Close

Why Puerto Rico deserves more than a chance

by

Why Puerto Rico deserves more than a chance

IMG_1173

Recent news coverage about Puerto Rico has focused on its high public debt and imminent default while, in U.S. Congress, powerful lobbies seem to hold more sway over Puerto Rico’s future than do more than 8 million U.S. citizens.

The relationship and interplay between the 3.6 million Puerto Ricans on the island and a growing diaspora of 4.6 million on the U.S. mainland isessential to understanding the economic crisis. All are U.S. citizens yet, in the awkward federal statutory and juridical construct that has evolved over the last century, these citizens go from having limited rights while they reside in Puerto Rico, to full rights by virtue of getting on a plane to New York, Miami, or Orlando.

The large Puerto Rican diaspora is the result of multiple waves of migrants who over generations have left the island seeking economic opportunity. Employers on the U.S. mainland have been recruiting talent in Puerto Rico; pharmacists, nurses, and physicians have been hired away in large numbers while U.S. Congress holds Medicare and Medicaid reimbursements well below U.S. mainland levels.

As a territory, Puerto Rico has less leverage for federal grants and programs, so we see top researchers and academics routinely hired away by mainland universities. Graduates of our highly rated local engineering school go directly to work at NASA, Silicon Valley, or other technology clusters.

We must acknowledge our shared responsibility for Puerto Rico and decisively step away from the notion that helping Puerto Rico right itself is throwing money at an underachieving, or otherwise undeserving, party crasher.

In the 21st century, where value and wealth creation derive increasingly from human know-how, the harvesting of human capital by wealthier states can be a drag on economic growth for less advantaged ones. The U.S. mainland is a magnet for talent globally, but its restrictive immigration policies limit the impact on other countries, except for Puerto Rico where all are U.S. citizens by birth and can migrate without restrictions.

Over the years, the Puerto Rican economy has lost, and the U.S. has gained, hundreds of thousands of educated and productive people equating to hundreds of billions of dollars in human capital and intellectual property.

Puerto Rico’s service and consumption economy has been gobbled up by U.S. multinationals. Leveraging powerful global service and supply chains, they have dramatically reduced on-island production and value creation and decimated local employment.

According to economists, every big box store job “created” eliminates 2.5 jobs from the local economy. As a result of the efforts of these supply chain and consumer product marketing behemoths, Puerto Rico today imports 85 percent of the goods it consumes, and they are especially costly because they must be transported on U.S. flag vessels. These imports unsustainably generate annual financial outflows in the tens of billions of dollars.

With the elimination in 1996 of the Section 936 tax incentives, which had helped Puerto Rico become the world’s largest pharmaceutical manufacturing center and provided the capital to build the island’s infrastructure, a major component of economic activity was removed. Contrary to U.S. Congress’ intent, manufacturing operations simply moved outside of the U.S. providing little, if any, benefit to U.S. tax collections. This set off a chain reaction of adverse events that has led directly to the immediate crisis.

Local governments have struggled to keep up with these changes. They tended to view the economic downturn as cyclical, rather than structural, and, unable to print money, they tried to use debt-based capital projects to stimulate economic activity. They tried cutting taxes, believing that putting money back in the pockets of businesses and citizens would grow the economy — with 85 percent of imports, that didn’t work too well. Now, the government owes more than $70 billion with a shrinking population and tax base.

Aligning and guiding future efforts
The debt burden, human capital outflows, loss of local wealth, and government inefficiency are significant challenges. Local government must be reformed, political patronage ended, professional civil service restored, and departments and agencies restructured and repurposed. However, building a future for Puerto Rico requires vision and imagination beyond fiscal discipline. In an effort that crosses political and sectorial lines, local organizations have come together to develop a shared vision of a coherent economic growth strategy that must align and guide our future efforts.

Puerto Rico is already a major travel destination with 10 percent ($7 billion) of GNP currently derived from visitors. However, with 1.2 billion annual travelers worldwide, that means 99.6 percent of them are currently going elsewhere. By bringing in only 2 million additional visitors and increasing average stays by only two days, Puerto Rico can double its visitor economy within five years producing as many as 60,000 new jobs.

Unlike other “sun and beach” destinations, Puerto Rico offers a wide variety of experiences that appeal to many different preferences — everything but winter sports. We have year-round good climate, nature, art, music, dance, history, architecture, and a unique and charming bilingual culture and personality. We are exotic yet sophisticated and enjoy all the benefits and protections of being under the U.S. flag.

We have accessibility and capacity. Our airport receives as many as 150 flights a day from the U.S. mainland, the Caribbean, the Americas, and Europe and can accommodate another 9 million visitors without additional investment. We have great infrastructure, both physical and digital – a network of freeways and gigabit bandwidth. We can and will become a premier aspirational destination not only for leisure travelers but for retirees, scholars and education seekers, health travelers andbusiness visitors.

To attract innovators and investors, Puerto Rico has created tax incentives and programs that welcome top entrepreneurs from around the world, even seeding and incubating their startups. It is part of a burgeoning ecosystem that supports a new class of young, local entrepreneurs building innovation driven enterprises. They are developing new services,business processes, digital content, software, and technology — supporting everything from the visitor economy to a tech-enabled agricultural sector. By substituting imports, adding local value and expanding exports throughout the region and the world beyond, this 21st century export economy will ultimately generate billions of dollars in new revenue and tens of thousands of local jobs.

Coherent strategy needed
Puerto Rico has major economic opportunities and significant assets to leverage.  What is needed is the broad adoption of a coherent strategy to move beyond the crisis and build a new future. The U.S. Congress, our social institutions and the private sector, with a full understanding of the origin and nature of the crisis, must all play an important role in supporting apolitical and logical solutions aligned with that strategy.

A critical first step in the recovery process is allowing Puerto Rico to do one of two things; 1) restructure its debts using authority granted by the federal Bankruptcy Code currently available to all 50 states, or 2) allowing its own restructuring legislation, now before the U.S. Supreme Court, to stand. Doing nothing, which is where we stand now after Congress recessed for the holidays, and leaving the matter unresolved, isfiscally irresponsible and morally unconscionable.

We need to remember that Puerto Ricans are America’s authors, composers and poets, museum curators and opera singers, academics and scientists, doctors and engineers. They are astronauts and ambassadors, Supreme Court justices and federal agency heads. They are admirals and generals, CIA, Special Ops and Marine Corps, soldiers and sailors who have died for America in every war, and in disproportionate numbers.

We must acknowledge our shared responsibility for Puerto Rico and decisively step away from the notion that helping Puerto Rico right itselfis throwing money at an underachieving, or otherwise undeserving, party crasher. In doing so, all of us will be rewarded by the renewed success of an island that has been part of our American nation for 117 years.

by

Foundation for Puerto Rico presenta retos y oportunidades dentro del ecosistema turístico de la Isla

El director de Investigaciones de Foundation for Puerto Rico (FPR), Arnaldo Cruz en representación del Presidente de la junta de directores de la fundación, y la vicerrectora de Asuntos Académicos de la Universidad del Este (UNE), Dra. Mildred Huertas Solá, presentaron hoy junto al equipo de FPR y los estudiantes de la José A. (Tony) Santana International School of Hospitality and Culinary Arts de la UNE, los hallazgos encontrados mediante un estudio cualitativo del ecosistema turístico de Puerto Rico. “Este estudio surge de la necesidad de entender nuestra economía del visitante en su condición actual para conceptuar e impulsar estrategias que nos permitan fortalecer nuestra economía, atrayendo mayor cantidad de visitantes a la Isla. Gracias a la diligencia y compromiso de la decana Lcda. Terestella González-Denton, quien al conocer sobre el trabajo que estábamos realizando en la Fundación, inmediatamente estuvo dispuesta involucrarse hoy podemos presentarles los resultados de este importante estudio”, destacó Cruz.

A estos efectos, la Fundación y la UNE firmaron un acuerdo de colaboración entre ambas instituciones donde 16 estudiantes de la clase CAPSTONE del profesor Stanley Tapia, quienes están próximos a graduarse, llevaron a cabo una serie de entrevistas basadas en el modelo de investigación “Design Thinking and Human Centric Approach Interview Process” para conocer el ecosistema turístico local, analizar los retos comunes percibidos por algunos proveedores de la industria e identificar oportunidades para atender los mismos. Este modelo de investigación es promovido e implantado a nivel local e internacional por la empresa puertorriqueña Seriously Creative. El mismo se desarrolló en la Universidad de Stanford en California (EEUU) para generar ideas innovadoras que concentran su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de los usuarios.

En ese sentido la doctora Huertas Solá, puntualizó que para los estudiantes, esta oportunidad de exponerse a un ejercicio de investigación en la industria que han elegido para su formación profesional, es muy valioso y puede significar un cambio positivo para que se interesen más en el campo de la investigación.

Por su parte la gerente de programas de Foundation for Puerto Rico, Giselle Nevares, explicó que “dejándonos llevar por los criterios que provee el World Travel and Tourism Council (WTTC, por sus siglas en inglés), se establecieron dos discernimientos primordiales para la realización de este estudio. Lo primero fue crear una lista de las categorías, según la WTTC: alojamiento, ventas al por menor, comida y bebida, actividades culturales, deportivas y recreacionales, transportación, sector público e iniciativas comunitarias. Una vez establecido esto, utilizamos las regiones establecidas por la Compañía de Turismo de Puerto Rico para identificar a los entrevistados: Norte, Sur, Centro, Este, Oeste, Islas y Metro.”

El director de investigaciones de Foundation for Puerto Rico manifestó que “este estudio presenta patrones sobre nuestro ecosistema local de proveedores de servicio que nos ayudan a reconocer los retos y las grandes oportunidades que existen para planificar, con una visión estratégica que provea para que la economía del visitante sea una prioridad para todos. En Puerto Rico tenemos la capacidad de duplicar el beneficio directo e indirecto que representan los visitantes para nuestra economía, solo tenemos que convencernos de que economía del visitante es el eje estratégico clave para el desarrollo económico de Puerto Rico y representa la mejor oportunidad a corto y mediano plazo para cambiar nuestro rumbo económico. Este tipo de actividad económica es particularmente beneficiosa porque crea oportunidades en todas las regiones y múltiples sectores de la Isla. Aprovecha las destrezas y voluntad de trabajar de las personas, fortaleciendo la autogestión, las microempresas y los negocios de familia. Puede envolver comunidades completas en proyectos que a su vez refuerzan nuestra cultura auténtica”. 

Son cinco los patrones destacados identificados como retos por los proveedores de servicio dentro del ecosistema: 1) marca (“branding”), 2) infraestructura y movilidad, 3) sofisticación de negocios, 4) apoyo gubernamental y 5) colaboraciones y alianzas. Dentro del patrón de marca se destacan que solo se promociona la oferta tradicional y la necesidad de promocionar más allá de la playa y el Viejo San Juan, la falta de una cartografía de la oferta turística (“mapping”) y la necesidad de visibilizar experiencias únicas, entre otros. Se señala en el patrón de infraestructura y movilidad la escasez de transportistas que trasladen a visitantes fuera del área metropolitana, así como la falta de señalización.

En cuanto al patrón de sofisticación de negocios, destacan la necesidad de capacitación de los empleados, de una cultura de servicio al cliente y conocimiento en estrategias de promoción y mercadeo. Por otro lado, se señala en el patrón de apoyo gubernamental la falta de incentivos, dificultad para conseguir permisos, inexistencia de apoyo a dueños de negocios y el fallo en adiestramiento a empleados gubernamentales. Finalmente, el patrón de colaboraciones y alianzas revela la falta de comunicación y de colaboración entre proveedores de servicios no gubernamentales.

Del estudio surgen varias áreas de oportunidad para crecer la economía del visitante y fortalecer el ecosistema turístico de Puerto Rico: 1) evolucionar y reforzar nuestro mercadeo con la oportunidad de destacar las experiencias auténticas y únicas que existen en Puerto Rico y que nos diferencian de otros destinos, 2) mejorar la sofisticación de los negocios y servicios expandiendo los adiestramientos que ofrece la Compañía de Turismo a más proveedores, 3) fomentar un Puerto Rico mucho más ágil y moderno que maximice el poder de la tecnología y 4) desarrollar colaboraciones y alianzas que faciliten la creación de redes y centros de excelencia, así como la coordinación de servicios para maximizar la oportunidad de crear más y mejores experiencias para los visitantes.

“Como todo reto presenta una oportunidad, invitamos a que se involucren en el mejoramiento y desarrollo de estas áreas, así como a idear modelos de negocios que nos ayuden a remediar alguno de estos patrones. Aquellos emprendedores interesados en desarrollar una idea que subsane alguno de estos retos e impulse el desarrollo de la economía del visitante, pueden participar este fin de semana en el primer Startup Weekend dedicado a este tema, en el Colaboratorio by Foundation for Puerto Rico”, estableció Giselle Nevares.

“Agradecemos a los proveedores de servicio que participaron de este estudio, ya que son ellos los que conocen de primera mano sus necesidades y las de los visitantes. Era sumamente importante para nosotros conocerlos y que sean ustedes clave en ayudarnos a impulsar nuestra economía del visitante, es con ustedes que podremos sacar a Puerto Rico adelante. Gracias a la Universidad del Este y a los estudiantes del curso CAPSTONE, sin ustedes esto no hubiera sido posible. A aquellos que quieran ser parte de esta misión de convertir a Puerto Rico en un destino para el mundo, contáctenos queremos conocernos y buscar sinergias que nos permitan trabajar juntos”, concluyó Jon Borschow, presidente de la Junta de Directores de Foundation for Puerto Rico.

Para involucrarte o conocer más detalles sobre esta y otras iniciativas de Foundation for Puerto Rico pueden acceder a: www.foundationpr.org o comunicarse al 787.773.1100.

Jota O, el Panadero
by

Jota O, el Panadero


por: Jon Borschow, Presidente por Foundation for Puerto Rico

Tengo un amigo que tiene acceso a una pequeña avioneta y, como volar es su pasión, siempre busca alguna excusa para hacerlo. Así que me invitó a acompañarlo en un vuelo a un “destino secreto”. Me prometió que iba a disfrutar de esta experiencia y que regresaríamos a San Juan a tiempo para participar en el desayuno dominical de rigor.

Aterrizamos en la inmensa pista de la antigua Base Ramey en Aguadilla, reliquia de la guerra fría y hoy eje de desarrollo económico regional. A pasos de donde nos bajamos de la avioneta, nos encontramos frente a una panadería. No me podía imaginar que habíamos volado hasta Aguadilla a comprar pan. Lamentablemente, la panadería aún no había abierto, pues su horario dominical era otro, así que habría que regresarse sin pan para el desayuno. Al fondo del local veíamos a los panaderos en constante movimiento. Un empleado nos vio alicaídos y nos vino a atender, explicándonos que no podía vendernos pan porque tanto la caja registradora, como el personal que atiende a los clientes aún no estaban operando. Fue entonces cuando se asomó el dueño y nos dijo que como no nos podía vender el pan, nos lo regalaba. ¡Cuán refrescante, un empresario que se negaba a evadir el IVU!

Lo conocen como Jota O. Su historia personal de combatir la adicción y rehabilitarse; su transformación en empresario social, rescatando adictos a veces hasta ayudarlos a convertirse en empresarios, ha sido cubierta en los medios. Su fama como genial panadero artesanal y, como ser humano, es tal que los hoteles y restaurantes más importantes de Puerto Rico le compran pan.

Para hacer sus panes artesanales, Jota O usa una harina especial importada al país. A veces, como no hay muchos panaderos que la usan aquí, la harina se pasa de su fecha óptima y no puede hacer pan con ella, pues no cumple con sus altos estándares. En invierno, cuando llegan numerosos visitantes de afuera a Isabela, Aguadilla y Rincón, se forma una fila internacional en la panadería y no dan abasto. Así que está planificando expandir su operación para hacer mucho más pan,  pero sin bajar la calidad. Explica que, así lograría las escalas necesarias para asegurar, con su volumen solamente, la frescura de la harina.

Busca siempre usar ingredientes locales y ha descubierto que hay una mantequilla que se hace en Puerto Rico de clase mundial; mejor que la que se trae a sobreprecio de Europa.  ¿Quién se lo podía imaginar? La compra en bloques de 50 libras, pero ya se acercó a los que la elaboran, enfatizándoles la calidad de su producto y les sugirió que la envasaran en empaques pequeños para el consumidor local. Encaminada ya va esta tarea.

Aquí hay muchas lecciones que aprender y mucho aliento para Puerto Rico. En ésta Semana del Emprenderismo, observemos cómo un individuo con visión, capacidad, disciplina, esmero e integridad puede transformarse y, a su vez, cambiar el ambiente que lo rodea. Este maestro nos enseña con su ejemplo, su conocimiento y su habilidad. Visualiza el mundo con un lente diferente que identifica oportunidades y las convierte en realidades. Observando la trayectoria de Jota O, vemos claramente que dónde muchos ven obstáculos paralizantes, otros ven posibilidades ilimitadas y se mueven para aprovecharlas. Que dónde muchos abaratan costos y calidad para “competir”, otros aumentan su calidad hasta el punto en que la gente aspira a volar a un “destino secreto” para disfrutar de una experiencia sin igual.

En la metáfora de este vuelo a un “destino secreto” está el secreto de nuestro éxito en el futuro. Construyendo e integrando experiencias únicas como las de saborear el pan de Jota O, quizás acompañado de la más fina mantequilla del país, convirtamos a Puerto Rico en uno de los destinos aspiracionales para el mundo, como lo es Paris, Roma o Machu Picchu.  ¡Porque cuando se aspira algo, el deseo nos lleva a volar hasta alcanzarlo!

