino de Puerto Rico (Dávila Rodríguez, 2011), hay varias razones para integrar mejor elementos de la cultura puertorriqueña, y por lo tanto el turismo cultural y de patrimonio en la experiencia del visitante en Puerto Rico:

• Existe una tendencia mundial hacia un turismo sostenible que se centre más en la cultura del país anfitrión.

• Puerto Rico es un destino turístico maduro, con una historia turística de más de 60 años que necesita ser revitalizado.

• Existe la necesidad de una planificación de actividades que tienen como objetivo prevenir el deterioro del destino.

• Debemos adaptarnos a las tendencias del turismo y diversificar la propuesta de valor de productos y servicios turísticos.

• El turismo debe contribuir más a la economía de Puerto Rico.

• Necesitamos un cambio en el énfasis sobreexplotado del turismo de playa a una experiencia turística inclusiva y cohesionada que promueva otros tipos de turismo como el turismo cultural y de patrimonio. Los residentes de Puerto Rico apoyan estos tipos de turismo incluyendo la inmersión cultural como parte de nuestra oferta turística.

• La experiencia del visitante es radicalmente más memorable cuando se sumerge en la cultura del país anfitrión.

• Nuestra cultura es un atractivo muy valioso y una ventaja competitiva frente a otros destinos enfocados en el turismo de playa en Latinoamérica y el Caribe.

• El turismo cultural provee el mecanismo perfecto para promover otras regiones de Puerto Rico, enriqueciendo así la experiencia de los visitantes más allá del área metropolitana. También provee beneficios económicos gracias a la participación de todo Puerto Rico en la economía del visitante.

Hawaii ofrece un buen caso de estudio para el reto de la integración de la cultura del país anfitrión en la industria turística. Hawaii es uno de los destinos más famosos en el mundo. Al igual que Puerto Rico, este destino se enfoca principalmente en el turismo de playa. A través de los años, la industria turística y el gobierno de Hawaii han tenido el reto de incrementar los esfuerzos para reintegrar la cultura hawaiana en la experiencia general del visitante con el fin de mantenerse al día con la tendencia mundial del turismo sostenible.

Con este objetivo en mente, la Autoridad de Turismo de Hawaii creó el Consejo Asesor del Programa Cultural de Hawaii (HCPAC en inglés) en enero de 2004 para representar a las organizaciones interesadas en la comunidad de Hawaii, como representantes de la industria turística, profesionales del sector cultural y representantes de cada condado. La iniciativa de la cultura hawaiana es una de las nueve iniciativas en el Plan Estratégico del Turismo 2005-2015. La “Native Hawaiian Hospitality Association” es la organización a cargo de esta iniciativa y su objetivo es honrar y perpetuar la cultura y la comunidad hawaiana. Algunas de las iniciativas de la organización son las siguientes:

• Fortalecer las relaciones entre la industria turística y la comunidad hawaiana.

• Proveer oportunidades para la industria turística y organizaciones culturales de Hawaii para trabajar juntos en favor de la cultura y de las comunidades de Hawaii.

• Proporcionar educación y adiestramientos sobre la cultura nativa de Hawaii y los asuntos relacionados  para las personas que trabajan en la industria turística.

• Desarrollar letreros  y material interpretativo en los dos idiomas oficiales Hawaiano e inglés para añadir credibilidad a la lengua materna, mientras  educan a los visitantes y residentes.

• Diseñar programas educativos para los visitantes y residentes que informen y expongan a la lengua autentica hawaiana, la cultura, los valores y la hospitalidad.

• Desarrollar el Programa de Eventos Especiales (festivales anuales).

Para lograr el objetivo de la integración de nuestra cultura en la economía del visitante, el gobierno de Puerto Rico, la industria turística y el sector cultural tienen que crear una alianza establecida para promover el destino, crear paquetes turísticos que incluyen una variedad de experiencias culturales y catalizar vínculos entre sectores en todo Puerto Rico.

Nos gustaría saber su opinión. ¿Cuáles iniciativas podemos crear para integrar mejor las experiencias culturales a la economía de visitante con el fin de mejorar la experiencia del visitante en Puerto Rico?

Mary Ann Dávila Rodríguez es una profesional de la industria turística y hotelera especializada en mercadeo, ventas y educación con más de 7 años de experiencia laboral. Posee una maestría en Ciencias de Recreación, Parques y Turismo (Desarrollo de Recursos Turísticos y Mercadeo) de la Texas A&M University en College Station y un bachillerato en Cultura Turística de la Universidad de Puerto Rico en Carolina.

by

How can we integrate culture into the tourism experience?

Image

Tourism is a viable asset for sustainable economic development because it provides social, cultural, and economic benefits for local communities. It improves the quality of life of the host community, provides a high quality experience for visitors, and protects the environment (McIntyre 1993). To achieve sustainable tourism development, it is essential to take into account the cultural assets of the host community. Culture is one of the most important assets that a country has and it is part of the overall tourism product.

According to a study about resident’s attitudes toward tourism and destination marketing in Puerto Rico (Dávila Rodríguez, 2011), there are many reasons to integrate more elements of the Puerto Rican culture and therefore cultural/heritage tourism into the overall tourism experience in Puerto Rico:

  • There is a global trend toward sustainable tourism that focuses more on the host country’s culture.
  • Puerto Rico is a mature tourist destination with a tourism history of over 60 years that needs to be re-invigorated.
  • There is a need for planning activities that aim to prevent destination deterioration.
  • We should adapt to tourism trends and diversify the value proposition of tourism products and services.
  • Tourism should contribute more to Puerto Rico’s economic base.
  • We need a shift in the emphasis on the over exploited sun, sand and sea destination to an inclusive and cohesive tourism experience that promotes other types of tourism like cultural/heritage tourism.  Residents of Puerto Rico fully support including cultural immersion as part of our offers to tourists.
  • The visitor’s experience is radically more memorable when immersed in the host’s culture.
  • Our culture is an invaluable asset and a competitive advantage over other sun, sand and sea destinations in Latin America and the Caribbean.
  • Cultural tourism provides the perfect mechanism to promote other regions of Puerto Rico, thus enriching the visitor experience beyond the metro area. Not to mention the economic benefits of involving all of Puerto Rico in the visitor economy.

The island destination of Hawaii provides a good case study for the challenge of integrating the host country culture into the tourism industry. Hawaii is among one of the most famous island destinations in the world. Like Puerto Rico, this destination is mostly focused on sun, sand, and sea tourism. Over the years, the tourism industry and the government of Hawaii have had the challenge of increasing efforts to reintegrate Hawaiian culture in the overall visitor experience in order to keep up with the global sustainable tourism trend.

With this objective in mind, the Hawaiian Tourism Authority created the Hawaiian Cultural Program Advisory Council (HCPAC) in January 2004 to represent key stakeholders within the Hawaiian community, such as visitor industry representatives, cultural practitioners and each county representative. The Hawaiian Culture initiative is one of nine initiatives in the Hawaii Tourism Strategic Plan 2005-2015. The Native Hawaiian Hospitality Association is the lead organization for this initiative and its goal is to honor and perpetuate the Hawaiian culture and community. Several of the organization’s initiatives are to:

  • Strengthen the relationships between the visitor industry and the Hawaiian community.
  • Provide opportunities for the visitor industry and Native Hawaiian organizations to partner together in support of Hawaiian culture and communities.
  • Provide collaborative education and training about the Native Hawaiian culture and related issues for individuals working in the visitor industry.
  • Develop interpretive and other signage in two “official” languages – Hawaiian and English – to add credibility to the native language while educating visitors and residents.
  • Design educational programs for visitors and residents that inform and expose them to authentic Hawaiian language, culture, values, and hospitality.
  • Develop the Native Hawaiian Signature Events Program (annual festivals).

To achieve the goal of integrating our culture into the visitor economy, the Puerto Rican government, the tourism industry and the cultural sector need to create a cohesive partnership set to promote the destination, create tourism packages that include a variety of cultural experiences and catalyze linkages across sectors in all of Puerto Rico.

We would like to hear from you. What initiatives can we create to better integrate our cultural assets and activities into the visitor economy in order to improve the visitor experience in Puerto Rico?

 

Read More

by

Roundtable Discussions, President’s Task Force on Puerto Rico

wh

I had visited the White House before as part of a tour, but this time was different. I was there to participate in the Roundtable Discussions for the President´s Task Force on Puerto Rico´s Status (Task Force) in representation of Foundation for Puerto Rico. The Task Force was created in 2000. On October 30, 2009, President Obama signed Executive Order 13517, which directed the Task Force to maintain its focus on the status question, but expanded its responsibilities to include recommendations on policies to promote job creation, education, health care, clean energy, and economic development on the Island. While local government officials had participated in previous meetings with Task Force members, this was the first meeting since inception where representatives from other sectors were invited.

There were three separate Roundtable Discussions focused on subjects of critical importance to the socioeconomic development of Puerto Rico:

  • Making Puerto Rico Open for Business
  • Economic Competitiveness and the Knowledge-Based Economy
  • Energy and Innovation.

Foundation for Puerto Rico is actively collaborating with the Task Force in economic development undertakings and we were invited to participate as part of the non-profit/civic society sector of the island.