Mi columna romana
by

Mi columna romana

por Jon Borschow, Presidente Foundation for Puerto Rico

publicado en El Nuevo Día

En Puerto Rico ya estamos entrando en nuestro gran ritual electoral, una contienda por poder y beneficio económico con vestimentas ideológicas. Dividiéndonos por bandos, apelando a las emociones, nos cegamos a nuestras verdaderas oportunidades. Así hemos logrado, paradójicamente, uno de los niveles más altos de participación electoral voluntaria en el mundo y a la misma vez un marcado decrecimiento económico.

Al igual que Puerto Rico, Italia lleva una década sin crecimiento económico y está endeudada hasta el cuello. Los italianos han sufrido de una serie de gobiernos débiles y corruptos liderados por demagogos y financiados por oportunistas. En Roma y Milán, los estudiantes y las uniones obreras se enfrascan en interminables polémicas, marchas y protestas.

Sin embargo en Italia, donde nadie se pone de acuerdo, en lo único en que coinciden los grupos políticos, los sectores económicos, los estudiantes y las uniones obreras, si lo están, es en la prioridad del turismo. Es la industria más importante, que aporta cerca de $200,000 millones anualmente a la economía.

Miremos a Roma solamente, visitada anualmente por casi veinte millones de turistas. La población del centro histórico de la ciudad se duplica. Los museos, las galerías, los teatros, los jardines y los monumentos arqueológicos, así como las tiendas, los mercados y los restaurantes se llenan de visitantes. Sin el turismo, Roma estaría en una recesión. Cada sector está claro de que una porción de su actividad económica origina -directa o indirectamente- con el visitante y todos buscan aportar al éxito de esa empresa colectiva.

Los italianos emprendedores están construyendo nuevas e innovadoras experiencias para el visitante. Por ejemplo: bajo un palacio municipal romano, una excavación arqueológica de la villa de un senador del Siglo IV se transforma -con tecnología e imaginación- transportando al visitante en el tiempo a una escena de la Antigua Roma. En Trastevere, el Santurce de Roma, diversos establecimientos culinarios ofrecen una caminata gastronómica al atardecer donde los visitantes pueden saborear la variada cocina del barrio y compartir con los dueños y sus familiares, aprovechando así el tiempo muerto antes de la hora regular de la cena. Desde el proyecto más tecnológico al más humano, se crean experiencias, se crea valor.

¿Cómo logramos aprovechar este tipo de oportunidades y sinergias aquí en Puerto Rico? Pues, requiere varias cosas: que declaremos al turismo y la economía del visitante como una prioridad nacional. Tenemos que romper con el vaivén de las estrategias que varían por cuatrienio y como sociedad tenemos que conocer cuál es nuestra oferta al mundo en todas sus dimensiones, expandiéndola con nuestra capacidad innovadora y presentándola al mundo con tecnología y visión. Nos corresponde a todos definir la oportunidad, el papel y la responsabilidad de cada ciudadanoy cada comunidad para participar. Debemos realinear los papeles que juegan las organizaciones que participan en este espacio -los gremios, las asociaciones, las empresas sociales y las agencias del gobierno- alrededor de estrategias coordinadas donde cada organización esté dispuesta a ceder y asumir los papeles necesarios para que Puerto Rico realice su potencial.

El economista Bernardo Kliksberg, asesor de la Organización de las Naciones Unidas, enfatizó durante su visita a nuestra isla la pasada semana que la solución y la responsabilidad por un proyecto nacional de tal envergadura recaen en un esfuerzo de consenso, conjunto y colaborativo, para construir un nuevo tipo de entidad. La misma debe organizarse dejando a un lado los intereses individuales; y debe ser impulsada por una visión en consenso y estratégica, cuya única prioridad sea un mejor Puerto Rico para todos.

Imaginemos si juntamos toda esa voluntad participativa y toda esa energía colectiva de los puertorriqueños que observamos en nuestras contiendas electorales y las canalizamos en un esfuerzo que, en lugar de dividirnos y paralizarnos, nos permita colocar de nuevo a Puerto Rico en el panteón mundial de los países exitosos.

by

¡Apoyemos a Juan!

Se podría decir que Juan es como el salmón, nadando contracorriente. Cada año, cerca de 60,000 puertorriqueños dejan la isla en busca de mejores oportunidades en EEUU, sin embargo, en el 2010 Juan llegó a Puerto Rico desde Florida a cumplir su sueño de establecer su propia empresa.

Screenshot 2015-10-19 11.33.41

No ha sido fácil. En sus dos primeros intentos enfrentó las dificultades con las que muchos dueños de pequeñas empresas deben lidiar día a día, entre ellas la falta de acceso a capital. Sin embargo, aprendió de esas experiencias y perseveró hasta que encontró un producto que captó su atención y así nació Gorilla Brands LLC., la cual importa y distribuye bebidas alcohólicas.

Gorilla Brands tiene ya más de un año de operaciones y continúa creciendo no sólo en su oferta de productos pero en puntos de venta, con presencia en las principales cadenas de supermercado en Puerto Rico. Si quieres apoyar a Juan a hacer realidad sus sueños, puedes hacer un préstamo de $25 en Kiva: https://zip.kiva.org/loans/16462

by

Colaboración con el Salón Literario Libroamérica

La colaboración es una actitud, es relación en acción y su efecto es hacer que las cosas pasen.

Por: María “Baby” Jaunarena

Hace unos cuantos años Mayra Santos-Febres, directora ejecutiva del Salón Literario Libroamérica, supo de Foundation for Puerto Rico y se acercó, con la curiosidad que la caracteriza, deseosa de conocer nuestro propósito: Transformar a Puerto Rico en un destino para el mundo, impulsando estrategias sostenibles de desarrollo económico y social. Conectándonos así con ese mundo en el intercambio de ideas, conocimiento, servicios, talentos, productos, etc. Abiertos también al mundo para maximizar nuestros activos y aprovechar las oportunidades que nos presenta para enriquecer nuestra experiencia de vida y nuestra cultura.

Festivalimage

Entusiasmada con esta idea, Mayra nos compartió su aspiración y razón de organizar, lo que en el 2013 sería el 3er Festival de la Palabra; un encuentro internacional entre escritores y lectores a celebrarse en Puerto Rico. Rápido se hizo la concatenación (nueva palabra que aprendimos que quiere decir enlace) entre una cosa y la otra….un año más tarde, ambas organizaciones, convencidas del potencial de convertir a Puerto Rico en un centro mundial de intercambio literario, nos dimos el SI oficial y ahora residimos juntas en El Colaboratorio.

El Colaboratorio, nuestra casa, es un lugar mágico porque fue diseñado como espacio abierto para el libre flujo de ideas, saberes y aspiraciones para la transformación de Puerto Rico.  El activo más grande allí es precisamente ese, la conversación que llena el espacio, las relaciones y encuentros no planificados que el mismo promueve. ¡El Salón Literario nos da cátedra de cómo aprovecharlo! Siempre atentos a quién entra y quién sale y esforzándose por conectar. Hace exactamente un año atrás, el 4 de septiembre de 2014, nos visitó una representante de Southwest Airlines para conocer sobre la iniciativa de Puerto Rico como destino para el mundo que impulsa la Fundación. En un breve instante, de camino a la reunión, Patty y Mayra se cruzaron, intercambiaron datos y comenzó la conversación. Hoy, un año después, Southwest es auspiciador del Festival de la Palabra (a celebrarse del 19-25 de octubre de 2015 en el Paseo de la Princesa del Viejo San Juan) y transportará a 25 de los escritores internacionales que nos estarán visitando este año.  ¡Lo importante es empezar la conversación… de ella surge la oportunidad, la innovación y la inspiración!

“Dicen que para que un proyecto de frutos necesita de tres cosas: paciencia, intenciones claras y consistentes y una red de relaciones que la apoyen. El Colaboratorio es esa red de apoyo que tanto necesitábamos. Primero, nos ofrece un espacio idóneo para el trabajo que hacemos. Nos ofrece infraestructura de primera calidad, una a la que jamás hubiéramos tenido acceso como joven organización sin fines de lucro”, nos dice Mayra Santos-Fébres al preguntarle sobre su experiencia en el Colaboratorio. Continuó comentado que “la red de contactos y asesoría también nos sostiene y nos potencia. Hemos logrado concretar alianzas con Southwest Airlines, presentado mejores propuestas a fundaciones, enviado la información de nuestra programación  a gente importante en el funcionamiento de nuestro evento, gracias también a nuestra presencia  en el Colaboratorio.”

Otros ejemplos incluyen la alianza entre Brands of Puerto Rico y Festival de la Palabra para mercadear digitalmente los productos que les ayudan a recaudar fondos para el evento: CD’s, T-shirts, libros, etc. “Han sido muchas las oportunidades de estar en el Colaboratorio. Desde poder sostener reuniones virtuales con equipo que reside en Portugal o en México, contar con espacio para ofrecer talleres de escritura creativa para el público y en los que también participa personal del Colaboratorio, para que conozcan nuestro proyecto desde adentro, hasta reuniones y conversaciones con otros de los seis Colaboradores Residentes que afinan nuestras ideas y proyectos. ¡Es verdaderamente una relación de crecimiento que dista mucho de la mecánica transacción!”

Sin embargo, cuenta Mayra que “a pesar de todo el valor añadido antes expuesto, debemos admitir que lo más que ha evolucionado durante nuestra corta presencia en el Colaboratorio es nuestra visión.  Ahora estamos más conscientes de la importancia del Festival de la Palabra como modelo de desarrollo. De ser un evento para el fomento de la lectura, hemos pasado a visualizarnos como una organización que trabaja para la internacionalización de Puerto Rico como destino que fortalece  la economía del visitante. Sabemos que nuestra Isla tiene mucho que ofrecerle al mundo más allá  de playas, garitas y casinos. Somos un país de una gastronomía, cultura musical, historia, ecología, proyectos educativos, cine, teatro, artes plásticas, servicios médicos, tecnológicos y proyectos comunitarios que pueden ofrecer experiencias transformadoras al mundo entero. Nosotros queremos contribuir a la transformación del mundo. Por eso, la alianza con Foundation for Puerto Rico es tan fructífera.  El Colaboratorio nos da tierra fértil donde crecer y dar frutos. Nosotros le damos al Colaboratorio la oportunidad de ver como su visión da frutos  para el país. Es una hermosa relación que atesoramos y nutrimos”, concluyó.

El éxito de la colaboración depende de múltiples factores como el conversar para identificar sinergías, la disposición a compartir una visión, la capacidad y confianza de comunicar ideas, la apertura para recibir nuevos insumos e información y el desprendimiento para mejorar la idea original con propuestas nuevas aunque no sean las propias, entre otros. En ese constante intercambio se activan conocimientos previos, se provocan nuevas preguntas, se reflexiona sobre el objetivo, se planifica compartiendo las tareas a realizar, se actúa en conjunto y se evalúa con responsabilidad, transparencia y honestidad.  Al final uno comprende y reconoce con humildad que la sabiduría del colectivo siempre es superior a la del individuo.  ¡Colaborar no es fácil pero bien vale la pena!

No te pierdas el Festival de la Palabra 2015 del 19-25 de octubre en el Paseo de la Princesa.

¡Te esperamos!

festival-de-la-palabra-2015

by

Angie’s Natural Beauty

By Foundation for Puerto Rico

Angie Ruiz inherited her love for nature from her grandmother by watching her prepare home remedies for almost every ailment with plants from her garden. These memories inspired her to create her company Katharos Natural Beauty.

www_119102

Angie is using Kiva to borrow $5,000 that will help her grow the business and sell the products outside of her hometown in Puerto Rico.

“I’m a certified artisan, and work in the hygiene and skincare category. I use organic ingredients, and all of my products are handmade. I make soaps, lotions, vegetable deodorants, skin treatments and mineral makeups, even shampoo and conditioners. I have a wide variety of products, and continue learning new techniques and natural ingredients to integrate them to my formulation processes and expand my portfolio”, expressed Angie, who dreams of Katharos Natural Beauty becoming a leader in the handmade natural products beauty segment.

Her products set apart from the competition for their quality; 90% of the ingredients are organic, so they are gentle enough for use in all skin types, even that of babies and the elderly. And there’s a product for every member of the family, including pets.

Angie started studying about formulation and natural ingredients in skincare about seven years ago, and sold her first products to family and friends, but her client list grew by word of mouth. Her products are available through Katharos Natural Beauty Facebook page, and the occasional artisan’s markets. But, about a year ago, her employer shut down operations in Puerto Rico, and she decided to go into business full time.

The entrepreneur took courses on business development at the local program of Small Business Administration (SBA), and when she had her business plan ready, her consultant at the agency told her about Kiva. SBA is now her trustee at the Kiva Zip platform, and with the help of Foundation for Puerto Rico, Angie met her goal and received the loan after one month of fundraising and is headed now to make her dream come true.

To support other Puerto Rican entrepreneurs like Angie, visit Kiva Zip Puerto Rico.

by

Realidades difíciles y oportunidades

por Jon Borschow, Presidente Foundation for Puerto Rico

Llevamos semanas escuchando críticas al Plan de Ajuste Fiscal. Sabemos que el Gobierno intenta negociar con los acreedores para reducir la deuda pública y que propone reducir sus gastos operacionales, aumentar contribuciones e impuestos, así como impulsar varias medidas para mejorar la “competitividad”. Esto último propone alcanzarlo reduciendo los costos de energía eléctrica, de transportación marítima y, más controversialmente, reduciendo el salario mínimo y eliminando beneficios marginales.

Fortalecer la competitividad con “cambios estructurales” es importante (estamos demasiado atrás con este tema), pero tengamos claro que estas medidas que impactan nuestra economía local de servicio y consumo no nos van a sacar de la espiral de la recesión. Las empresas individuales podrían bajar sus costos operacionales, pero la competencia entre ellas las va a obligar a bajar los precios que cobran al consumidor y esto terminará cancelando los ahorros operacionales.

Veamos el escenario de bajar el salario mínimo en los negocios de la economía de servicio y consumo local, sean fondas, “fast foods”, megatiendas o proveedores de servicios. Al bajar el salario mínimo, empobrecemos a sus empleados, mientras el costo de vida sigue aumentando, todo ello sin la creación de nuevos empleos.

Además, recordemos que las manufactureras de fármacos se han ido de Puerto Rico, no porque el salario mínimo fuera alto, sino porque perdieron el subsidio federal y recibieron incentivos ventajosos de lugares como Singapur e Irlanda. Aprendamos de ello.

En Foundation for Puerto Rico entendemos que los cambios estructurales podrían ayudarnos a ser más competitivos si los aplicamos a nuestras oportunidades estratégicas: la exportación de bienes y servicios y la economía del visitante. Son nuestras empresas exportadoras -y, ojo, el turismo es una exportación-, las que generan nuevos ingresos de fuentes externas a Puerto Rico, crean oportunidad para muchos y aseguran un crecimiento económico sostenible. Cualquier reducción en los costos operacionales u otras barreras estructurales que las afecten podrían brindarles una “ventaja comparativa” versus otros lugares en el mundo que exportan bienes o servicios similares. Tenemos que tomar más en cuenta las necesidades de los exportadores al formular nuestra política pública.

Si buscamos que nuestra economía crezca y salir de una generación de estancamiento y una década de contracción, tenemos que romper con la inercia de los intereses escuetos y el cortoplacismo, sobre todo la obsesión electoral de los partidos políticos.

¿Cuándo vamos a entender que un plan de control fiscal no es y no puede ser una estrategia de desarrollo económico? Es impostergable el formular y avalar una estrategia clara de crear valor para el mundo como la tienen tantos países. Tenemos que entender cuáles son nuestras realidades difíciles y nuestras oportunidades reales. Las tenemos que convertir en alta prioridad, con unidad de propósito.

En este momento en que el país busca soluciones, tenemos una oportunidad importante de reconocer y respaldar públicamente una visión económica estratégica que enfatice la importancia de generar nuevas oportunidades de crecimiento y aproveche las fortalezas de Puerto Rico. Ya estamos empezando a movernos en dirección a esa visión, pero necesitamos que se priorice y se acelere su paso. Necesitamos que todos veamos esta oportunidad, el papel que nos toca jugar y asumir el compromiso de ponerla en marcha. Es apremiante que todos los sectores socioeconómicos nos juntemos para respaldar esta visión estratégica que va más allá de la reforma del fisco y de las mejoras estructurales.

En Foundation for Puerto Rico hemos estado trabajando con un sinnúmero de organizaciones comprometidas para crear “Juntos por Puerto Rico”. Éste es un movimiento unificador que integra al gobierno, a los partidos políticos, al sector privado y a los demás sectores no gubernamentales, en un ejercicio de consenso ambicioso y abarcador que propone como estrategia principal, insertar Puerto Rico robustamente en la economía global como un destino completo para visitar, estudiar, trabajar, invertir y vivir, aprovechando las oportunidades que nos presenta la economía del visitante. Ello nos dará la fuerza para convertirnos en el éxito que todos anhelamos.

by

Nuestro Futuro Digital

“Utilicemos nuestro talento local para construir una plataforma digital de clase mundial que integre la oferta (turística), la riqueza y el sabor distintivo de cada región”

Image result for consumo

El consumismo -el impulso de adquirir cosas materiales: prendas de ropa, relojería, joyas, bisutería- está sufriendo una transformación profunda. La gente se está moviendo a buscar satisfacción en su desarrollo personal. Busca experiencias -educativas, culturales, gastronómicas o artísticas y viajan para experimentar otras costumbres, tradiciones, ambientes y aventuras. Este cambio representa una gran oportunidad para Puerto Rico, pero para aprovecharla tenemos que convertir el turismo en una prioridad nacional.

Si queremos lograrlo, tenemos que entender que esto no es algo que les toca y beneficia solo a los hoteles, la Compañía de Turismo, los taxistas o a “los grandes intereses”. Todo Puerto Rico se beneficia -directa o indirectamente- de la actividad económica relacionada al visitante. En Foundation for Puerto Rico creemos que de ella podría depender nuestra recuperación económica, empleos y prosperidad futura.

Todos los negocios participan de la aportación del visitante, no solo los hoteles y los puntos turísticos tradicionales, sino los teatros, museos, cines, las galerías, tiendas al detal, proveedores de servicios, los dueños de propiedades residenciales, las comunidades, cooperativas, empresas sociales, universidades y hasta los bancos. Tienen que visualizar al visitante como eje estratégico y adaptar su oferta para específicamente incluirlo.

Pero, ¿cómo hacerlo? Convirtiéndonos al mundo digital, la tecnología y la innovación son aliados imprescindibles. Así crecieron Apple, Microsoft, Google, Facebook, Trip Advisor, Twitter, Amazon, Priceline, Netflix y LinkedIn. Desarrollaron estrategias y productos innovadores que cambiaron la manera en que nos proyectamos e interrelacionamos.

Nuestros visitantes buscan experiencias auténticas, pero los arrinconamos en la playa y la piscina del hotel o visitando una y otra vez los mismos destinos conocidos. A El Morro y El Yunque llega un millón de visitantes al año. ¿Cuántos se desvían a conocer la oferta cultural de Santurce, Bayamón, Barranquitas, San Germán o Maricao? Si lo hacen, ¿cómo les facilitamos la experiencia, asegurando que tengan transportación, señalización adecuada para que no se pierdan, que no pasen un mal rato o un susto y terminen refugiados en su hotel?

Tenemos que entender los gustos y las preferencias de nuestros visitantes y conectarlos a experiencias compatibles, en lugar de ofrecerles el mismo menú de experiencias a todos. Tenemos que identificar y visibilizar toda la diversidad de oferta que tiene Puerto Rico -los destinos, los eventos, las narrativas. Tenemos que visualizar cómo nuestra vida cotidiana puede ser de interés para ellos, cómo nos podemos compenetrar y provocar encuentros más cercanos; intercambiando algo de lo que somos, nuestra historia y sueños y creando redes de amistades que nos unan al mundo. Utilicemos nuestro talento local para construir una plataforma digital de clase mundial que integre la oferta, la riqueza y el sabor distintivo de cada región; que incluya además toda la oferta, gastronómica, artística, musical o cultural en un rico y dinámico tejido digital que pongamos al servicio de visitantes de todas partes del mundo. Desarrollemos herramientas y aplicaciones digitales que se adapten a sus preferencias y circunstancias individuales, que les permitan planificar y reservar los detalles de su viaje con anticipación a su llegada. Que puedan navegar nuestra geografía, conocer y localizar destinos, acceder servicios de transportación, participar en eventos, trascender idiomas, conectar con guías y servicios, planificar y modificar sus itinerarios, proveer retroalimentación al instante y que con un solo “click” puedan obtener ayuda para resolver todo, desde preferencias hasta emergencias.

En Foundation for Puerto Rico proponemos que nuestro futuro económico depende de convertirnos en un destino de clase mundial. Miremos a Hawái, con solo el 40% de nuestra población, la economía del visitante genera más de $40 mil millones en actividad económica directa e indirecta y 150,000 empleos directos (seis veces la actividad nuestra). Hagámoslo prioridad y los equiparamos.

Usemos este poderoso medio tecnológico para que todo el mundo nos conozca y quiera llegar a Puerto Rico, para que lo pasen de maravilla y se vayan enamorados buscando siempre volver.

by

Economía del visitante inyecta millones de dólares a economía

El presidente de la Junta de Directores de Foundation for Puerto Rico, Jon Borschow, detalló el jueves que, tomando en cuenta la crisis que esta atravesando la isla, la organización esta dirigiendo sus esfuerzos inmediatos a impulsar una sola estrategia que considera esencial para cambiar su trayectoria económica.

“En la Fundación hemos decidido enfocar nuestra misión en lograr transformar a Puerto Rico en un destino para el mundo; estamos convencidos en que lograr un crecimiento acelerado de la industria turística es la clave para que nuestra economía despunte” dijo Borschow.

La organización sin fines de lucro apuesta al turismo desde una óptica más amplia que incluye todos los sectores que se ven beneficiados por el aumento en la llegada de visitantes. “Economía del visitante y turismo significan cosas diferentes, pero complementarias. La economía del visitante se refiere a una estrategia económica que envuelve todo el ecosistema y la oferta que tiene el destino para una gran variedad de visitantes. Esta se define como toda la actividad económica directa, indirecta o inferida que tiene que ver con la visita de una persona”, explicó Borschow.

Cuando un visitante viene a Puerto Rico se crean oportunidades para todos los sectores del país, por su efecto directo, indirecto e inferido en la economía del país:

Economia del Visitante - Suministrado - agosto 13 2015

El titular de Foundation for Puerto Rico puntualizó que “tomando en consideración el efecto multiplicador que tiene la economía del visitante en todos los sectores del país y la diversidad de oferta que tiene Puerto Rico, la Fundación se encuentra trabajando en un plan multisectorial que nos ayude a reposicionar a Puerto Rico como un destino único a nivel mundial.

Actualmente, Puerto Rico recibe unos 3.6 millones de visitantes que se hospedan en la isla anualmente, esto representa aproximadamente el 0.4% del total mundial de visitantes. No obstante, la economía del visitante contribuye $7 mil millones a nuestro producto nacional bruto (PNB).

La meta trazada por la Fundación es lograr aumentar, con el apoyo de un plan estratégico y el favor de todos los sectores, esta contribución al PNB a $14 mil millones para el 2020.

Para más información acceda a http://foundationforpuertorico.org/

by

Cierre de Internado SEO Puerto Rico

Mario Oscar Font Martin, SEO Puerto Rico Intern Clase Verano ’1510549081_583525041753351_3038505399456095134_o

Muy buenas tardes a todos los que nos acompañan en una tarde tan especial como la de hoy. Es hoy que celebramos el final de nuestra experiencia de SEO Puerto Rico 2015 pero el comienzo de nuestra travesía por el mundo laboral. Fue hace apenas unos cuatro meses que esta aventura SEO comenzó al pinchar la opción de “SUBMIT” en la solicitud de SEO Puerto Rico. Luego de esperar unas semanas, recibimos ese correo electrónico para notificarnos que pasamos el primer filtro en nuestro proceso hacia llegar a ser un intern de SEO. Fue ahí que tuve mi primera entrevista con Denisse Rodríguez y al terminar esos 20 minutos de entrevista me di cuenta que buscaban jóvenes puertorriqueños del más alto calibre académico y personal. Así fue pasando el tiempo y se iban intensificando las entrevistas y el proceso de ser aceptado a este prestigioso internado. Una mañana a eso de las 10 recibo ese tan esperado correo electrónico que llevaba verificando todos los días por su llegada. Al abrir el correo se encontraba la noticia de que fui aceptado en SEO Puerto Rico y que estaría viajando a la ciudad de Nueva York para entrenarme en distintos ámbitos de lo que es ser un interno de SEO. Fue en ese momento que me convencí que la misión de este programa era una sólida y prometedora para nuestro futuro como país. Nos escogieron a nosotros 9 como los pioneros de un plan que comenzó hace un año y tiene un potencial extraordinario. Ese norte que es el detener la fuga de talentos de nuestra isla y resaltar que si existen oportunidades en Puerto Rico.

Oficialmente el 17 de mayo emprendimos nueve puertorriqueños en un viaje a la ciudad de Nueva York a dejarle saber al mundo que Puerto Rico es un núcleo de talento y oportunidades que merecen ser aprovechadas. El 18 de mayo comenzamos nuestro primer día de adiestramientos y charlas y lo primero que nos enseñan es que siempre que conozcamos a alguien o nos presentemos frente a un público en el ámbito profesional debemos de seguir el SEO way que por cierto se me olvidó. Dice algo así, Buenas tardes, yo soy Mario Oscar Font Martin y curso mis estudios en gerencia de recursos humanos y gerencia de operaciones en la Universidad de Puerto Rico recinto de Río Piedras. Este verano estuve trabajando en HUB International Carrión, Laffite y Casellas como auditor en el área de recursos humanos. Quizá suene extraño pero eso es lo que nos diferencia como SEO interns. En esa semana en la ciudad de Nueva York tuvimos la oportunidad de conocer a personas extraordinarias como CEO’s de empresas, gerentes de manejo de riesgos y hasta personas que han trabajado mano a mano con el presidente de los Estados Unidos de América. Eran estos pequeños detalles lo que nos iban preparando para lo que fue un verano intenso lleno de aprendizajes, experiencias y sobre todo la satisfacción de saber que Puerto Rico es el pionero en muchos aspectos del mundo laboral y que existen oportunidades, solo hay que buscarlas.

Al llegar ese primer día a nuestras firmas muchos de nosotros estábamos nerviosos pero a la vez emocionados de poder comenzar en nuestras posiciones como empleados de verano de las distintas empresas. Pero era en esas actividades de networking que Denisse ponía nuestros intelectos a la prueba. El día antes de visitar las distintas firmas donde estábamos trabajando, Denisse nos hacía crear tres preguntas para hacerle a los presidentes y asociados de las distintas compañías. Era allí donde extendimos nuestros contactos con el personal de las firmas y discutíamos temas con distintos puntos de vista pero siempre llevándonos esa inyección de conocimiento. No se como se sentían mis compañeros pero al menos para mi esto era sumamente retante ya que me obligaba yo mismo a buscar sobre otros campos como lo son las finanzas, la contabilidad, el mercadeo, entro otras áreas que no son mi especialidad para poder formular preguntas que representaran realmente lo que es ser un SEO intern. Es por eso que hoy Denisse quiero agradecerte. Quiero agradecerte por retarnos, por hacernos sacar lo mejor de nosotros y haber creado en nosotros una visión holística del campo laboral y lo que significa estar en el.

Este ha sido el verano mas intensivo para mi en mis tres años como estudiante universitario. Sin embargo, gracias a esto, gracias a las puertas que SEO Puerto Rico nos ha abierto, mi esperanza de que en Puerto Rico hay un futuro muy prometedor se reforzó. Este internado me ha reforzado mi promesa con mi país, la promesa de que yo le devolveré todo el conocimiento que he adquirido en el a mi gente y al servicio de Puerto Rico, ya que sin eso no estaríamos aquí en la tarde de hoy. Haber trabajado en una firma como HUB International CLC expandió mi espectro de conocimiento en todas las áreas creando en mi un pensamiento mas comprensivo y crítico en la práctica de cada una de las carreras que nosotros los interns intentamos trazar.

A las firmas que aceptaron el reto de recibirnos en sus oficinas e inculcar sus conocimientos y enseñanzas en nosotros, gracias. Ustedes fueron esa llave que nos permitió entrar al mundo laboral de Puerto Rico. Esa llave que nos abrió la mente a decirle si a Puerto Rico y convertirnos en agentes de cambio. Ustedes son parte de la razón de ser de este programa y su filosofía, mitigar, hasta detener la fuga de talentos de nuestra isla. Son estas las noticias que deben de inundar los medios noticiosos, esas noticias que resalten el hecho de que hay compañías como ustedes que le dan oportunidades a jóvenes puertorriqueños en busca de cómo dicen por ahí echar pa’ lante.

Es por esto que en la tarde de hoy les extiendo una invitación a que se unan a nuestra hazaña llamada SEO Puerto Rico, y crecer en números de oportunidades como las que nos brindan ustedes para así poder ofrecerle esta oportunidad a todo joven puertorriqueño que quiera echar adelante. Fomentar en las mentes de cada puertorriqueño que en nuestro país hay oportunidades y que su primera opción sea comprometerse con Puerto Rico y juntos trazar nuestro próspero futuro. Foundation for Puerto Rico ha sembrado la semilla del futuro, ustedes los empresarios, representantes de las firmas que se comprometieron con nuestro país cosechan el fruto del mañana, y nosotros los interns de la clase inagural de SEO Puerto Rico 2015 cultivamos el provenir de esta misión con Puerto Rico. Gracias.

by

Los huevos se pusieron a cincuenta chavos, pero tenemos la tercera mejor playa del mundo

por Aníbal Quiñones, Vicepresidente Creativo, McCann Puerto Rico

Anibal Quinones

Si algo me llevé de mis años en la Escuela de Comunicación Pública de la UIPI, es que es posible cambiar nuestro entorno con la comunicación. No me refiero a que si le digo convincentemente al hoyo en la carretera en el que caigo todos los días que se tape, buscará brea y pala y se auto rellenará. Pero sí, en que puedo provocar un cambio en la cultura que fomenta la aceptación del hoyo y promueve que lo esquivemos en vez de taparlo. El poder que tenemos los comunicadores y los medios masivos como transmisores de ideas y de opiniones nos da la obligación moral de ser muy cuidadosos con el lenguaje y articular claramente mensajes que nos muevan hacia una cultura que atienda las necesidades puntuales que enfrenta la sociedad. Este deber se ha cuestionado bastante en las redes sociales frente al marco de la crisis financiera que enfrenta Puerto Rico. La discusión se ha reducido a un enfrentamiento, en mi opinión simplista, de positivismo y negativismo. Y mientras el ganador de esa batalla se dilucida entre el post que más likes obtenga en Facebook, se nos va el país mientras construimos una cultura superficial, distraída y ajena a lo que verdaderamente nos debe importar como pueblo.

A un lado del discurso tenemos la retórica del “analista político”, tanto el de profesión como Díaz Olivo o Jay Fonseca, como el de esquina que fotutea parchos de titulares con más o menos igual gracia que La Taína. Aquí es donde abunda la prédica del desastre, el evangelio del apocalipsis y donde la noticia y el sensacionalismo se pierden en un tango. Para el bando de los optimistas, es el mensaje de los pesimistas el causante de la desesperanza en el pueblo. Según ellos el constante marroneo de “la cosa está mala” lleva al pueblo a perder las ganas de luchar, de seguir, de intentar nuevas cosas y, peor aún, de que la gente agarre sus motetes y se largue.

En el otro lado tenemos a los optimistas. Las personas que piensan que el país se puede arreglar con buenas noticias. Aquí tenemos de todo, desde la gente que se mueve a buscar una solución a su situación personal y terminan siendo el próximo video viral de Echar Pa’Lante, los que trabajan para darle una buena cara a la mala situación del país, como los movimientos de arte urbano que se hicieron famosos en Santurce, o lo que sencillamente buscan llenarte el feed de tus redes sociales de cuanta cosita te pueda hinchar el pecho, como que Playa Flamenco es la tercera mejor playa del mundo según Trip Advisor o que Carlos Correa bateó otro cuadrangular. Para el bando opositor, los optimistas carecen de profundidad, prefieren vivir en una burbuja alejada de los verdaderos problemas del país o se engañan con querer atender a un paciente en sala de operaciones con los instrumentos de un kit de primeros auxilios. 

Del lado de los optimistas hay algo muy positivo y son las acciones. A falta de buenas noticias que no se queden en algo chiquito, el grupo ha entendido que tiene que salir a provocarlas. El ataque que usualmente se le da a estas iniciativas es que una parte de ellas quedan en lo cosmético o que son secuestradas por individuos en busca de protagonismo.

Con los pesimistas son excelentes en analizar la situación y encontrar las posibles soluciones al problema. Los optimistas dirán que no ejecutan esas soluciones yse reducen a hablar. Otros que al no balancear sus discursos pierden la oportunidad de ser el cambio.

Ambos bandos tienen sus elementos positivos, que en mi opinión, podrían ser la clave para enderezar nuestra situación de país que cada vez luce más como el Costa Concordia. La clave radica en explotar el poder transformador del “odio positivo”.

Un ejemplo publicitario de este concepto es la campaña de Grrr para Honda en el Reino Unido. El concepto detrás de Grrr surgió de una anécdota sobre el jefe de diseño de motores de Honda, Kenichi Nagahiro. Nagahiro detestaba el ruido, el olor, y el aspecto de los motores diesel, y cuando se le asignó diseñar el primer motor diesel de la compañía, se negó rotundamente a no ser que se le permitiera empezar desde cero. La negación de Nagahiro a partir de lo último en la tecnología, del estándar, de lo que es probado y seguro es importante pues es lo que da paso a la transformación de lo ya existente. De haber admirado la tecnología del momento Nagahiro hubiese buscando como mantener los elementos funcionales haciendo cambios de acuerdo al producto que tenía que entregar. Esta motivación de “odio positivo” fue traducido a una canción y una campaña integrada por la conocida agencia Wieden+Kennedy. La campaña no solo logró que las ventas de Honda crecieran en Europa, sino que como pieza de comunicación se llevó todos los premios importantes de la industria, incluyendo el Grand Prix en Cannes.

El ejemplo de Nagahiro es importante porque puntualiza algo que usualmente  olvidamos en la discusión: el reconocimiento de lo malo. No es lo mismo que se hable mucho del problema a que se reconozca el problema. Recientemente el gobierno habló en público de las finanzas del país, acepto públicamente que gran parte de la deuda es impagable y dejó claro que nuestra situación es crítica. Aún así las acciones posteriores dejan claro que, más que el esperado reconocimiento, el anuncio fue parte de una estrategia mediática que no sirve de punta de lanza a un plan de cambio. De parte del resto del país tampoco se ha dado un reconocimiento pues un ciudadano que reconoce su país en quiebra no puede obviar la situación del vecino y reclamar que se mantengan privilegios como escoltas, que no se vuelvan a negociar convenios colectivos o que enviemos delegaciones a juegos olímpicos.