As I entered the room, I saw many familiar faces of different sectors both from Puerto Rico and elsewhere.

The day began with an impressive presentation on the current status of Puerto Rico’s youth by Eduardo Carrero, President of Boys & Girls Clubs of Puerto Rico. I could see many members of the audience sharing my surprise when we learned the alarming facts. For example, did you know that 57% of all youth in Puerto Rico live in poverty? Eduardo masterfully linked the economic prosperity of Puerto Rico with engaging our youth at all levels in innovative ways.

With this framework, we went to our chosen roundtables where we were asked to provide insight and ideas on how to improve the respective areas and specifically express ways in which the federal government can be a facilitator to make those ideas happen.

I chose Economic Competitiveness and the Knowledge-Based Economy.  This roundtable was moderated by Mr. Johan Uvin, Principal Deputy and Assistant Secretary for Career, Technical, and Adult Education at the Department of Education, and Mr. Antonio Medina, Executive Director of the Puerto Rico Industrial Development Corporation. The participants were key in shaping the discussions and at the end, there were some interesting conclusions about this important issue.

In the first place, there was no representation from the K-12 public education system at this event. It’s urgent that we include representation from the local public education system in these conversations, this system is the epicenter of our knowledge based economy and it needs to be shaken up. We all agreed that the curriculum needs to be strengthened by improving the quality and capacity of STEM courses because we need more talent in these areas. We need to spark the entrepreneurship spirit in our youth. Those that choose not to be entrepreneurs must be employable. These goals can be achieved only through partnerships between the public, private, and academic sectors. It’s important to highlight that this does not necessarily mean spending more money to fix the problem, it´s about focusing on quality, not quantity. If we create a long term vision for our economic development, we should start educating now with that vision in mind. If we are able to align the economic development vision for year 2025 with higher education and K-12 education, we will move forward.

The Boys & Girls Club made a good point in that the education system will take too long to change and we must act now by maximizing the after-school programs. We learned, for example, about a fab lab that the Boys & Girls Club is building in partnership with Infotech Aerospace Services at the B&G Club in Isabela. This is a model that can be scaled around the island.

Many other interesting ideas were discussed, like for example, enabling access for our local technology firms to technology federal contracting processes, developing in a comprehensive manner an entrepreneurial ecosystem, the need for access to capital (namely risk capital) to support entrepreneurship, becoming a hub for green technology and the need to develop institutional technology transfers, among other interesting ideas.

We learned from Rocío Pérez that there are only nine registered patent lawyers in the Island. This is alarming because intellectual property is a crucial component for developing a knowledge-based economy. This is a clear example of the importance of synching economic development with the education system.

We also learned what the IT Cluster is doing directly from its Executive Director, Alberto Cordero of e3 Consulting, and a member of its Board, Christian González of Wovenware. They have looked into a special program named Hub Zone, whereas an area declared as a Hub Zone would have priority for federal contracting opportunities. This is something we could pursue in collaboration to assure success.

A White House official recommended that we simply demand better education. This is easy to say but hard to do, if not practically impossible. Our reply was clear and to the point, let’s do this together! There are a number of areas where federal expertise and intermediation would be highly strategic in creating change in our local education system. Shifts in curriculum to promote innovation and entrepreneurship, creation of effective after-school programs, and leveraging access to federal funding for nonprofit organizations, are just some examples.

After the roundtable discussions, we went back to the plenary room where the roundtable moderators debriefed their respective takeaways.

The Making PR Open for Business Roundtable concluded for example, that there is great opportunity in improving the business permitting process, increasing contracting with the federal government, getting US businesses to locate in PR, enabling local companies to expand beyond Puerto Rico and improving connectivity with the world by increasing air traffic flow through Puerto Rico and creating an in-transit lounge for international to international flights.

The roundtable discussing Energy and Innovation concluded that there is an urgent need of reducing energy costs and that this alone could impact the economy greatly.

The White House Task Force officials were pleased with the outcome and expressed their commitment to keep these conversations going. Most importantly, there was a clear call to action for all participants – we all have a role that we can execute right now with our own networks, resources and passion.

One of the most valuable experiences I had at this event was being able to network with an impressive group of people from multiple sectors that are very committed to accelerating the transformation of Puerto Rico. We shared the initiatives we are each undertaking, best practices and lessons learned. I am happy to say that great opportunities for collaboration were sparked. At Foundation for Puerto Rico, collaboration is in our DNA and I’m excited to see that we are not the only ones. I look forward to working with this incredibly passionate group to promote initiatives for economic development in Puerto Rico. We’ll keep you posted!