Antes de recibir el primer ataque por ese último ejemplo pongamos las cosas en perspectiva, por cada medalla que ganemos en los Panamericanos son millones de dólares que pudimos usar para salvar una vida en Centro Médico. No es lo mismo apoyar el deporte en el pueblo a apoyar el deporte profesional. Soy un gran fanático y me encanta ver a mis equipos, pero en un momento de crisis, reconozco la crisis y pongo el dinero en donde hace falta

También es importante recalcar que el reconocimiento de lo negativo no es motivo o razón por la falta de esperanza en el país. Tampoco es un impedimento para que exista un cambio o una acción positiva. Más que nunca necesitamos dejar de recitar estribillos de “Puerto Rico lo hace mejor” o llamarnos “La Isla Estrella” y reconocernos como un país quebrado. Tomen el ejemplo de un alcohólico. Todos los días el alcohólico debe comenzar su día diciendo: Mi nombre es Menganito Pérez y soy un alcohólico, sin importar que lleve 20 años sin tomar una gota de alcohol, pues el día en que no se reconozca como un alcohólico es el día que volverá a beber. Como pueblo debemos todos los días comenzar diciendo soy Fulano Quiñones y vivo en un país quebrado. Porque solo así seremos conscientes de regularnos y actuar como nuestra situación dicta y requiere.

Claro está ese reconocimiento tiene que acompañarse con una acción. Esa acción es personal, no de país. Muchas veces queremos hacer las cosas más grandes de lo que son. Eso es lo que crea desesperanza. El no entender como las cosas van a cambiar. El inmovilismo de esperar por estudios y nombrar comités per omnia saecula seculorum. Si yo mejoro mi situación y tú mejoras la tuya y el otro mejora la de él, esas acciones se van sumando y en consecuencia la del país. Aquí hay solo dos deberes: el del individuo a resolver su entorno y el del gobierno a facilitar que pueda hacerlo. Ojo que no es el gobierno que lo va a hacer, pero sí el que lo tiene que facilitar.

Lo que hablo no es nuevo en Puerto Rico. Luego del devastador paso del Huracán San Felipe Segundo en 1928 y el comienzo de la Gran Depresión de Estados Unidos en 1929, la pobreza rampante en la Isla donde la carestía de vida provocaba una verdadera crisis de corte humano, inspiró a un joven poeta y político a conjurar las palabras precisas que sirvieron para crear los discursos que propulsaron la cultura del Puerto Rico modernista. No me interesa pasar juicio sobre la obra de Muñoz Marín el político, más quisiera fijar la atención en Muñoz Marín el comunicador.  La genialidad de su discurso no radicó en pintar un cuadro hermoso de la campiña borincana, ni recitar de los loables atributos del corazón del jíbaro. El discurso muñocista se centró en recalcar la nefasta situación del país, subrayar claramente quién o cuál era el mal que había que vencer y dejar claro solo una vía de salida, la personal. A través de su discurso Muñoz Marín le dejaba claro una y otra vez al pueblo que es el pueblo mismo quién debe resolver su destino. 

Hoy tenemos un pueblo tan dependiente del gobierno como en el 1939 dependía de las grandes centrales azucareras. Nos va tan mal, que hasta el famoso dicho para decir que algo es muy caro queda obsoleto por la realidad. Quizás fuimos demasiado optimistas por mucho tiempo para ver las señales de que algo iba mal. Quizás nuestros intentos de levantar el ánimo y devolver esperanza al pueblo no son más que un intento frustrado de arraigarnos al pasado. Por más bienintencionadas que sean nuestras acciones, ¿de qué nos sirve amar y proteger algo que necesitamos odiar para poder cambiar? Pintando los edificios abandonados no quitamos el hecho de que nuestras urbes se han convertido en madrigueras y hospitalillos. Que nuestros boxeadores ganen un campeonato no quita que cientos de hombres jóvenes mueran en las calles consumidos por el mundo de la droga. Criticar al hermano que se va no te hace mejor persona o más puertorriqueño. Solo en el espacio gris entre el optimismo y el pesimismo encontraremos el espacio para pintar individualmente, cada cual con su color, la imagen que resulte en el génesis de otro Puerto Rico. Con ganas, uno mejor.

by

Un mensaje del Gobernador al Pueblo

por Jon Borschow, Presidente Foundation for Puerto Rico

foto-john-borschow

Les ofrezco mí borrador de un mensaje que me gustaría escuchar del Gobernador al pueblo…

Confieso, que cuando entré en la gobernación pensé que con un mensaje optimista y poco alarmante podíamos responsablemente torear la situación económica – recaudar unas contribuciones adicionales, hacer algunos ajustes en las agencias, pagar un poco más de intereses en los bonos y, eventualmente, la economía se recuperaría. Me tomó por sorpresa qué las agencias fiscalizadoras nos bajaran las calificaciones de nuestros bonos después de mostrar tanta buena fe y disciplina y de cumplir con todas sus recomendaciones. Pero la verdad es que en nuestra Isla llevamos tanto tiempo tapando el cielo con la mano que ya no tenemos suficientes manos para taparlo y la realidad está encima de nosotros. Vamos a tener que enfrentarla con humildad y transparencia al cambiar hábitos, costumbres y creencias muy arraigadas que nos han llevado a esta crisis.

Comencemos con desmentir el concepto de que cada puertorriqueño – empresario, comerciante, obrero, profesional, servidor público o gobernante  –  puede perseguir sus intereses individuales o escuetos sin preguntarse cómo va a crear valor en Puerto Rico. Ya no hay margen para el egocentrismo, para el oportunismo cínico, para reclamar derechos sin importarnos cómo se consiguen y quitarle a otros lo que no nos corresponde, para promover proyectos insostenibles y caprichosos o para proyectar ficciones como la verdad; porque los recursos locales son limitados y se están agotando a pasos agigantados.

Tenemos que transformar nuestra economía con una visión estratégica que crea nuevas oportunidades para todos. Contamos con los recursos de materia, maquinaria y talento necesario. Las posibilidades son muchas, pero tenemos que ponernos de acuerdo en la ruta a seguir, porque sin ella caminaremos todos en distintas direcciones y no llegaremos a ningún lugar.  A continuación les ofrezco una brújula que nos sirve de guía para orientarnos. La dirección estratégica que propongo no fue desarrollada por la perspectiva unilateral de un gobierno, sino por un amplio junte de ciudadanos y organizaciones de carácter multisectorial y multipartidista. Aprovecho mi tribuna como Gobernador para enfatizar la importancia de unirnos en la misma y mi compromiso a respaldarla en lo que al gobierno le corresponde, pero les adelanto que esta propuesta para el desarrollo económico no es solo para el gobierno, sino para TODO Puerto Rico.

Para que nos movamos en una nueva dirección con éxito, tenemos que atraer nuevos ingresos externos a nuestra economía local, creando valor para el mundo. ¿Qué tenemos que ofrecerle al mundo? Mucho, tenemos gente talentosa y educada con experiencia valiosa, buena infraestructura física y tecnológica, un clima maravilloso, una gran belleza natural, una situación geográfica estratégica, accesibilidad aérea y marítima de clase mundial, acceso privilegiado al mercado de los Estados Unidos y una cultura auténtica con múltiples dimensiones artísticas, musicales y gastronómicas y tanto más!

Seamos creativos e innovadores al decidir esta nueva ruta colectiva para asegurarnos que aproveche y nos conecte a nuestras oportunidades con el mundo. Atrevámonos a caminar por donde nunca antes hemos ido y consideremos  las opciones. Escojamos la ruta con cuidado y persigamos las oportunidades unidos, porque el mundo es grande y sus oportunidades están a nuestro alcance si no nos diluimos. Tenemos que lograr que el mundo se enamore de Puerto Rico – para que nos visiten y disfruten la magnífica experiencia, avalen el producto de nuestras empresas de exportación, de servicios, de tecnología y de conocimiento, para que inviertan en nuevas empresas que sirvan al mundo y como un nuevo hogar para todos aquellos que vengan o regresen a crear oportunidades.

Tenemos que reducir nuestra dependencia en las importaciones viéndolas como son, no como motor de desarrollo económico, porque no lo son. Son una necesidad práctica porque hay muchas cosas que no podemos producir localmente. No debemos subsidiar ni a las importaciones ni a los importadores y menos las transnacionales. Es un mito que crean empleos, más bien reducen empleos porque desplazan las empresas locales y mueven el valor añadido fuera de Puerto Rico. Sí, podemos y debemos consumir más productos locales. Tenemos que entender la importancia de esto ya y cambiar hábitos y costumbres para aprender a distinguir al comprar, optando primero por lo nuestro.

Si dejamos a un lado diferencias ideológicas, político-partidistas y de clase y nos comprometemos todos con este gran proyecto de perseguir nuestras oportunidades económicas en el mundo, nos vamos a sorprender de cuan rápidamente las cosas pueden empezar a mejorar. Humildemente comprometo a mi gobierno a echar a un lado el protagonismo y el partidismo y hacer todo lo necesario para que esta transformación se dé. Así mismo, necesitamos que todos los sectores de la sociedad nos comprometamos a trabajar juntos para construir un nuevo Puerto Rico.

by

La piña está dulce

by Alan Taveras, Co-Founder, Brands of Puerto Rico

download

Puerto Rico is in a deep crisis and it’s impossible to deny that fact. Nevertheless, the best opportunities are created in times of peril. Distress and necessity are the biggest fuel of innovation. We all have read that famous quote where Albert Einstein says that a crisis is an opportunity. For this piece I dug a little deeper into that quote. To my surprise, I encountered a paragraph in that same essay that struck a chord. It left our team with the same sentiment we felt after realizing in the early days of March 2014 that thousands of Puerto Ricans joined the diaspora: something has to be done. It goes like this,

“To speak about a crisis is to promote it. Not to speak about it is to exalt conformism. Let us work hard instead. Let us stop, once and for all, the menacing crisis that represents the tragedy of not being willing to overcome it.”

In times of crisis our normal perspective of reality is torn, and only those who have that special “je ne sais quoi” that gives you the strength to turn an idea into an enterprise flourish. A true entrepreneur is a great opportunist.

In the last days of February 2014, newspaper covers started to turn gloomy. Financial crisis, downgrade of our credit ratings and exponential growth in the diaspora were our daily bread. During those days, my brother and I were pushing, against all odds, our digital marketing agency Tresepic. Filled with drive, a few connections, and a little stupidity, we were poised to make our name stand out. One Friday afternoon, the both of us along with two other teammates had the crazy idea of creating the biggest, quality-oriented, catalog of Puerto Rican brands and products to supply the growing diaspora in the states. Both of us had the privilege of studying abroad, thus we knew the hardships that Boricuas go through in order to get the products we love.

For a couple of months we just focused on getting traction and building a brand. After a call with “CNN en Español” where they stated that they wanted to interview us, we knew we had something even though local media didn’t take us seriously until that same interview came out. We launched on July 11, 2014 with only 30 brands. After twelve months, our family of brands has almost tripled and our catalog has more than 500 products. During this year, our team has grown. We have met the most interesting people this island has to offer: talented artisans, innovators, artists, farmers, inventors, creative people from all ages and municipalities, academics, politicians, and celebrities among others. Every day there is a new brand and a new story. In our short life span, we helped people located in the farthest regions of the continental USA and United Kingdom enjoy what Puerto Rico has to offer. We have experienced a roller-coaster of emotions that go from tears of celebration to ironic laughs.

www.brandsofpuertorico.com, the “amazon” for local brands, as many people call it, is just an opportunity that levels the playing field for local entrepreneurs while connecting the diaspora with the products they miss. At the same time, we give them the power of directly investing in our country and those who stayed. It’s a marketing tool, but it has a social focus. A distribution channel that supports the existing local brands, but empowers the new batch of Puerto Rican entrepreneurs. Our slogan, “Somos más que 100×35”, is an open invitation to leave behind the “small island” mentality and start to compete globally. The internet gives us the opportunity to transcend our geographical borders. Brands of Puerto Rico is the e-commerce that connects local brands to the world. Currently, 70% of our sales are shipped to the continental USA.

Even though we brought an opportunity to a sector that had been well abandoned by almost every other one in the Boricua society, it’s imperative that every Puerto Rican collaborates, whether they are located within or outside the island. The patterns are clear, even now that “empresario” has become a buzzword in the “academia”, government platforms, and the press. Almost every entrepreneur I personally had the opportunity to have a one-on-one conversation with (hundreds from every part of the island, thanks to the FUERZA PYME initiative) doesn’t feel supported by the consumers. We need more entrepreneurs, but more importantly, we need to support them by buying their products. A Facebook “like” or a “share” is not enough, we need to change our paradigms and start buying local.

11058422_1564445037151812_2296509656567260341_n

We need to foment innovation and give hope to those who stay. The solution to our economic and cultural crisis needs an open-minded approach to insert Puerto Rico as a global player in the globalized commerce. Our team started with an idea to empower local entrepreneurs and slowly our concept is beginning to take form in other markets. Brands of Puerto Rico is the first step of the Brands of concept, which looks to connect Latin America and its entrepreneurs to the global market. We invite every Puerto Rican, entrepreneur or not, to think differently and act epic.  If we achieve that change of mindset as a collective, our pineapple will get sweeter.🍍😉

¿Cómo se debe desarrollar la economía?

Jóvenes brindan soluciones en pos de crear un plan de desarrollo económico para el país

por Gloria Ruiz Kuilan

 (horizontal-x3)

Ayer 41 jóvenes fueron divididos en cinco grupos por lo que cada uno evaluó un eje de la economía con el fin de pulir el documento “Juntos por Puerto Rico”. (Gerald López Cepero)

Utilizar las escuelas públicas para ofrecer cursos técnicos cortos, aprovechar la diáspora para impulsar la exportación, crear una incubadora de exportación e impulsar la agricultura y el turismo fueron algunas de las ideas esbozadas por un grupo de jóvenes para el desarrollo de la economía del país.

Las ideas surgieron durante la evaluación del documento “Juntos por Puerto Rico”, que contiene propuestas para el desarrollo económico que han sido avaladas por todos los partidos políticos como parte del proyecto Agenda Ciudadana.

“Tiene los cinco ejes temáticos que realmente pueden levantar la economía de Puerto Rico”, dijo la directora ejecutiva de la Fundación Agenda Ciudadana, María de Lourdes Lara.

Esos ejes son la Economía del Visitante, la Exportación del siglo 21, el Eje de creación e intercambio de capital, Economía Solidaria y movilizadora y Adaptación climática y empresas verdes.

Ayer 41 jóvenes fueron divididos en cinco grupos por lo que cada uno evaluó un eje de la economía con el fin de pulir el documento “Juntos por Puerto Rico”.

“Estamos programando que antes de septiembre próximo ese plan completo debe estar presentado y endosado por todos los sectores del país con miras a que sea incluido en los programas de gobierno de todos los partidos políticos, del sector industrial, comercial y sin fines de lucro porque ya se ha recogido ese consenso”, apuntó Lara.

Destacó que los cinco ejes serán la base o definirían el plan de desarrollo económico del que carece el país en pleno siglo 21.

A tono con esa realidad, Elizabeth Bermúdez, voluntaria del Boys & Girls Club de Aguas Buenas, opinó que en ese plan de país es medular que se considere el desarrollo de la agricultura. “Hay muchos espacios libres donde se puede sembrar. No se le da la oportunidad a lo de aquí. Se exporta mucho”, dijo la joven de 17 años.

Para promover un nivel más alto de exportación, Isabel Rullán, de la organización ConPRmetidos, sugirió utilizar la diáspora para conectarnos con el mundo internacional.

“No aprovechamos esos sobre 5 millones de puertorriqueños que están en el exterior y están obteniendo conocimientos. Tenemos un capital que no estamos aprovechando por sus conocimientos y sus conexiones”, dijo tras enfatizar que para exportar tenemos que tener capital y se puede traer del extranjero.

José Jiménez, un estudiante de tercer año de la Universidad de Puerto Rico (UPR) Recinto de Humacao, dijo que avala el eje de “Adaptación Climática y Empleos Verdes”.

“Al ser una isla tropical y productiva no estamos produciendo alimentos para nuestro consumo ni para exportarlo. Creo que si Puerto Rico toma las riendas en la producción agrícola, tendríamos una mejor economía”, sostuvo.

A modo de ejemplo, señaló que en su pueblo, Yabucoa, existen aproximadamente 50 cuerdas de terreno agrícola y “solo siembran farináceos”.

El suelo y el clima que son los elementos medulares para desarrollar esa agricultura, los tenemos, indicó Brenda Martínez, graduada de arquitectura de la UPR de Río Piedras. Dijo que quisiera que el país no estuviese “tan vulnerable” a lo que sucede en el extranjero. Y eso, según dijo, se puede lograr si se logra sostenibilidad en la economía.

Como parte de ese empuje a la economía, también se debe considerar el turismo, pero desde todas sus variantes, dijo Denisse Rodríguez, de Foundation por Puerto Rico.

“Me interesa la economía del visitante, que desarrollemos el turismo, pero más amplio de lo que conocemos. La economía del visitante se refiere a todos las cosas buenas que tiene Puerto Rico para ofrecer más allá de la playa y la garita”, indicó.

Mencionó el turismo educativo, médico, agro y el cultural. “Que la marca de Puerto Rico sea atraer el visitante basado en todo lo que tiene que ofrecer. Eso se está comenzando a mirar. Es algo emergente”, afirmó.

Pero Andrés Vega, estudiante de ciencias sociales en la UPR, Recinto de Humacao, afirmó que no importa cuál sea el empuje que se le quiera dar a la economía es imperativa la solidaridad. Por, eso avaló el eje de la economía solidaria.

“Considero que es medular viendo el nivel de desconexión que tenemos en el país y la actitud de sálvese quien pueda pues no puede haber un desarrollo real”, dijo.

Sostuvo que muchas veces se promociona “lo del extranjero” cuando se debería profundizar y enfatizar en la identidad puertorriqueña.

Otro Puerto Rico

por Jon Borschow y José Joaquin Villamil

Aún en momentos como el actual, podemos aspirar a un mejor Puerto Rico, uno en que la mezquindad política ceda a la unión de todos por buscar soluciones, en que mirar el futuro de noviembre en noviembre ceda a una visión concertada de un mejor futuro para las nuevas generaciones.

Ese otro Puerto Rico debe también estar firmemente anclado en un entendimiento de nuestro entorno global y de las transformaciones que en él ocurren.

Cuando Joseph Stiglitz, ganador del Premio Nobel en Economía visitó Puerto Rico, dijo que no desperdiciáramos la crisis que nos ha caracterizado por varios años. Tiene razón Stiglitz, de las crisis surgen las transformaciones necesarias.

Para muestra no hay nada más que ver la historia. De la Gran Depresión de los años treinta, en los Estados Unidos, surgió lo que es aún hoy una nueva manera de gobernar y de afrontar los problemas sociales y económicos.

Lo mismo podría decirse de otros países en Europa, Asia y aún en nuestra América, donde las grandes transformaciones surgieron de crisis profundas.

En China una crisis de insostenibilidad ambiental, económica, y poblacional ha impulsado la transformación socio-económica más importante en la historia. En una sola generación, un país de 1,300 millones se ha movido del hambre y la pobreza a convertirse en la economía más grande del mundo; se ha movido de un comunismo dogmático, cruel y esclavizante a un proyecto pragmático y empresarista para mejorar la prosperidad y la salud de su pueblo persiguiendo oportunidades económicas en el mundo.

Cuenta con una visión ambiciosa y expansiva de una nueva China como líder mundial, no solo en la productividad manufacturera, sino en la tecnología y la innovación.

UNA CRISIS DE VISIÓN. La crisis que vive Puerto Rico no es solamente fiscal y económica. Peor es la crisis de visión que hemos padecido por décadas.

Sin una visión del futuro que queríamos como sociedad, fuimos ajustándonos al deterioro con medidas que lejos de movernos a una transformación renovadora, la pospusieron y los problemas que nos aquejan empeoraron.

¿Qué hacer? Lo primero y más necesario es reconocer que el modelo vigente de conducir la sociedad y atender los problemas económicos y sociales ya no responde a las nuevas realidades locales y globales.

Necesitamos un nuevo modelo que incorpore, no solamente versiones oficialistas de nuestro futuro, sino que recoja el sentir de una Sociedad Civil resurgente y lo haga parte integral de una nueva visión.

En efecto, que sea capaz de delinear, un modelo de sociedad que nos permita exitosamente perseguir nuestra oportunidad económica en el siglo XXI a través del fomento de las exportaciones industriales, de tecnología y de servicios innovadores, y el desarrollo de Puerto Rico como destino para el mundo a la vez que propicie la sana convivencia resultado de una sociedad incluyente, en que todos somos responsables por su devenir.

LO QUE SE NECESITA. Para lograr esa visión, es imprescindible que se hagan los cambios en las leyes, reglamentos y organizaciones del gobierno, así como también en la cultura, en el sentido amplio de la palabra, pues es lo que define como actuamos, como respondemos a los retos y como estructuramos las soluciones.

No podemos ser exitosos en la transformación con las mismas estructuras, procesos y cultura social que se engendraron en un mundo que ya pasó. Tenemos que transformar la cultura del crecimiento en la cultura de la sostenibilidad, sobre todo social.

EL ENTORNO GLOBAL. Necesitamos principios que nos ayuden a organizar los esfuerzos. En lo económico, es imprescindible que Puerto Rico parta de un entendimiento de la oportunidad que ofrece el entorno global.

A este se le puede llamar la exportación siglo XXI y la economía del visitante, actividad que no solo recibe personas del resto del mundo a través del turismo, sino que nos lleve a ser parte de las tendencias globales en la tecnología, que inserte nuestra cultura y nuestras empresas en las oportunidades globales.

MODELO PARA EL MUNDO. Podemos ser nuevamente un modelo para el mundo, ahora por nuestra capacidad de gobernar de manera incluyente sin dejar de ser jugadores efectivos en el escenario global.

Debemos repensar la manera en que hemos definido el desarrollo. El Premio Nobel A.K. Sen lo define como el proceso de expandir las oportunidades económicas, la libertad individual, el acceso a los servicios sociales, la seguridad y la transparencia. Está implícito en esta definición que el desarrollo es para todos – reducir la desigualdad y la aumentar la movilidad social deben ser prioridades – pero igualmente fomentarlo es responsabilidad de todos.

Aprovechemos esta crisis para forjar una nueva visión, ambiciosa y transformadora para Puerto Rico. Creemos juntos una sociedad integradora y no excluyente para asumir nuestro rol en el mundo.

Una Historia de Colaboración

por María “Baby” Jaunarena, Directora de Colaboraciones

“En la larga historia de la humanidad (incluso de la especie animal), son aquellos que aprenden a colaborar y a improvisar los que tendrán más probabilidad de prevalecer.” (Charles Darwin)

Foundation for Puerto Rico (FPR) cree firmemente que la capacidad de colaborar, de adaptarnos a los cambios, la agilidad para responder y aprovechar nuevas oportunidades son condiciones esenciales para la transformación que necesita Puerto Rico y para su participación efectiva en la economía global. Hoy queremos reconocer estas características en ConPRmetidos, una de las primeras organizaciones con quien establecimos una relación de colaboración.

Estando recién incorporadas ambas entidades, una profesora de MIT le sugirió a ConPRmetidos conectar con FPR insistiendo en la resonancia entre nuestras visiones de impulsar la transformación de Puerto Rico a través de la internacionalización y la innovación social. Sin perder el tiempo, con la agilidad que caracteriza a su generación y sin mucho protocolo, los co-fundadores de ConPRmetidos llamaron al Presidente de FPR, se presentaron y lo invitaron a su primera actividad de lanzamiento que celebraban esa misma semana. Con la misma agilidad, FPR pudo identificar en esa primera conversación su potencial de impacto y respondió sin titubeo invitando a ConPRmetidos  a presentar su propuesta ante la Junta de Directores y otros colaboradores. Este gesto sencillo de apertura y accesibilidad ayudó a visibilizar la nueva energía que trae ConPRmetidos al tercer sector en Puerto Rico.

Ese fue el comienzo de una valiosa relación de colaboración y crecimiento mutuo que ha evolucionado con el tiempo y nos ha llevado a compartir mucho más que una visión, más bien el camino y las herramientas para alcanzarla: el espacio de trabajo, las ideas, los recursos y el talento. El mensaje de ConPRmetidos convoca a su generación del milenio y a la diáspora a visualizarse y comprometerse como actores del cambio en Puerto Rico y a unirse en colaboración en la búsqueda de soluciones innovadoras a los retos sociales y económicos que enfrentamos.

¡Foundation for Puerto Rico vive en colaboración!

Puerto Rico en DC

por Denisse Rodríguez, Gerente de Programas de FPR

Volvía a visitar una ciudad que fue mi hogar hace exactamente diez (10) años. Sentía la misma energía, la misma expectativa de que aprendería y me llevaría grandes experiencias y nuevas amistades. Pero esta vez era diferente, esta vez no venía con manos vacías, sino que estaba preparada para compartir lo que los emprendedores sociales estamos construyendo en Puerto Rico – proyectos de innovación social.

Federico de Jesús Febles, Presidente de FDJ Solutions, fue mi jefe cuando hice un internado con la Congresista Nancy Pelosi a través del Programa Córdova Fernós y The Washington Center. Y fue Federico quien diez años más tarde decidiría organizar e invitarme a formar parte del panel: “Puerto Rico: Social Innovation Solutions in the Midst of Financial Crisis”.  Compartí el panel con Laura Cantero, Directora Ejecutiva del Grupo Guayacán y Miguel Columna, Co-Fundador de ConPRmetidos. Dos personas que tengo el placer de llamar amigos. También nos acompañó el Sr. Steve Vetter, Presidente y CEO de Partners of the Americas, una ONG fundada por el Presidente Kennedy hace más de 50 años y que se dedica al desarrollo económico de América Latina y el Caribe. (¡El Nuevo Día hizo una reseña sobre el foro, “Desarrollo económico desde la sociedad civil“!)

1

Federico de Jesús, Presidente de FDJ Solutions; Laura Cantero, Directora Ejecutiva de Grupo Guayacán; Miguel Columna, Co fundador de ConPRmetidos, Denisse Rodríguez, Gerente de Programas de Foundation for Puerto Rico y Mr. Steve Vetter, Presidente & CEO de Partners of the Americas.

“Desde el verano de 2013, la gran mayoría de las noticias que salen de Puerto Rico en los medios noticiosos de los Estados Unidos se han enfocado en aspectos negativos sobre la crisis financiera y otros retos que enfrenta el país,” dijo Federico. “Sin embargo, existe un movimiento creciente de empresarismo social que tiene el potencial de cambiar el panorama socioeconómico de nuestra Isla para bien. Por eso decidí hace unos meses organizar un foro en Washington, DC para destacar todas las iniciativas positivas que se están dando en Puerto Rico y tratar de cambiar un poco la narrativa sobre la situación económica que vivimos.” 

La innovación social se define como diseñar soluciones innovadoras para problemas viejos, nos enseña a dejar de “manejar” los problemas con curitas y solucionarlos de raíz. En Puerto Rico existe una creciente tendencia a la innovación social y ya hay proyectos con resultados en progreso.

Ante un salón lleno a capacidad y con transmisión en vivo, conversamos sobre muchos temas relevantes, entre ellos:

  • Por qué han surgido empresas sociales que están re-tomando el espacio que le hemos cedido al gobierno y por qué es absolutamente necesario colaborar;
  • El cambio de mentalidad que está ocurriendo donde ser empleados ya no es la única opción y estamos aprendiendo a emprender;
  • El desarrollo de una comunidad de emprendedores, con eventos continuos organizados por un sinnúmero de organizaciones de alto calibre donde los emprendedores pueden conectarse, inspirarse y apoyarse;
  • El desarrollo de la plataforma Puerto Rico Global, mediante la cual nuestra diáspora podrá aportar al desarrollo socioeconómico de la Isla de manera puntual y tangible;
  • Un ejemplo de un puertorriqueño en la diáspora que aportó grandemente la iniciativa Campus Puerto Rico es Daniel Díaz, un líder educativo en el New Haven Public School System que nos invitó y organizó la visita de Foundation for Puerto Rico y varias universidades para una feria de universidades en dicha ciudad. El evento sobrepasó todas las expectativas y ahora estamos en búsqueda de personas que como Daniel Díaz, nos abran las puertas en otras ciudades. Estos puertorriqueños serán Embajadores de Campus Puerto Rico. Si te interesa, puedes apuntarte aquí.
  • La importancia de que todos nos enfoquemos en insertar a Puerto Rico en el mercado global para atraer capital externo y dejar de competir por el pastel local que continuamente se achica;
  • Lo crucial que es para Puerto Rico desarrollar nuestra Economía del Visitante y atraer a millones de visitantes adicionales para disfrutar del turismo cultural, médico, educativo, creativo, agro, etc.;
  • El logro de haber sido mencionados por el Secretario de Estado, John Kerry, en su mensaje durante la Cumbre de las Américas en Panamá en abril 2015, pues Puerto Rico oficialmente forma parte de la iniciativa del Presidente Obama, la Fuerza de los 100,000. Dicha iniciativa promueve que 100,000 estudiantes estudien fuera de los EE.UU y que 100,000 estudiantes del Hemisferio de las Américas estudien en los EE.UU. ¡Y Puerto Rico ahora es uno de los destinos académicos!;
  • Anunciamos que el primer emprendedor de Puerto Rico está accesando préstamos a 0% de interés a través de Kiva y que todos podemos prestarle tan poco como $5. Fello, un agricultor de Utuado que produce sodas naturales fermentadas de frutas exóticas ha recibido préstamos de 150 personas de más de 40 ciudades en el mundo. ¡Tres días más tarde, Fello cumplió la meta de recaudo por un total $6,000, 25 días antes de que finalizara la campaña!

2

El salón estaba lleno de energía, las preguntas de la audiencia reflejaban el interés por conocer más y el networking luego del evento me permitió conversar con puertorriqueños y estadounidenses interesados apoyar a Puerto Rico insertándose en estas iniciativas. Permítanme resaltar algo: estoy sumamente, felizmente sorprendida, de la cantidad de puertorriqueños que quieren regresar a la Isla.

El día anterior, conocí a varios de los Cenadores, un grupo de puertorriqueños en Washington, DC que se han juntado para apoyar a Puerto Rico desde sus posiciones estratégicas en varias organizaciones de dicha ciudad. Me invitaron a su reunión mensual para presentarles las iniciativas de Foundation for Puerto Rico y salí energizada y con muchísimo apoyo e ideas para implementar las próximas fases de nuestros proyectos.

2

Con Mariela Martínez, miembro del grupo Cenadores y Senior Project Manager de Brookings Institute.

Steve Vetter lo dijo perfectamente en el panel…tenemos que pick up the pace, acelerar el paso. Y para eso, se requiere que colaboremos y nos apoyemos para que las iniciativas arranquen y tengan mayor impacto en menos tiempo.

El Sr. Steve Vetter comentó maravillado que las iniciativas que se están llevando a cabo en Puerto Rico son un “bold rebuttal to all of the doom and gloom re: the economy of Puerto Rico and I thought just the right antidote for these challenging times to see the bright, successful, and well educated young Puerto Ricans returning to create a new future. Wow! What could be more exciting? Secretary of State Kerry said it right: La Isla del Encanto. Thanks to all for such an “enchanting” evening.

Precisamente ese mismo día del evento, tuve la oportunidad de reunirme con Steve Vetter, Lee Tablewski, Director de la Fuerza de los 100,000 en las Americas y Liz Calvey. Conversamos sobre las oportunidades para Puerto Rico al atraer estudiantes de EE.UU. y otros países para estudiar sus grados en la isla y la colaboración entre Foundation for Puerto Rico y Partners of the Americas.

4

Con Mr. Steve Vetter, President & CEO of Partners of the Americas, y Mr. Lee Tablewski, Director Fondo de Innovación, La Fuerza de los 100,000 en las Américas.

Este viaje me abrió los ojos, me ayudó a escapar del insularismo que a veces me invade y me hace dudar si estoy tomando los pasos correctos. Validé las iniciativas, propósitos y conceptos a tiempo para la próxima fase de los proyectos. Además, la retroalimentación de los participantes del evento es que están contentos porque han conocido sobre proyectos innovadores que van a ayudar a cambiar el futuro de Puerto Rico y esto los llena de esperanza y fe de que la isla va a progresar.

No quiero finalizar sin compartirles uno de los mejores momentos de este viaje a DC. Mi sobrina Fabiola, quien tiene 9 años, muestra interés en la política pública y Washington DC. Tiene metas bien grandes – se ha propuesto ser Presidenta de los Estados Unidos. Entonces, mi prima y yo nos hemos dado a la tarea de apoyarla y motivarla a que trabaje fuerte por sus sueños. A primera hora del lunes, 4 de mayo, visitamos la Corte Suprema de los Estados Unidos donde nos tomaríamos un café con Ileana Cruz, quien trabaja con la Jueza Sonia Sotomayor. Conocer a Ileana y tomar el tour de la Corte Suprema que Ileana amablemente nos organizó fue un highlight para Fabiola y sé que nunca lo olvidará. 

5

Fabiola E. Vázquez Colón, mi querida sobrina, y yo frente a la Corte Suprema de los EE.UU.

 

by

Olimpiadas de la Prosperidad

por Jon Borschow, Presidente Foundation for Puerto Rico

“Puerto Rico es un gran destino para el mundo, ya sea para vacacionar, estudiar, vivir, trabajar, invertir o exportar”

Parece como si hubiésemos llegado a las Olimpiadas de la Prosperidad sin saber a qué vinimos. Mientras en algunos países entrenan con bates baratos o practican en pistas llenas de agujeros y en otras partes se arriesgan a que los fanáticos del Estado Islámico los acribillen en las piscinas, nosotros no sabemos si vinimos a jugar pelota, pista y campo o a nadar en estilo de braza.

Nosotros, teniendo equipos de primera amontonados en una esquina, preferimos recostarnos. Entre cervezas bien frías, “jangueamos” y escuchamos música en el último iPhone, lamentamos nuestra mala suerte, el execrable estado, la maldita metrópolis; les echamos la culpa a los acaudalados abusadores y a los pobres perezosos; no podemos hacer nada hasta que nos bajen la luz, suban el IVA, cambie el status, nos den otra 936 o llegue un mesías.

Conocemos todas las respuestas a las preguntas que no vienen al caso, pero no nos ponemos de acuerdo sobre quiénes tenemos que ser para competir en la economía mundial del siglo XXI. Allá afuera, países de nuestro tamaño se preparan para la contienda con la estrategia y disciplina de los mejores equipos olímpicos. Saben en lo que son buenos y concentran sus energías en mejorar más todavía.

En Irlanda, todo el pueblo -hasta los taxistas saben cuál es la oferta del país. Tienen una visión, una estrategia, un plan y lo ejecutan. Resultado: un Producto Nacional Bruto de $200,000 millones y 1.8 millones de empleos.

Singapur, con una octava parte del territorio de Puerto Rico, va por el sexto capítulo de su estrategia de transformación. Resultado: un PNB de $300,000 millones y 3.6 millones de empleos.

En Israel, que vive el ambiente más hostil del mundo y gasta en defensa militar más del doble del presupuesto total del gobierno de Puerto Rico, producen Premios Nobel, patentes a granel y comercializan tecnología que transforma el mundo. Resultado: un PNB de $300,000 millones y 3.6 millones de empleos.

En Puerto Rico, estamos estancados y mirando por el espejo retrovisor. Resultado: un de PNB $70,000 millones y respecto a los empleos, un millón y decreciendo.

Nosotros tenemos que competir en las Olimpiadas de la Prosperidad con estrategia y disciplina. Vamos a empezar por la oportunidad más obvia y la única que nos va a sacar del hoyo en los próximos cinco años. Puerto Rico es un gran destino para el mundo, ya sea para vacacionar, estudiar, vivir, trabajar, invertir o exportar. Somos un destino privilegiado, maravilloso y hasta mágico, en el que los que llegan (sea por casualidad o por desconocimiento) invariablemente tienen una reacción positiva, magníficas experiencias y deseos de regresar para seguir explorando nuestro encanto. Lamentablemente, el 95% del mundo ni siquiera nos conoce; es más, el 99.7% de las 1,200 millones de personas que anualmente viajan fuera de su país, nunca llegan a Puerto Rico. Qué oportunidad.

En la Fundación decimos que “el mundo es grande y cabe en Puerto Rico” y es cierto. Tenemos muchísima capacidad para recibir visitantes; Puerto Rico es mil veces más grande que Manhattan, que anualmente recibe 50 millones de turistas, generándole a Nueva York $70,000 millones -lo que produce nuestra economía completa- y casi 400,000 empleos.

¿Cómo logramos que el mundo nos conozca? A través de una estrategia de mercadeo digital –los “blogs”, los Google y los Facebook de la vida- que nos permita acceder al mercado mundial con un alcance y una rapidez que la publicidad tradicional no ha permitido. Ofrezcamos al 95% del mundo que no nos conoce, narrativas visuales, textuales y auditivas que relaten las magníficas y diversas experiencias que ofrecemos, digitalmente categorizadas y filtradas para que cada potencial visitante pueda ver nuestra oferta adaptada a su perfil de intereses. Esto es el futuro.

Vamos a alinear nuestra visión en torno a esta gran oportunidad. Trabajemos juntos por Puerto Rico para competir y ganar en las Olimpiadas de la Prosperidad.

by

Inauguración del Colaboratorio: Mensaje de Jon Borschow

Amigos, compañeros, colaboradores, líderes gubernamentales y empresariales, comunitarios y gremiales, empresarios sociales y trabajadores en pro de Puerto Rico y a todos nuestros distinguidos invitados.

¡Buenas noches a todos! Bienvenidos al Colaboratorio, nuestra nueva casa y, desde hoy, también la casa de todos ustedes, nuestros apreciados invitados.

Me uno al saludo protocolar para hablarles sobre la visión de Foundation for Puerto Rico y porqué nos encontramos aquí esta noche.

El vídeo que acaban de ver habla de lo que hay detrás de todo lo que hacemos en Foundation for Puerto Rico.

Un mejor Puerto Rico, exitoso y próspero, no solo es posible sino está al alcance de todos nosotros. Contamos con todos los activos que necesitamos para lograrlo.

Tenemos que unirnos y alinearnos para juntos perseguir una misma visión de transformación. Salir de la inercia en que nos encontramos, es un asunto de despertar a las posibilidades que nos esperan si trabajamos al unísono.

Despertar no es fácil. Despertar requiere que miremos fuera de nuestros horizontes. Y para eso se necesita visión. Foundation for Puerto Rico surge de la necesidad de despertarnos a las posibilidades que nos trae una visión compartida y de entonces demostrarle al mundo, con nuestra visión y nuestra acción, que somos mucho más que nuestro maravilloso territorio de 100 x 35.

Puerto Rico es talento, ese talento que tanto orgullo nos da cuando ponen nuestro nombre en alto. Ahora queremos lograr que esas voces, que todas las dimensiones de nuestro talento, salgan al mundo, pero trabajando desde aquí — porque no necesitamos exportar nuestro talento, nuestro capital humano, sino exportar el valor que creamos con él.

Nuestra misión es servir como catalizadores en la transformación de nuestra Isla,  promoviendo la colaboración para impulsar estrategias medulares — como la economía del visitante (que incluye todas la dimensiones del a oportunidad económica de PR como destino para el mundo) y la exportación del siglo 21 (que incluye todo producto, físico o virtual, tecnología, conocimiento, que podamos exportar al mundo) — para lograr un país próspero e insertado en una economía global cada día más robusta y más dinámica.

Para lograrlo, Foundation for Puerto Rico sirve de enlace, punto de encuentro, intermediador de conocimiento, y facilitador del diálogo, para que diversas iniciativas nos  conectemos y colaboremos por el fin común de darnos una nueva cara ante el mundo y demostrar que en Puerto Rico todo es posible.

Primero a los de aquí, para que nos motivemos y nos unamos a este movimiento. Luego a la comunidad internacional, para que nos reconozcan por lo mucho que tenemos que aportar como creadores de valor relevante a sus sociedades y economías y para que vean las infinitas oportunidades y experiencias que ofrece Puerto Rico.

Lo que buscamos es lograr un compromiso de cada uno de ustedes – y de todos los que nos conozcan – para que adoptemos esa visión compartida de un Puerto Rico próspero, ahora, con oportunidades para todos. Que trascienda ideales partidistas e intereses sectoriales.

La transformación no se logra de manera segmentada; se tiene que proclamar en una sola voz para lograr resultados que impacten nuestra realidad económica y social, que ya no aguanta más.

Foundation for PR procura unir a Puerto Rico alrededor de una visión de oportunidad para todos. Puerto Rico nos necesita ahora y nos exige absoluto compromiso y excelencia en las gestiones que hagamos en su nombre. No hay espacio para esfuerzos a medias, hay que creer en su potencial y echar el resto!

Puerto Rico es un destino extraordinario para el mundo y podemos llevar tanto allá afuera – pero, primero es necesario que nos miremos dentro de ese mundo, — que entendamos la riqueza – intelectual, cultural, y social – y como aprovechar nuestro clima, nuestra ubicación geográfica y nuestra infraestructura para nuestra gestión con el mundo. Inclusive, aquí tenemos el honor de contar con varias  obras de arte y diseño producto de nuestro talento – que, de paso, les invito a que las aprecien porque reflejan  el espíritu y el propósito de El Colaboratorio,  que simbolizan el despertar a esa posibilidad de que, sí, el mundo es grande… y cabe en Puerto Rico.

¿Cómo Foundation for Puerto Rico logra esa transformación?

Principalmente nos enfocamos en dos estrategias:

En primer lugar, desarrollamos iniciativas que sirven para conectar los elementos y actores necesarios que sustentan la visión estratégica de la economía del visitante y la economía del siglo 21.

Esto se trata de dos acciones básicas: atraer el mundo hacia nosotros como destino y llevar el producto de nuestro talento hacia el mundo.

Ese flujo de interacciones es el que le dará a Puerto Rico más y mejores oportunidades económicas. Es lo que va a lograr que una joven microempresaria del centro de la Isla (sea su oferta gastronómica, artística, intelectual, física o virtual) tenga nuevos clientes en carácter de visitantes de todas partes del mundo; pero que también  le permita soñar con que su producto trascienda los confines de su pueblo y se exporte a otros mercados en los lugares más remotos del mundo.

Por otra parte, en Foundation for PR también impulsamos y apoyamos iniciativas de otras entidades – que nos acompañan aquí esta noche – con recursos, apoyo técnico y todos los elementos necesarios para que organizaciones de impacto en la transformación de Puerto Rico, lo logren y puedan llevar sus proyectos a la escala necesaria.

Una de esas herramientas lo es este espacio que inauguramos hoy. El Colaboratorio by Foundation for Puerto Rico.

La idea de este lugar nace de la necesidad de potenciar proyectos importantes en el tercer sector. Aquí cuentan con un lugar de encuentro, privilegiado en recursos tecnológicos, para adelantar sus gestiones — lleno de arte para estimular la creatividad, pero más importante aún, con múltiples dimensiones de apoyo humano y redes de contactos y colaboradores más allá de las que cualquier organización individual pudiera desarrollar o costear.

El Colaboratorio es más que una estructura, es nuestra misión convertida en un espacio tangible – Es el lugar donde residen aquellos que sueñan incansablemente, que han decidido quitarse las vendas para ver el Puerto Rico que es posible. Es el espacio para aquellos que entienden que esa visión será una realidad solo en la medida que nos apoyemos, nos entendamos, que trabajemos con inspiración, intención y acción colectiva.

Trabajar por Puerto Rico requiere más que un espacio con tecnología y recursos físicos o capital humano. Requiere que seamos innovadores en todo lo que hacemos y que miremos más allá del 100 x 35, requiere un espacio que aprecie el valor de cuestionarnos si de verdad somos 100 x 35 — o 3.5 millones — o si somos muchos más, que reconozcamos el valor de proclamar todo lo que somos y podemos ser, el valor de tender puentes sumando a una diáspora que nos duplica y a tantos más, amigos y admiradores de todas partes que necesitamos integrar a este esfuerzo, reconociendo las oportunidades que el mundo nos ofrece para tejer las redes que nos darán a conocer y traer a casa el capital económico e intelectual que necesitamos para construir nuestro gran futuro.

Por eso, dentro del Colaboratorio hemos creado el Programa Acelerador de Innovación Social, o PAIS. Este es un programa que ayudará a los Colaboradores Residentes, como cariñosamente le llamamos a las organizaciones que comparten el espacio con nosotros, así como a la Fundación, a fortalecer, potenciar y acelerar los propósitos de cada uno. Hoy somos colaboradores residentes:

  • ConPRmetidos
  • Centro de Investigación y Política Pública / Abre Puerto Rico
  • Salón Literario LibroAmérica / Festival de la Palabra
  • Centro para Emprendedores
  • Inversión Cultural
  • Juntos por Puerto Rico
  • Agentes de Cambio un proyecto creado por Seriously Creative
  • Y el equipo de Foundation for Puerto Rico

Quiero aprovechar esta ocasión para también agradecer a todas las organizaciones que se han unido a nuestro proyecto, las que han encontrado aquí su casa y todas las muchas que ya han colaborado con nosotros, dentro y fuera de este espacio, en proyectos que ya han rendido y siguen rindiendo frutos para la transformación de Puerto Rico.

Lograr hacer este espacio una realidad fue posible gracias a un grupo de colaboradores que compartieron nuestra visión y soñaron junto a nosotros.

Quiero hacerle un reconocimiento y agradecimiento especial a los arquitectos Maria Rossi y Fernando Lugo por haber logrado capturar esa visión y hacerla una realidad en un diseño estéticamente precioso, práctico e innovador.

A Nick Prouty de Putnam Bridge por su generosa acogida a este proyecto y por ser un fiel creyente y promotor del potencial de Puerto Rico y a Columbus Network por permitirnos conectarnos al mundo.

No puedo terminar sin reconocer a Damaris Ocasio, COO de Foundation for Puerto Rico, quien se ha dedicado en alma, vida y corazón a este proyecto velando por cada detalle con la excelencia que la caracteriza hasta el último minuto (literalmente!!!)

Finalmente, quiero reconocer a la gran familia de FPR, que se ha unido para impulsar nuestra visión, nuestro Colaboratorio y esta gran actividad de celebración.

Espero que este espacio, el proceso creativo que lo MATERIALIZÓ y que lo anima y todo lo que logre dentro del y dentro de las organizaciones que lo ocupan sea una metáfora para un nuevo Puerto Rico.

A continuación les presento esta pieza que hemos desarrollado para mostrarles en concreto de qué se trata el Colaboratorio. ¡Que lo disfruten!

by

Colaboratorio, bolsillo de ideas y soluciones desde el tercer sector

18 de marzo de 2015

por Gabriela Saker Jiménez para Noticel

 

cdb73321d700fd2383f6bb50d0235e56

En medio del debate público sobre la crisis financiera y el posible colapso del país, se erige un pulmón de esperanza en la ciudad de Santurce. Se llama el Colaboratorio.

Es un laboratorio, pero no exactamente. En este espacio, no se pasean batas blancas ni gafas de protección, no hay tubos de ensayo ni probetas, pero sí permea ese ánimo de rigurosidad y mirada minuciosa para resolver problemas.

En este caso, el objeto de estudio es Puerto Rico, y la búsqueda apunta hacia la cultura, la economía, la innovación, la transparencia gubernamental, la diáspora, el emprendimiento. Existe una intención, desde la investigación y la creación, de producir cambios reales en cada área que obstaculiza un porvenir vital para Puerto Rico.

La entidad sin fines de lucro Foundation for Puerto Rico (FPR), que aboga por la innovación y la inserción de Puerto Rico en el mundo como motor económico, formalizó ayer la apertura de un espacio del Colaboratorio, espacio de intercambio colaborativo entre varias organizaciones sin fines de lucro para experimentar y crear propuestas encaminadas el desarrollo económico, social y cultural del país.

El equipo de trabajo de FPR, liderado por su presidente y fundador Jon Borschow, eligió a ocho organizaciones a base de un proceso cuidadoso de selección debido al espacio y recursos limitados. “Son pequeñas organizaciones que tienen un alto impacto potencial para transformar a Puerto Rico y queremos llevarla a sus capacidades para maximizar su impacto”, enfatizó Borschow.

El Colaboratorio, aparte de convertirse en un espacio de ventilación de ideas y gestación de proyectos, también intenta aunar esfuerzos con organizaciones que, por su naturaleza, se les dificulta la búsqueda de los fondos necesarios para llevar a cabo sus proyectos.

Es una oficina, pero no exactamente. No se nutre de cubículos, ni se alimenta de esa atmósfera gris de gabinetes y alfombras. Es un espacio en su mayoría abierto, todos trabajan en conjunto, ambientado con obras plásticas y esculturas de artistas locales, como Sofía Maldonado y Constructo Digital, con detalles en madera puertorriqueña, con colores y exposiciones artísticas acordadas con el Museo de Arte Contemporáneo.

Aparte del área de trabajo regular, también encierra en sus 8,700 pies cuadrados tecnología de alto nivel y espacios variados destinados al “brainstorming”, trabajo en silencio, conversatorio, salones de adiestramiento, con pizarras interactivas, equipados virtualmente, y un auditorio abierto al público para realizar actividades.

Por su parte, el Centro de Investigación y Política Pública, mejor conocido como ABRE PR se une al Colaboratorio como una entidad que fomenta la trasparencia gubernamental a través de la recopilación de datos y documentos de las agencias públicas accesibles al pueblo. Además, intenta lograr que la ciudadanía ejerza su derecho a la información.

El equipo de ABRE PR, antes trabajaba de forma remota, con unos tres colaboradores escudriñando desde sus casas cientos de páginas de política pública, según contó Guarionex Izagas, joven empleado de la organización que estaba inmerso en papeles. “La dinámica es excelente, no es como una oficina cualquiera, tú llegas y es muy fácil establecer lazos con las otras (organizaciones)”, aseguró.

Izagas ocupa un escritorio frente a Inversión Cultural, un proyecto que fomenta el emprendimiento desde la cultura. De ese mirarse día a día y palabras esporádicas, surgió un enlace colaborativo en el que ABRE PR proporcionará documentación pública para fiscalizar la administración de fondos dentro del Gobierno destinados a la inversión cultural. “No notas las inversiones que uno escucha que se hacen”, apuntó.

Borschow también destacó la labor de conPRmetidos, una organización de jóvenes mileniales que estrecha un vínculo con la diáspora. También, Juntos por Puerto Rico se mantiene como una organización multisectorial y multipartidista, que busca crear un Plan de Desarrollo Económico a largo plazo para Puerto Rico.

Completan la lista de organizaciones el Salón Literario Libroamérica, que mediante su Festival de la Palabra anual se esfuerza por insertar las letras puertorriqueñas en el panorama mundial, así como PR IT Cluster que intenta convertir a Puerto Rico en líder de servicios de informática a nivel global, el Centro para Emprendedores que ofrece servicios de consultoría a pequeñas empresas, y Seriously Creative.

Durante sus primeros meses, Foundation for Puerto Rico fue sencillamente un concepto junto a una conversación sostenida. A principios del 2013, arribó el primer empleado a tiempo completo. Hoy cuenta con 14 trabajadores a tiempo completo, casi una docena de internos y decenas de voluntarios.

“Ha sido una evolución de pensamiento, una serie de epifanías, algunas compartidas con otras organizaciones. Es un proceso de aprendizaje acelerado en pro de Puerto Rico”, dijo Borschow.

Foundation for Puerto Rico se basa en dos vertientes medulares. Por un lado, intenta impulsar la economía del visitante, empuñando la noción de Puerto Rico como un destino atractivo para los viajeros, por su potencial cultural, educativo y de salud. Apuestan así a un turismo más allá de “las playas y la garita”.

“La gente viaja no solamente por recreación, sino también para mejorar su salud, para educarse, para recalibrarse como seres humanos, para inspirarse y para participar de otras culturas. Puerto Rico tiene para ofrecer una cultura auténtica, local, no solamente histórica, sino una cultura en evolución constante”, comentó.

La segunda vertiente se orienta hacia una Exportación del siglo XXI, para colocar a Puerto Rico como un exportador de bienes no solo materiales, en cuestión de manufactura y farmacéutica, sino relacionado con conocimiento, innovación, material virtual y contenido. Comentó que, históricamente, la industria local ha estado concentrada “en lo de aquí”, y “no hemos mirado hacia ese mundo más grande”.

Así el Colaboratorio, ubicado en Ciudadela, en una ramificación de la columna vertebral de Santurce, abre sus puertas al público con la visión compartida de desarrollar el potencial del país.

by

Somos el destino

por Jon Borschow, Presidente de Foundation for Puerto Rico

Mientras dormíamos, arropados por la ilusión de que éramos sabios y autosuficientes, nos cayó encima el siglo XXI. Mientras peleábamos por tonterías, el mundo nos dejó atrás. Mientras nuestros líderes bailaban y nos hacían bailar al ritmo de su “jingle” del momento, malgastamos y nos endeudamos de manera insostenible.

Mientras aquí dormíamos, en el resto del mundo la creación de valor a través de la innovación y el conocimiento ha ido desplazando los motores tradicionales de desarrollo económico. Mientras nuestro modelo educativo se estancaba, el mundo produjo millones de ingenieros y científicos. Mientras importábamos y consumíamos, otros aprendieron a exportar conocimiento, tecnología y servicios y nosotros a exportar nuestro talento. Mientras disputábamos cuál idioma era la prioridad y no enseñamos ninguno bien, el mundo aprendió a ser multilingüe Mientras seguimos buscando cómo zapatearnos, individual y colectivamente, del lio que hemos creado, nos seguimos hundiendo.

La realidad no nos quita el puño de la cara, tenemos los acreedores en la puerta, tenemos que tomar medidas con el fisco y con la deuda. Hay que reformar el gobierno -romper el ciclo del bacalao, del guiso y del buscón- impulsar la transparencia y corregir la improductividad de tantas agencias. Igualmente, tenemos que reformar el sector privado que ya no sabe lo que es crear valor y ha confundido el concepto de innovación con la creación de campañas de publicidad. Aun así, ningunas de estas medidas nos salva, si no entendemos el mundo del siglo XXI.

Usemos la alquimia sicológica para convertir estas difíciles realidades en oportunidades. Un mundo cada día más rico busca nuevos destinos y experiencias únicas que traducen en una enorme industria “economía del visitante”. Valorada globalmente en $9 billones anuales, Puerto Rico (un destino de clase mundial) captura solamente $7,000 millones.

Puerto Rico es un destino que permite innumerables experiencias como vacacionar, vivir, establecer empresas mundiales, mejorar la salud y educarse; así como inspirarse y recalibrar la vida, refugiarse del frío y hasta del calor. Tenemos la localización geográfica perfecta, un clima insuperable, belleza natural envidiable y mucho más que playas. Contamos con infraestructura física y tecnológica, excelente accesibilidad interna, aeropuertos de alcance intercontinental y puertos para cruceros. Tenemos profundidad intelectual, cultura auténtica, calor humano, sentido de humor, música, baile, arte y gastronomía.

Duplicando nuestra “economía del visitante” a $14,000 millones, podemos crear 70,000 empleos sostenibles. Se van a llenar los hoteles, posadas, paradores, casas de playa, apartamentos y habitaciones alrededor de la isla. Se van a llenar los museos, galerías, conciertos, restaurantes y chinchorros. Se van a llenar las universidades y se fortalecerá la industria de la salud. Vamos a convertirnos en la isla de las convenciones y festivales. Vendrán voluntarios a limpiar las playas, a cosechar el café y a jugar dominó en las plazas. ¡Vendrá el mundo a aprender cómo se hace!

Para que esta visión se realice, tenemos que entenderla y compartir las oportunidades de eslabonamientos que crea para todos. Tenemos que activar nuestros genes colaborativos e invertir nuestra energía y talento colectivo en diseñar y desarrollar una “economía del visitante” a la altura del siglo XXI, visionaria, avanzada, digital, sofisticada y comprometida con la excelencia.

Tenemos que usar nuestras organizaciones comunitarias para establecer redes de proveedores y diseñar experiencias para todos los gustos. Nuestras universidades para educarnos sobre los temas relevantes y crear narrativas y estrategias. Nuestras empresas locales de tecnología de información para desarrollar plataformas digitales que nos conecten directamente con potenciales visitantes de todas partes. De todo este trabajo, surgirán las políticas públicas que le tocará al gobierno implantar.

Si invertimos nuestra alma y nuestro corazón en transformarnos en torno a esta nueva visión, la economía va a crecer y las dolorosas y disputadas medidas para tratar de salvar el fisco no serán en vano. No hay otra estrategia que nos saque de esta recesión. Invito a nuestros líderes políticos, empresariales y comunitarios a que juntos la hagamos realidad.

by

Todos somos cómplices

por Jon Borschow, Presidente/Fundador Foundation for Puerto Rico

publicado en El Nuevo Día, 14 de febrero de 2015

_MG_6014Hace un siglo, el bacalao llegaba salado en cajas de madera y era una fuente de proteína abundante. Costaba a tres chavos la libra y al que le sobraba, con la generosidad que nos caracteriza como pueblo, le tocaba repartirlo a los suyos. Nos acostumbramos a repartir el bacalao cuando llovían los miles de millones en fondos federales y dinero prestado. Hoy, el bacalao está a peso la onza. Pero el hábito nos sigue afectando como una enfermedad progresiva que nos paraliza, ciega y adormece.

El proceso electoral se ha convertido en una competencia mediada por el dinero, con la expectativa de los que militan de recibir beneficios económicos a través del otorgamiento de puestos o negocios, restándole objetividad y efectividad a los procesos decisionales.

Hasta las ideas -la moneda del progreso humano- se evalúan no por sus méritos sino pasándolas por filtros como la afiliación o consanguineidad del proponente, o sus implicaciones ideológicas. Los países más adelantados auspician la innovación y los más retrógrados la suprimen. ¿En cuál grupo queremos estar?

Necesitamos el mejor talento para el Gobierno, pero el filtro excluye no sólo por afiliación partidista o padrinaje, sino a aquellos que por sus principios, o su visión independiente, no bailan al son de los intereses políticos. Se ha engendrado una clase de intermediarios y cabilderos cuyas intervenciones aumentan costos y distorsionan prioridades. Se le da preferencia a los proveedores de servicios que más aportaron a la campaña en lugar de los más capacitados, innovadores o con los precios más competitivos para el fisco.

Las empresas importantes mantienen como socios y ejecutivos a personas que tengan el acceso político para impulsar sus intereses irrespectivamente del partido de turno. Todo el mundo o juega el juego o no guisa. Ya no es tan importante ser excelente en lo que se hace porque se compite a base de acceso y no de añadir valor. Lo que se ofrece es mediocridad a precios inflados.

Se ha creado una complicidad y codependencia profunda entre el sector público y el resto de Puerto Rico. La expectativa de todos es que nos toca un pedazo del bacalao “fiao”. Negocios, universidades, gremios, uniones, empresas sociales, organizaciones comunitarias, todos lo reclamamos.

Entramos en la complicidad del silencio porque si uno crítica lo sacan del guiso, y ninguna crítica se considera constructiva. La consigna es, o estás conmigo o contra mí. Inclusive, dentro de los bandos políticos se silencian los ataques a cosas mal hechas del otro bando cuando ambos lo hacen.

Al permearse el Gobierno y la sociedad civil del clamor -y el conflicto- de los intereses, se va nublando la visión estratégica y minando nuestra capacidad colectiva de progresar en el mundo altamente competitivo del siglo 21. La pérdida compartida de objetividad y misión afecta la salud de nuestra sociedad y de nuestra democracia y somos todos cómplices.

Tenemos que reevaluar la presunción de que el partido de turno, al ser electo, ha ganado el derecho prioritario por un cuatrienio de distribuir beneficios y privilegios a sus partidarios, amigos o favoritos. Tenemos que terminar con la expectativa del resto de la sociedad de que sus conexiones, cabilderos y credenciales partidistas les otorgan ser los recipientes.

Tenemos que atemperar la política pública a la disciplina de una nueva visión estratégica establecida por consenso multipartidista y multisectorial que debe trascender los intereses individuales para responder a una más amplia misión solidaria. Tenemos que reconocer nuestra complicidad colectiva, las mentalidades cortoplacistas, los impulsos egoístas, el buscar lo fácil y quitarle al otro sin pasar el trabajo de producirlo. Tenemos que idear nuestro futuro con inventiva y colaboración.

Tenemos que movernos de la disputa al diálogo donde se nos va revelando que nuestras aspiraciones y talentos individuales se pueden alinear en una visión colectiva de creación de valor para el mundo.

Somos todos cómplices y responsables de cambiar nuestra realidad. Obremos juntos por un Puerto Rico, ético e innovador, insertado en el mundo, con nuevas oportunidades para todos.

by

El hogar es donde está el corazón

Serie: “¡Mamá! ¡Borinquen me llama!”

por Angela Drew

10850226_10100487872183249_6592633726401195805_nHace más de 2 años atrás decidí mudarme a los Estados Unidos, no en búsqueda de trabajo, si no por amor. Conocí el amor de mi vida, que en esos momentos vivía en EU, a través de amistades en común. En Puerto Rico ya trabajaba como Dietista Clínica, acabando de comenzar en el ámbito laboral.

Al mudarme de país aprendí, aparte de que el frío y la nieve no son de mi preferencia, que en estos lares se respeta más la opinión de la dietista. Siendo la diabetes la PRIMERA causa de muerte en PR, se esperaría que el gobierno y la comunidad se preocuparan más sobre la salud de su país y el rol importante de la dietista. No ayuda que en PR el salario de una dietista es la mitad de lo que se ofrece en EU, más si lo comparas con otros profesionales de la salud.

10848784_10100480366913869_8368745864318008985_oAunque hay varios beneficios de vivir en EU, PR es donde está mi familia y la de mi esposo. Al pensar en algún día tener nuestra propia familia, anhelamos que nuestros hijos crezcan con sus abuelos y tías. Cada vez que vamos de visita a PR no nos queremos montar en el avión. La familia, el calor y la comida hacen que uno no quiera irse. Es más, hace poco compramos una casa y todavía no se siente como nuestro hogar. En esos momentos es que pensamos que nuestro hogar es donde esta nuestro corazón y nuestro corazón está en Puerto Rico.

??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

by

Shape Your Mindset & Drive Puerto Rico Towards Globalization

por Felipe Castro Quiles

Throughout my entrepreneurial existence I have experienced both the business environments of some of the greatest economic superpowers, and the weakest economies in the globe. From nations as divergent as Germany and Haiti, or U.S.A. and Romania, I have acquired a distinct sense of global vision that brought me back to Puerto Rico.

Therefore, despite understanding that my own opinion is never more than that, I will enumerate some advises that might structure the business behavior of those who genuinely chase a space in what I consider, the world’s new Era of business.

The following simple, yet structured thoughts pretend to broaden the sense of patriotic and social compromise each and every citizen of Puerto Rico should embrace to assure strategic positioning among the emerging developing economies of globalization:

 Complaining will only delay your achievements.

All of us experience the iniquities of life one-way or the other. Whether you were born in the opulence of a privileged family in your country, or the first in line to inherit the numerous debts of your parents, you will never achieve a thing by complaining. Even more, as Stephen Hawking one stated, “People won’t have time for you if you are always angry or complaining.”

Thus, instead of shouting out all your mischiefs, roll up your sleeves and start working for positively structuring your situation and that of those that surround you. 

No other person will help humanity advance more than you.

Nowadays, it is typical to be surrounded by people in big cities, such as NYC, feeling completely desolate and detached. Regardless of the fact that technology is connecting human beings in an astonishing fast-pace, and the human race is advancing into a web-age that will admit everyone at anytime, we still behave in a natural state of independence that stops us all from growing at the same pace.

Hence, you need to start devising the perfect way to plot your evolution. At the end, the world will continue to function without you; it is imperative that you start structuring your own way of helping your fellow beings advance.

Education & knowledge equals advantage

Kofi Annan once declared that, “Knowledge is power. Information is liberating. Education is the premise of progress, in every society, in every family.” Consequently, there is no easier way to explain my postulate other than emphasizing the advances that common knowledge has contributed to the occlusion of stagnation. For example: 1) the African American community in attained justice through the single weapon of education; 2) women have reached a high level of rightful equality; 3) the LGBT community has earned a much-deserved place in modern society; etc.

Accordingly, it is your duty to educate yourself to pertain to an international liberating trend that will expand throughout the years to come, and searches human equality in the broadest sense of the word. Puerto Rico will transition into a member of the global community if education is preeminent in society; you are responsible for your education, and your education responsible for collective development.  

We are all “in the same boat.”

Uruguayan President José Mujica asserted that, “…globalization includes us all, we are in the same boat “,” we must learn to include diversity in this world, and it is difficult “, ” It is difficult because we are slaves to our visions.” Our destiny will be fulfilled only if we understand our strengths, weaknesses, threats, and opportunities. We are not alone in this world, will never be, and therefore can’t consider ourselves above or bellow any other government, group, or ethnicity.

If we learn to identify our strength, reduce our weaknesses, monitor our threats, and chase our opportunities our journey to become a World Class Country will be pleasant and definitive.

For this reason, motivate yourself to the task of opening yourself to the world; connect with people that share your same objectives, and meet citizens of other cultures, races, and ethnicities. By this, you will be able to recognize your social value and understand that of the other citizens of the world.

Share your life and be the change.

Additionally, there is nothing better than word-of-mouth to spread your attributes! Without a doubt, Puerto Rico has a vast amount of attractions, advantages, and offerings, do not expect them to be diffused only by the government. To get them known, just express your thoughts, communicate them, and embellish your life with the paradigm of globalization.

At last, join those who want to make a meaningful difference in the world, the Island, and their lives. The future of our precious “Isla del Encanto” will welcome you. Do us all a favor and, “Be the change that you want to see in the world.” (Mahatma Gandhi)     


picture

Felipe Castro Quiles se inspiró por nuestra serie “¡Mamá!   ¡Borinquen me llama!” y preguntó si podíamos compartir su columna en nuestro blog. Felipe es puertorriqueño y regresó de Miami porque reconoce las oportunidades en Puerto Rico y quiere ejercer su responsabilidad como ciudadano.

by

What can we do differently?

por Raúl Palacios

nota por Denisse Rodríguez Colón

We want to share with you an English version of this opinion piece written by Raúl Palacios, President of the Association of Latino Professionals for America (ALPFA) and originally published in El Nuevo Día on Friday, October 24, 2014.

384ddb6

As part of having been born, raised and now actively practiced my profession as a CPA in Puerto Rico, I’ve seen, and on occasion, actively participated in our national sport. No, I’m not talking about our beloved basketball team nor am I describing our rich boxing history. I’m referring to the consistent criticism about the absence of leadership in our country. When we talk about our current problems, we jump at the chance of pointing out the faults in the system; however, rarely do we actively search for or implement solutions to our complex problems. Maybe because of fear of failure, lack of spare time or maybe we lack the desire needed to change the world.

However, the question that we rarely ask ourselves is what about us? Where’s our responsibility? Why aren’t we holding ourselves accountable for our passive attitude? The irony that I find in this is that during my two years serving as a voluntary community leader, I’ve been witness to many initiatives driven by local leaders that are vigorously working towards the betterment of our country. Is it that we aren’t effectively communicating our own initiatives? Initiatives from organizations like the one I lead locally, known as ALPFA (Association of Latino Professionals for America), which is focused on empowering Latino leaders, as well as Foundation for PR, Guayacán and ConPRmetidos should be a main topic of discussion among all of us, in order to contribute to the development of future leaders in Puerto Rico.

How am I so sure? Upon the first two years after graduating from the University of Puerto Rico-Rio Piedras Campus in 2010 I realized that I had lost contact with practically my entire network of university colleagues. Also, I did not know any mentors that could help me reach my potential as a professional, until I had the opportunity to attend my very first ALPFA Convention as a PwC Delegate back in August, 2012. It was during this career-altering event where I realized that there was something missing. I knew that there was an overwhelming thirst for leadership development back home that no one was providing, and thus seized the opportunity to lead an initiative that could make a difference in the development of young professionals thereby contributing directly to the advancement of our economic competitiveness in the global economy.

I know what most must be thinking, sounds like a worthy goal, but how do we accomplish it? If we were to give access to everyone that is hungry to better themselves an avenue to exchange contacts, resources, ideas, and mentors, we would be providing an environment that facilitates new opportunities for our talent, companies and our local community. This way, our young professionals would have an equal opportunity to learn from current leaders and thus, provide them the necessary tools to become the present and future of Puerto Rico.

Albert Einstein once said “Insanity is doing the same thing over and over again and expecting different results”. We can’t continue to consistently criticize are current circumstances if we aren’t willing to contribute to the change we all want to see take place. We can’t solely rely on others to solve our problems. We have to learn take action! And how exactly do we do that? Leading, promoting and supporting all these positive initiatives that look to create, and not just wait, for the change we all desire to see take place.

pwc-corporate-headshots-3-rpjpg

by

Por qué regresar a Puerto Rico ha sido la mejor decisión que pude haber tomado a mis 30 años

Serie: “¡Mamá! ¡Borinquen me llama!”

por Wilmarie Ríos

(nota por Denisse Rodríguez Colón)

Recientemente he conocido muchos jóvenes profesionales que han decidido regresar a Puerto Rico por varias razones, pero generalmente, porque quieren ser parte del cambio y porque tienen optimismo sobre nuestro futuro. Las historias y motivaciones son tan interesantes y, francamente, inspiradoras que las TENGO que compartir con ustedes. Es por esto que hoy damos comienzo a una serie de blog posts periódicos con Wilmarie Rios. Hemos titulado dicha serie ¡”Mamá! ¡Borinquen me llama!” pues esta frase del celebrado poema de Virgilio Dávila recoge nuestro sentir cuando estamos lejos.

Wilmarie regresó a Puerto Rico en agosto del 2014 luego de 7 años fuera de Puerto Rico y está muy emocionada por compartir su historia. Como la ingeniera que es, decidió hacer una presentación en PowerPoint. La pueden accesar aquí.

Espero que la disfruten.

¿Conoces otros jóvenes profesionales que han decidido regresar a Puerto Rico? Por favor conéctal@s conmigo a denisse.rodriguez@foundationpr.org.

by

El entrenamiento de Kiva Fellows finalizó… ahora a continuar desarrollando Kiva Zip Puerto Rico

por Denisse Rodríguez Colón, Gerente de Programas Foundation for Puerto Rico

Con Premal Shah, Presidente y CEO de Kiva, frente al mapa del Caribe donde pueden observar mi tarjeta sobre Puerto Rico.

Acabo de finalizar el entrenamiento de Kiva Fellows. Fueron cinco días sumamente intensos con una sesión detrás de la otra, lleno de aprendizaje práctico y muy útil. Me voy con un entendimiento mucho más profundo de Kiva, su propósito, los miembros del equipo y un plan de ejecución para Kiva Zip Puerto Rico. Pero lo más valioso que me llevo es que ahora formo parte de la comunidad de Kiva Fellows.

Tuve la oportunidad de conversar con Premal Shah, Presidente y CEO de Kiva, sobre PR y está súper emocionado con el desarrollo de Kiva Zip en la Isla. Es una persona sumamente humilde ‘down to earth’ y contagia a todos con su pasión por la misión de Kiva.

Mis 33 compañeros son personas de 12 distintas nacionalidades con un corazón inmenso. Estas personas viajarán esta semana a distintas partes del mundo – India, Samoa, Vietnam, Kenya, entre otros – para trabajar en el campo con emprendedores sin recibir salario por cuatro meses. ¿Por qué? Porque les apasiona la misión de Kiva – facilitar oportunidades de desarrollo y empoderamiento para personas que no son servidas por las instituciones financieras tradicionales. Juan Barbed lo muestra en un vídeo que hizo para recaudar fondos cuando se preparaba para ir a El Salvador como voluntario Kiva Fellow. Me inspiró.

20150130_171844

Luego de mucho estudio, celebramos nuestra graduación como Kiva Fellows. Una de las paredes de la oficina de Kiva está forrada de mapas de cada continente del mundo.

 

pinning_collage

 

 

 

Cada uno recibimos una tarjeta con nuestra foto y nombre. Con un imán, la colocamos sobre el país que serviremos. ¡Yo, por supuesto, coloqué mi tarjeta sobre Puerto Rico!

20150130_171733

Luego de colocar la tarjeta sobre Puerto Rico, recogí mi certificado y me encontré con todo el Staff de Kiva que nos recibía a gritos y aplausos.

office_cheer

Recuerdo cuando llegué a la oficina de Kiva el lunes y ví esta pizarra en la puerta de entrada, desconocía lo que me encontraría al abrirla. Sentía un poco de nervios e incertidumbre. Hoy, Foundation for Puerto Rico forma parte de la familia de Kiva y viceversa.

facebook_14230972890821

Regreso a Puerto Rico con el corazón más grande, con más ganas que nunca de dar a conocer Kiva Zip Puerto Rico por toda la isla y a trabajar de la mano con los trustees para que nuestros emprendedores puedan accesar préstamos a 0% de interés por parte de individuos de todas partes del mundo. Puedes leer la primera parte de esta experiencia aquí.

by

Kiva Zip Puerto Rico: A punto de comenzar…

por Denisse Rodríguez, Gerente de Programas de Foundation for Puerto Rico

20150131_1920043

Hoy es lunes, 26 de enero de 2015, son las 5:30 am en San Francisco y no puedo dormir porque en Puerto Rico ya son las 9:30 am. Usualmente a esta hora hice ejercicios y estoy trabajando. Ante mi insomnio, decido escribir sobre mi experiencia durante el entrenamiento para Kiva Fellows. A las 8:30am (hora pacífico) comienzo mi entrenamiento junto a decenas de otros Kiva Fellows. En el avión estuve leyendo sus perfiles y tod@s tienen trayectorias impresionantes. Que dicha formar parte de este grupo de personas que comparten una pasión por ayudar a crear oportunidades alrededor del mundo.

Los Kiva Fellows son voluntarios que les apasiona la misión de Kiva y se ofrecen a trabajar en algún país remoto del mundo directamente con la comunidad para facilitar el crecimiento de Kiva a lo largo de un período mínimo de 16 semanas.  El programa Kiva Fellows está diseñado para incrementar el impacto de Kiva, ofrecerle a los participantes una experiencia única en la industria de las microfinanzas y proveer una oportunidad profesional de gran valor.  La posición es voluntaria y los miembros reciben una semana de adiestramiento en la sede de Kiva en San Francisco, además de acceso a la red de ex-miembros de Kiva. Los Kiva Fellows son esenciales a la organización ya que sirven como los ojos y oídos de Kiva en el campo, ayudando a extender los recursos limitados para maximizar su efecto e impacto.

Kiva es la primera plataforma en internet de micropréstamos persona a persona.  Actualmente, Kiva está en busca de individuos hábiles que puedan hacer contribuciones significativas al desarrollo económico comunitario en ciudades estadounidenses y Puerto Rico a través de la nueva iniciativa de Kiva llamada Kiva Zip.  La meta de Kiva Zip es expandir la inclusión financiera, apoyar la creación de empleos locales y aumentar la conectividad entre prestatarios y prestamistas a través del microcrédito.

Foundation for Puerto Rico está desarrollando Kiva Zip Puerto Rico junto a varios trustees. Los trustees son organizaciones que identifican emprendedores elegibles, los endosan públicamente en la plataforma para solicitar préstamos y los apoyan durante el proceso. Por nuestra parte, Foundation for Puerto Rico ha donado $10,000 para apoyar el desarrollo de Kiva Zip en Puerto Rico.

zip_stickerV2

Pero falta algo… emprendedores. Varios de nuestros trustees han identificado emprendedores que cualifican para solicitar préstamos de Kiva Zip. Sin embargo, necesitamos una persona que lleve de la mano al emprendedor y al trustee durante el proceso: asesorándolos paso a paso y contestando sus preguntas y dudas con respecto a la plataforma y la industria de las microfinanzas en general. Esto es crucial principalmente al comienzo porque nadie aún ha accesado Kiva en Puerto Rico como prestamista.

Aquí es que entran los Kiva Fellows. Aquí estoy, a punto de comenzar el primer día de entrenamiento como Kiva Fellow, en una ciudad que no había visitado y sumamente emocionada por lo que aprenderé esta semana.

by

Aquí (Puerto Rico) me quedo

por Yinet Ocasio, Directora de Efectividad Organizacional de FPR

Empecé a trabajar en Foundation for Puerto Rico hace apenas unas semanas… y que par de semanas. Con frecuencia leo sobre los miles de puertorriqueños que brincan el charco en busca de oportunidades, mejores trabajos, mejor educación para sus hijos, en fin, lo que ellos mismos llaman un futuro mejor. No solo eso, sino que hasta hay ferias de empleo para abonar a la fuga de talento o seminarios sobre como relocalizarte con éxito…  y tengo que confesar que hasta hace unos meses yo era uno de esos muchos. Lo que nunca, yo que siempre había dicho que yo era de aquí como el coquí, me sorprendí un día buscando en LinkedIn trabajo fuera de Puerto Rico y pensando que si quería un cambio tenía que irme de aquí.

En mi cabeza escuchaba el eco de mi voz diciendo tengo que hacer algo pero no sabía qué… y sucumbí a la salida fácil, abandonar el barco. ¿Cómo llegué ahí? La negatividad y el pesimismo de la gente, el esperar una solución mágica y la desilusión de ver que nada cambiaba; ¿quién podrá ayudarnos?, y el Chapulín colorado nunca llegaba. Así que me drené y me quité, imagino que eso le pasa a muchos. Muchos que se rinden y pocos que luchan.

Entonces conocí el trabajo que hace la Fundación y entendí que sí hay algo que yo podía hacer. De momento encontré de nuevo ese positivismo que siempre me caracterizó y descubrí como yo puedo contribuir para mejorar a Puerto Rico. Yo sí puedo ayudar a que se creen más empleos, sí puedo apoyar a mejorar la calidad de vida de todos los que vivimos en Puerto Rico y, no solo eso, sino que también puedo traer de vuelta a los que un día se cansaron y embarcaron.  Puedo ayudar a transformar mentalidades, puedo construir camino, puedo impulsar el cambio que anhelaba. Ya no tengo que irme… todo lo que quiero está aquí, mi futuro es Puerto Rico.

Ahora quiero enfocarme en hacer, no solo pensar. En luchar, no en esperar. Trabajar junto a mis compañer@s para promover la economía del visitante, proveer acceso a capital, atraer turismo cultural y educativo, revitalizar Santurce (ese es solo el comienzo), hacer a Puerto Rico más accesible y vinculado con el mundo, conectar a todos los residentes de Puerto Rico con lo que la Isla tiene para ofrecer sin importar su nacionalidad. Vivir con la colaboración como principio vital, inspirar a otros y visualizar ese futuro que está aquí al alcance de nuestras manos… solo tenemos que trabajarlo.

Ya no me rindo, ya no me voy.  Ahora me uno a los que luchan porque sé que SI hay algo que hacer, porque quiero apoyar a Puerto Rico, maximizar nuestro potencial, ser parte del cambio, porque yo puedo contribuir. Y si yo puedo, todos podemos…Yo aquí me quedo, porque SÍ.

 

by

¡Por qué SÍ PODEMOS insertarnos en la economía global!

images9CICKMPH

por Francisco Rivera, iImpact Intern REAP Program

Ya son casi ocho meses desde que comencé mí internado en FPR. ¡WOW, que rápido pasa el tiempo! Recuerdo ese día como si fuera ayer, estaba súper emocionado de comenzar una experiencia completamente nueva, la cual representaba el comienzo de mi desarrollo como persona y como profesional. Desde ese primer día, la frase: “Insertar a Puerto Rico en la economía global” se ha convertido en parte de mi vocabulario diario, frase que aunque había escuchado antes no había tenido la oportunidad de analizarla más a fondo. Entonces, comencé a trabajar en el proyecto, REAP o Regional Entrepreneurship Acceleration Program, el cual busca acelerar el desarrollo económico de Puerto Rico mediante el empresarismo guiado por la innovación como motor para lograr ese objetivo. Fue a partir de aquí, cuando comencé a envolverme más en la visión de la Fundación y pude entender mejor lo que significaba esa famosa frase. Estando expuesto a todos estos temas, empecé a darme cuenta que realmente contamos con todos los activos necesarios para lograr insertarnos en el mundo. En el caso específico del proyecto REAP, he podido ver que contamos con una grandísima comunidad de empresarios con ideas y productos innovadores, que van desde: aplicaciones que buscan medir el rendimiento deportivo, empresarios que desarrollan nuevas tecnologías/alternativas para fomentar la agricultura hasta jóvenes entre las edades de 16-18 años que han trabajado la idea de desarrollar una aplicación móvil que busca facilitar el proceso de buscar estacionamiento, entre muchas otras cosas más. Además de laborar en el área de empresarismo, he podido participar en eventos culturales completamente diferentes como: el Festival de la Calle Loíza, un festival único y diferente, donde te podías cortar el pelo y cambiarte el look, comprar artesanías hechas de materiales reciclables, comprar en tiendas donde puedes intercambiar tu ropa usada que no se piensa usar más por otra pieza de ropa y lo que más me llamó la atención, la activa participación de una organización llamada BasuraCero, la cual logró incentivar una cultura de reciclaje durante el evento. Además está el desarrollo de un sinnúmero de proyectos interesantes y diferentes que están pasando alrededor de Puerto Rico como: CinemaParadiso en la Calle Loíza, el proyecto del Estuario de San Juan, el proyecto del Caño Martin Peña y muchos otros, los cuales en mi opinión, demuestran que los puertorriqueños se están dando cuenta que es hora de hacer las cosas diferentes y que tenemos que explotar todo aquello que nos hace únicos, para lograr poner a Puerto Rico antes los ojos del mundo. En fin, considero que Sĺ PODEMOS y estamos listos para insertarnos en la economía global, solo tenemos que unir todas esas cosas que están pasando y buscar las formas de demostrarlas a un mundo que tiene sed de Puerto Rico. ¡Boricua unámonos, y demostremos al mundo que Puerto Rico lo hace mejor!

by

Finding My Purpose

gisellegisellefinding-your-purpose

por Giselle Nevares, Gerente de Programas en FPR

During my “Meaning of Life” years I often asked myself: “What is my purpose in life and how can I work on something really meaningful where I feel fulfilled?” Since I graduated from college, I have worked at a bank, an auditing firm, a real estate company, even at a plastic surgeons office (that was crazy!!)… Not to say that I haven’t appreciated working in these past organizations, some were very enjoyable jobs, others were horrendous, and I felt like stuck in a bottomless pit without any hope of getting out. I have, however, never enjoyed anything more than working at Foundation for Puerto Rico.

Here are the reasons why:

1. It’s not a money making machine where you are just a number stuck working for “The man”. 2. I get to be part of a greater cause, a movement focused on Puerto Rico’s future, which is great because this generates positive energy. 3. My fellow coworkers are all about collaboration and teamwork, which is how it should be… everywhere, always! 4. I am given the leeway of gravitating towards different projects where my strengths are better suited for. Right about now you are thinking: “How can I find something meaningful for myself?”

This WILL happen, IF you try looking for new things that are not of the status quo.

Find out more info about nonprofit organizations in P.R. You never know if they are looking for someone who fits your exact skillset. Take continuous education seminars. Learn new things so you have a better chance to find something better & greater. Volunteer at a nonprofit organization. You never know the connections you can make and the opportunities that can arise from volunteering. Start saving up money so you can start a business. Be your own boss!

gisellegiselle

by

Imaginándonos cómo nos vieron

El-festival-de-la-Palabra-de-Puerto-Rico-reunira-a-40-escritorios-de-todo-el-mundo

por Jon Borschow, Fundador y Presidente de Foundation for Puerto Rico

En Japón, la tradición de las artes y la cultura es tan importante que las figuras artísticas y literarias de más distinción se elevan al nivel de “tesoro nacional”, una designación que permite que estos seres excepcionales puedan concentrar sus energías en su obra. En Puerto Rico, nuestros “tesoros nacionales” han tenido que enfrentar los tiempos que nos azotan con su propia iniciativa y capacidades de innovación; a veces con resultados extraordinarios.

Durante una semana llena de noticias de cierres y pérdidas de empleos, el Festival de la Palabra, producto de la mente fértil y energía ilimitada de un tesoro nacional, la talentosa autora Mayra Santos Febres, convergió en el Viejo San Juan la flor literaria de Iberoamérica. Este extraordinario evento atrajo a miles de visitantes al Paseo de la Princesa, el Arsenal de la Marina en la Puntilla y al Teatro Tapia con más de noventa eventos -lecturas, encuentros, presentaciones, charlas magistrales, debates, conversaciones, declamaciones, diálogos, paneles de discusión, premiaciones e interludios musicales. La ambición, profundidad y organización del evento parecían más allá de lo que se considera posible en Puerto Rico.

En esa joya internacional histórica y arquitectónica que es el Viejo San Juan, tuve la oportunidad, junto a miles de puertorriqueños de todos los sectores sociales, de participar de diálogos con autores, poetas e intelectuales argentinos, brasileros, chilenos, uruguayos, colombianos, peruanos, dominicanos, haitianos, guadalupenses, cubanos, guatemaltecos, nicaragüenses, mexicanos, catalanes, madrileños, gallegos, navarrenses, zaragozanos y mallorquines, portugueses, alemanes, franceses y hasta de la Guinea Ecuatorial.

Estos visitantes no se limitaron a sus participaciones en el Viejo San Juan, sino que recorrieron la Isla entera en un proceso orquestado, llegando a nuestros pueblos, participando en decenas de eventos en nuestras escuelas, conversando con nuestros jóvenes (nuestro futuro caudal) y exponiéndolos a ese Mundo Grande que por una semana cupo en Puerto Rico. Ahora estos poetas y autores, estrellas de la palabra, regresan a sus países nativos con sus corazones y memorias llenos de entusiasmo por la belleza de su experiencia y por el encanto auténtico de un pueblo.

Este intercambio nos eleva ante los ojos del mundo, desmantelando estereotipos nocivos que se han creado en el vacío de nuestra ausencia presencial en un mundo que apenas conocemos y que apenas nos conoce. Es en ese gran mundo en la periferia de nuestro consciente que yace nuestra futura oportunidad. Un Puerto Rico como destino internacional, como eje de intercambio multilingüe y multicultural, como centro de una economía integral y solidaria, basada en la innovación y el conocimiento. En las calles de San Juan y las montañas de Maricao, en el caño de Martín Peña y el cañaveral donde la guajana es flor y símbolo, en el tejido cultural e intelectual de nuestra Isla, está nuestro futuro éxito.

El Festival de la Palabra se tiene que salir de la periferia de nuestro consciente. Tiene que dejar de ser la visión y proyecto de una mujer extraordinaria y su equipo de trabajo incansable para convertirse en modelo de desarrollo y prioridad para todo puertorriqueño.

El próximo festival y, en todos los eventos que celebren la diversidad cultural e intelectual, tenemos que trabajar juntos -gobiernos y comunidades, empresas sociales y capitales, grandes y pequeñas- para asegurar que se desborden de peregrinos culturales nuestros hoteles y hostales; que nuestros aeropuertos se llenen de vuelos, regulares y fletados llegando de todas partes del mundo con visitantes que vienen a recorrer nuestras calles, nuestras montañas, nuestros pueblos y a conocer nuestra alma. ¡Así vinieron y nos vieron y así como nos vieron, nos tenemos que imaginar!